Aqualia
Connecting Waterpeople
Laboratorios Tecnológicos de Levante
BELGICAST by TALIS
NOVAGRIC
Fundación We Are Water
AMPHOS 21
UNOPS
Fundación Botín
Regaber
Vector Motor Control
NaanDanJain Ibérica
Insituform
Kurita - Fracta
GS Inima Environment
Isle Utilities
AECID
STF
FENACORE
Saint Gobain PAM
Molecor
Idrica
EPG Salinas
ABB
Elliot Cloud
J. Huesa Water Technology
Lama Sistemas de Filtrado
Fundación Biodiversidad
Global Omnium
Baseform
Smagua
Asociación de Ciencias Ambientales
Grundfos
Aigües Segarra Garrigues
TFS Grupo Amper
Rädlinger primus line GmbH
DuPont Water Solutions
Hach
Fundación CONAMA
Ingeteam
ACCIONA
Grupo Mejoras
Aqualia
SCRATS
Filtralite
Innovyze, an Autodesk company
Control Techniques
Cajamar Innova
Blue Gold
TecnoConverting
AZUD
Agencia Vasca del Agua
DAM-Aguas
AGENDA 21500
HANNA instruments
LACROIX
IAPsolutions
ITC Dosing Pumps
ESAMUR
Consorcio de Aguas de Asturias
Ulbios
Catalan Water Partnership
Prefabricados Delta
ICEX España Exportación e Inversiones
Gestagua
Aganova
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Cibernos
s::can Iberia Sistemas de Medición
Danfoss
Xylem Water Solutions España
Confederación Hidrográfica del Segura
ADECAGUA
Bentley Systems
Likitech
IIAMA
biv Innova
FLOVAC
Saleplas
Hidroconta
UPM Water
Redexia network
EMALSA
Minsait
Elmasa Tecnología del Agua
CAF
Sacyr Agua
ISMedioambiente
Barmatec
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Kamstrup
Red Control
Terranova
Schneider Electric
CALAF GRUP
BACCARA
Almar Water Solutions
TEDAGUA
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
VisualNAcert
1 de Febrero en Isle Utilities Webinar Series

Proyecto HOLOANTAR: ¿Cómo se comportan los suelos helados tras retirarse los glaciares?

  • El equipo del proyecto HOLOANTAR, en el que participa la Universidad de Oviedo, evalúa el comportamiento del terreno en áreas deglaciadas de la Antártida y cuantifica en un 17% de retroceso del glaciar Rotch en casi 60 años

Sobre la Entidad

Universidad de Oviedo
La Universidad de Oviedo es la institución pública de educación superior e investigación del Principado de Asturias. Con más de 400 años de historia, dispone de una completa oferta de Grados adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES)...
ABB

Un equipo internacional en el que participa la Universidad de Oviedo ha demostrado por primera vez la degradación del permafrost, suelos que se mantienen helados en profundidad después de que un glaciar se haya retirado. Un estudio publicado en la revista científica Earth Surface Processes and Landforms prueba cómo el suelo helado en profundidad en las áreas recientemente deglaciadas de la Antártida Marítima también tiende a la degradación, incrementándose significativamente la erosión del terreno. Es decir, después de retirarse los glaciares, estas áreas, principalmente costeras, experimentan numerosos reajustes y procesos erosivos con altas tasas de movilización de sedimentos, por lo que tienden a perder masa terrestre.

Los investigadores Marc Oliva (Universidad de Lisboa) y Jesús Ruiz (Universidad de Oviedo) han liderado el trabajo, que sugiere cómo puede ser el paisaje y los procesos actuantes en el continente antártico en un futuro con menos hielo. Los escenarios climáticos apuntan a una intensificación general del calentamiento hasta finales de siglo en todo el continente, que en el caso de la Península Antártica hará retroceder los glaciares.

Después de retirarse los glaciares, estas áreas, principalmente costeras, experimentan numerosos reajustes y procesos erosivos

En las nuevas áreas libres de hielo el terreno no consolidado, protegido anteriormente por el glaciar, tiende a ser evacuado hacia los arroyos y al mar y, en consecuencia, se pierde masa terrestre. Este fenómeno, que ya se había constatado en amplias áreas del Ártico y altas montañas de latitudes medias con importantes consecuencias socio-económicas, es la primera vez que se detecta en la Antártida. La investigación se lleva a cabo en el marco del proyecto HOLOANTAR, financiado por la Fundação para a Ciência e a Tecnologia y el Programa Polar Portugués.

Los estudios llevados a cabo en la península de Punta Elefante en la Isla Livingston han permitido a los investigadores constatar que el glaciar Rotch ha perdido un 17 por ciento de superficie de hielo. Para acreditar estas cifras, Oliva y Ruiz han utilizado un sistema de información geográfica que ofrece imágenes por satélite recientes de la zona con fotografías de un vuelo de supervisión que se realizó en el año 1956. 

La Península Antártica es una de las áreas de la Tierra donde el incremento térmico ha sido más pronunciado las últimas décadas, cuantificándose en +2,5ºC desde finales de los años 50 del siglo pasado (en contraposición a otros sectores de la Antártida donde la tendencia es hacia el enfriamiento o la estabilidad climática). Estas condiciones climáticas más cálidas han comportado una intensificación del retroceso de los glaciares en numerosas áreas, particularmente en el norte de la Península Antártica, donde las temperaturas medias anuales están más próximas al punto de fusión. Conforme el hielo retrocede, aparecen nuevas áreas libres de hielo, lo que propicia que la superficie terrestre entre en contacto directo con la atmósfera. 

Redacción iAgua

La redacción recomienda