La gestión de la agricultura de regadío es una oportunidad de lucha contra el cambio climático

167
0
  • gestión agricultura regadío es oportunidad lucha cambio climático

Sobre la Entidad

Universidad Pública de Navarra
La UPNA, Campus de Excelencia Internacional, imparte 18 titulaciones de Grado y 27 de Máster en sus campus de Pamplona y Tudela.

Diversos expertos reunidos en la Universidad Pública de Navarra (UPNA) han puesto de relieve la importancia de la agricultura de regadío en la fijación del CO2 atmosférico y su potencial para la reducción de gases de efecto invernadero, mediante una gestión sostenible de este tipo de agricultura. La presencia de estos especialistas se ha enmarcado en una jornada técnica correspondiente a un proyecto cofinanciado por la Unión Europea (Life Regadiox), a la que han asistido unas 80 personas, entre técnicos de empresas públicas y privadas del sector, productores, estudiantes e investigadores.

El proyecto Life Regadiox tiene como objetivo diseñar, demostrar, testar y difundir el impacto que un modelo mejorado de gestión sostenible de la agricultura de regadío, integrado en las políticas agrarias y en las estrategias rurales de Navarra, puede tener en los efectos del cambio climático (captación de CO2 o dióxido de carbono y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero). En él trabajan la Fundación Fundagro (socio coordinador), el grupo de investigación sobre Gestión Sostenible de Suelos de la UPNA y el Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias (INTIA).

La jornada ha contado con la participación de profesionales de prestigio, como Claire Chenu, embajadora de la FAO en el año Internacional del Suelo, investigadora en AgroParisTech y participante en la reciente Cumbre del Clima en París. En su intervención, ha identificado a la agricultura y ganadería como sectores estratégicos en la lucha contra el cambio climático, y ha puesto de manifiesto el gran potencial de los sistemas agrarios como fijadores de carbono, al ubicarlos como un pilar importante para conseguir los objetivos acordados en la reciente cumbre climática. En su alocución, describió la existencia de iniciativas como la llamada “del 4 por mil”, lanzada por el Ministerio francés de Agricultura, que sirven para resaltar la oportunidad que supone el aumento de las reservas de carbono orgánico en los suelos agrícolas.

Diversos expertos reunidos en la UPNA han puesto de relieve la importancia de la agricultura de regadío en la fijación del CO2 atmosférico y su potencial para la reducción de gases de efecto invernadero

La singularidad del sector agrario

Por su parte, Oihane Fernández-Ugalde, investigadora del Joint Research Centre (JRC) de la Comisión Europea, describió la singularidad del sector agrario como una oportunidad en la preservación de los suelos europeos y abogó por cohesionar, mediante estudios regionales más detallados, los datos existentes que cuantifican el contenido de carbono en el suelo y la evolución de este. De esta forma, explicó que la conformación de la política agraria comunitaria se enfoca, ineludiblemente, hacia una agricultura medioambientalmente sostenible, que priorice la preservación de los recursos naturales, reduzca su huella ambiental y favorezca la producción agraria bajo un sistema coordinado que garantice el suministro de alimentos de calidad y seguros.

Además, Iñigo Virto Quecedo, coordinador del proyecto Life Regadiox en la UPNA, y Nerea Arias Fariñas, del INTIA, han presentado los resultados de las investigaciones en campo, según los cuales, en varias parcelas de ensayo repartidas por la geografía Navarra, se han cuantificado los datos de absorción de carbono por parte del suelo agrícola en diferentes sistemas productivos, y las emisiones de GEI (gases de efecto invernadero) asociadas a estos sistemas. Estas mediciones ofrecen tasas de captura de CO2 para diferentes cultivos y sistemas de manejo de regadío. En algunos casos, estas tasas han alcanzado niveles elevados, que pueden compensar las emisiones asociadas a los cultivos. Se describió también cómo la adopción de los manejos más adecuados para optimizar la fijación de carbono y la reducción de emisiones es necesaria para optimizar este potencial de mitigación.

Proyecto para la lucha contra el cambio climático

El proyecto Life Regadiox trata, por tanto, de establecer datos y cuantificar los resultados que ofrece la agricultura de regadío en un contexto de lucha contra el cambio climático: un trabajo que busca su aplicación en campo mediante una guía de buenas prácticas donde el agricultor vea reflejada su función como agente medioambiental que sostiene el territorio, de modo que todo ello quede reflejado en un beneficio económico directo, a la vez que medioambiental, para el conjunto de la sociedad.

Este proyecto pretende, por tanto, la aplicación en campo de una serie de medidas y técnicas orientadas a reducir el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero de los sectores agrícola y ganadero. De esta forma, se podrá llegar a tener explotaciones más sostenibles medioambientalmente, que permitan competir en mejores condiciones en el mercado y ser punta de lanza en el desarrollo de una agricultura eficiente y duradera en el tiempo.

El proyecto Life Regadiox, propuesto desde el sector agrario en Navarra, se enmarca dentro de la convocatoria europea LIFE+, destinada a fomentar proyectos y estudios que mejoren la conservación del medio ambiente y hábitats naturales con el fin de detener la pérdida de biodiversidad y mejorar la diversidad de recursos energéticos. Life Regadiox se configura, por tanto, como una herramienta muy útil que será compartida con las distintas administraciones para que, en el próximo Plan de Desarrollo Rural de Navarra, pueda ser utilizada a la hora de diseñar las líneas de apoyo que puedan dirigirse al sector agrario.

Este estudio avanza en las directrices que, en materia medioambiental, recogerá la nueva PAC (Política Agrícola Común) 2014-2020, por lo que los resultados y propuestas podrán servir para orientar políticas agrarias y estrategias de desarrollo rural en Navarra.

Financiación

Life Regadiox cuenta con un presupuesto de 937.666 €, cofinanciados en un 50% por la Unión Europea, para el desarrollo de acciones específicas durante los próximos tres años, hasta final de 2016.

De esta forma y gracias al conocimiento técnico de socios como INTIA y el grupo de Gestión Sostenible de Suelos de la UPNA, se pondrán en marcha próximamente experiencias piloto que evaluarán el impacto de las acciones diseñadas, de forma que el aprendizaje durante esta fase permita evaluar el impacto ambiental y trasladarlo a las explotaciones para su aplicación desde un punto de vista medioambiental y socioeconómico. En este ámbito de trabajo cobra mayor relevancia la coordinación de Fundagro, entidad vinculada a la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN), con una gran experiencia en el desarrollo de acciones divulgativas y de formación agraria, ya que la implantación efectiva de estas técnicas es clave para el éxito del proyecto.

Para ello, se ejecutarán medidas de capacitación y transferencia de resultados al sector y a la sociedad en su conjunto, para que la inclusión práctica en campo sea una realidad. 

Comentarios