Aqualia
Connecting Waterpeople

El aumento global del nivel del mar se acelera más rápido de lo que se pensaba

107
0
(0)
  • aumento global nivel mar se acelera más rápido lo que se pensaba
  • La doctora Marta Marcos, investigadora del IMEDEA (CSIC-UIB) y profesora del Departamento de Física de la Universidad de las Illes Balears, ha participado en una investigación internacional publicada en la prestigiosa revista científica PNAS.

Sobre la Entidad

Universitat de les Illes Balears
La Universidad de las Islas Baleares, UIB es una universidad en la comunidad autónoma española de las Islas Baleares. Está situada en el término municipal de Palma, en un campus a las afueras de la ciudad.

El nivel del mar aumenta de manera global, y amenaza significativamente los ambientes costeros. Ahora, un equipo internacional de investigadores ha informado de la reconstrucción de la evolución del nivel global medio de la mar desde 1902. Los nuevos datos aportados muestran un aumento mediano más lento de lo que se pensaba antes de 1990, pero a la vez muestran altas tasas de incremento, similares a las observaciones independientes hechos por satélites desde 1993 hasta 2012. Estos resultados sugieren que el aumento del nivel global medio del mar se ha acelerado en las últimas dos décadas de manera mucho más rápida de lo que se pensaba. Los resultados se acaban de publicar en la prestigiosa revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Como resultado de esta corrección a la baja para el periodo anterior a 1990, toda la forma de la curva del nivel global medio de la mar ha cambiado significativamente

ctualmente, los altímetros a bordo de satélites ya monitorizan constantemente los niveles del mar en todos los océanos, pero antes de su lanzamiento en 1992 la información sobre el aumento del nivel global medio del mar provenía de una red de mareógrafos ubicados a lo largo de las costas. «Estos instrumentos miden el nivel del mar relativo a su posición en lugares específicos de la costa y, por lo tanto, las medidas están contaminadas por el movimiento de tierras vertical de la corteza terrestre y por los patrones de variabilidad regionales que resultan de la redistribución del viento, de los cambios en la circulación de los océanos o por los efectos gravitacionales de la redistribución de masas de agua y hielo en la superficie del planeta. Además, hay un sesgo geográfico en su disponibilidad, especialmente en las primeras décadas del siglo XX. Esto hace que sea muy complicado estimar una media global que no esté contaminada por las características locales de las regiones con mejor cobertura, y en consecuencia ha habido debates importantes sobre las tasas de incremento global del nivel de la mar prealtimétricos», dice el doctor Sönke Dangendorf, autor principal del estudio e investigador del Forschungsinstitut Wasser und Umwelt de la Universidad de Siegen (Alemania).

Las grandes discrepancias entre las anteriores reconstrucciones del nivel global medio del mar (1,3 - 2 mm/año para el siglo XX) tienen a los investigadores perplejos, especialmente por el hecho que las reconstrucciones que muestran mayores tasas de aumento antes de 1990 son inconsistentes con las observaciones independientes y las estimaciones de las contribuciones individuales a partir de modelos climáticos, como por ejemplo la expansión térmica o la fusión del hielo de glaciares y de las capas polares, añade Sönke Dangendorf. Él y sus colegas observaron más atentamente los registros disponibles de los mareógrafos y la información auxiliar de los posibles factores de contaminación. «Se seleccionaron sólo los registros más largos y de más calidad, que son los que mejor cubren los océanos. A continuación, corregimos cada uno de estos registros del nivel del mar con respecto a todos los factores potenciales de contaminación, antes de hacer la media global. Esto minimiza el riesgo de traducir sesgos geográficos a la media global y añade todavía más confianza a nuestros resultados», explica la doctora Marta Marcos, investigadora en la Universidad de las Illes Balears y coautora del estudio.

Una mayor aceleración demuestra una sensibilidad más grande del nivel del mar al calentamiento global, que ha aumentado debido a factores antropogénicos

Después de aplicar todas estas diferentes correcciones, la nueva reconstrucción muestra un aumento significativamente más lento del nivel global medio del mar antes de 1993, cuando empezaron las medidas de satélites, mientras que desde entonces coinciden con estas observaciones independientes de los satélites. «El factor más sensible fue la corrección del movimiento de tierras vertical», explica el profesor Guy Wöppelmann, de la Universidad de La Rochelle (Francia). «Mientras las anteriores reconstrucciones sólo podían corregir un determinado proceso de movimiento de tierras vertical, el denominado ajuste isostático glacial, ahora ya somos capaces de añadir otros efectos locales», añade Guy Wöppelmann. En la mayoría de las regiones, estas contribuciones han dado lugar, junto con algunos ajustes metodológicos, a una significativa corrección a la baja de las tasas de nivel relativo del mar antes de 1990 (1,1 mm/año).

Como resultado de esta corrección a la baja para el periodo anterior a 1990, toda la forma de la curva del nivel global medio de la mar ha cambiado significativamente. Debido al carácter más plano al principio y a las altas tasas inalteradas durante las últimas dos o tres décadas, la aceleración del siglo XX se hace más pronunciada. Una mayor aceleración demuestra una sensibilidad más grande del nivel del mar al calentamiento global, que se ha acelerado debido a factores antropogénicos desde la década de 1970. «Esta aceleración ahora es más coherente con nuestra comprensión de los procesos individuales que contribuyen al aumento del nivel del mar que se observa. Durante el siglo XX, la fusión de los glaciares de montaña y la expansión térmica han dominado el desarrollo del nivel global medio del mar. Esto ha cambiado en las últimas décadas, cuando las capas polares de hielo empezaron a canalizar cada vez más masa de agua a los océanos. Hoy en día, las contribuciones de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida ya han superado la contribución de los glaciares de montaña. Dado que las capas de hielo almacenan el equivalente a un incremento del nivel del mar cien veces superior que los glaciares, el aumento de su contribución amenaza muchas localidades costeras de todo el mundo», resume Sönke Dangendorf.