WWF denuncia ante UNESCO, UICN y Ramsar que no se cumplen sus recomendaciones para salvar Doñana

82
0

Sobre la Entidad

WWF
WWF
WWF está presente en más de 100 países y cuenta con el apoyo de 5 millones de personas de los 6 continentes.
82
  • UNESCO, UICN y Ramsar
    UNESCO, UICN y Ramsar

Las autoridades españolas han incumplido las recomendaciones realizadas hace cuatro años por los organismos internacionales –UNESCORamsar y la UICN- que velan por la protección de Doñana, y que esta semana visitan nuestro humedal más emblemático en una nueva misión internacional. Este jueves, WWF entregará su evaluación de las recomendaciones de 2011 a los responsables de la misión, y les transmitirá su preocupación por las amenazas que ponen en peligro el futuro de Doñana, como la sobreexplotación del acuífero, el proyecto dragado del Guadalquivir o el almacén permanente de gas.

En 2011, una misión internacional de la UNESCO, el convenio Ramsar de protección de los humedales y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza visitó el Espacio Natural de Doñana y corroboró las múltiples amenazas que cercaban el humedal. De la misión internacional salieron una serie de recomendaciones que los organismos internacionales consideraban esenciales para asegurar el futuro deDoñana, como el rechazo definitivo al dragado del Guadalquivir o la mejora del estado del acuífero.

Cuatro años después, los organismos internacionales han vuelto a Doñana en una nueva misión –que se celebra del 14 al 17 de enero- para comprobar el cumplimiento de sus recomendaciones de 2011, y de las presentadas posteriormente en 2013 y 2014 a las autoridades españolas. El jueves, WWF se reunirá con los responsables de la misión para transmitirles que Doñana sigue en peligro y que sus recomendaciones no se han cumplido por la inacción y la falta de coordinación entre las administraciones competentes. Al mismo tiempo, han disminuido los recursos materiales y económicos para el Espacio Natural de Doñana.

Según la evaluación realizada por WWF, en 2015 sólo una de las 21 recomendaciones de los organismos internacionales se puede considerar totalmente cumplida: la no realización del oleoducto Balboa. Ante la falta evidente de avances, WWF pedirá a los organismos internacionales que reclamen al Gobierno español y la Junta de Andalucía el cumplimiento estricto de sus recomendaciones y que se tomen medidas urgentes para solucionar los principales problemas que amenazan el futuro de Doñana:

  • El agua: el acuífero que da vida a Doñana está sobreexplotado y en continuo declive. No se ha mejorado su gestión, y tampoco se actúa con contundencia contra los más de mil pozos ilegales si no es por orden de la Fiscalía del Estado. Además, WWF se opone a la división del acuífero en 5 zonas tal y como propone la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, ya que desde el punto de vista científico esta actuación carece de sentido, y su único objetivo es “maquillar” la mala situación del mismo en su conjunto. WWF pide que se declare en mal estado el acuífero y que se apliquen las medidas previstas en la Ley de Aguas para revertir la situación en estos casos.
  • Estuario del Guadalquivir: mientras sigue planeando sobre Doñana la amenaza del dragado, no se ha hecho nada para implementar las medidas que los científicos calificaron como esenciales para recuperar el Guadalquivir. WWF pide que se entierre definitivamente el proyecto de dragado de profundización promovido por la Autoridad Portuaria de Sevilla, que se desestime el actual plan de modernización del arrozal y que no se planteen nuevas presas en la cuenca. Además, debe ponerse en marcha un plan de recuperación del estuario, coordinado entre las diferentes administraciones competentes, con la participación de los agentes sociales y la población local.
  • Almacén de gas: los planes de Gas Natural-Fenosa para crear un almacén subterráneo de gas en Doñana siguen vivos, pese a que la Junta se niega a entregar los permisos para este peligroso proyecto, al considerar que el Gobierno no evaluó correctamente sus impactos acumulativos sobre la Red Natura 2000. WWF propone que dentro del proceso de planificación del Espacio Natural se prohíba toda actividad de almacenamiento de gas, y que también se prohíba este tipo de proyectos en zonas sensibles que aun estando fuera del espacio natural pudieran afectar a su integridad y valores.
  • Plan de la Fresa: se ha tardado 7 años en aprobar el Plan de la Corona Forestal de Doñana, un plan que consolida los problemas ambientales –uso ilegal del agua y el suelo- que preocupan a los organismos internacionales en vez de resolverlos. WWF pide que se establezca un calendario de ejecución, un presupuesto y una oficina coordinadora del plan, y que se aplique con contundencia la legislación vigente (Ley de Montes, Ley de Aguas, etc…).
  • Reapertura de Aznalcóllar: la reapertura las minas de Aznalcóllar, cerradas desde el desastre de 1998, supondría sumar un nuevo riesgo a todos los que ya cercan Doñana y aumentaría la presión sobre los recursos hídricos, ya que la mina requeriría grandes cantidades de agua para su funcionamiento. Además, se volvería a utilizar el río Guadiamar -una de las principales arterias del Parque Nacional- como un canal de desagüe.

España no está cumpliendo su compromiso con los organismos internacionales que velan por la protección de los tesoros naturales de nuestro planeta. El Estado y la Junta de Andalucía deben dejar de ignorar las recomendaciones de estos organismos, y asumir de una vez por todas su responsabilidad a la hora de defender este espacio Patrimonio de la Humanidad”, ha asegurado el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo.

Comentarios