Galicia invertirá cerca de 5 millones en reforzar sus planes de control de vertidos

30
0
  • Galicia invertirá cerca 5 millones reforzar planes control vertidos
  • La conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Mato, anunció en rueda de prensa esta inversión.
  • Esta herramienta se ocupa de controlar y hacer un inventario de los vertidos que se producen en los ríos de la Demarcación Hidrográfica Galicia-Costa y de las que llegan al mar desde cualquier punto de nuestro litoral.
  • Actualmente, el Plan tiene inventariados un total de 8.663 puntos de vertido, de los que sólo el 15 por ciento están considerados cómo contaminantes.
  • El objetivo no es sólo controlar estos aportes, sino también emendarlos en el menor tiempo posible.
  • Gracias a este Plan, desde 2009 se han reparado 2.164 puntos de vertidos contaminantes.
  • Este año la previsión es llegar a las 2.900 inspecciones, un 5,6% más que en 2015.

Sobre la Entidad

Xunta de Galicia
La Xunta de Galicia es el órgano colegiado de gobierno de Galicia, que políticamente responde ante el Parlamento.

La Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio invertirá cerca de 5 millones de euros en reforzar y consolidar el Plan de control de vertidos (PCV) de Augas de Galicia, una herramienta que lleva en completo funcionamiento desde el año 2009.

Así lo explicó en rueda de prensa la titular de este departamento autonómico, Beatriz Mato, que estuvo acompañada por el director de este organismo, Roberto Rodríguez. En este sentido, concretó que el Diario Oficial de Galicia (DOG) publica la licitación de este servicio, que se extenderá durante 30 meses.

La conselleira explicó que este Plan constituye una “herramienta fundamental” de cara a conseguir la máxima “calidad” de las aguas, en tanto se ocupa de controlar los vertidos que se producen en los ríos de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa, y de la totalidad de aportes que llegan al mar desde cualquier punto del litoral gallego. Por lo tanto, “su finalidad es vigilar todos los vertidos, y emendar, en el menor plazo de tiempo posible, aquellos que sean contaminantes”.

La finalidad es vigilar todos los vertidos, y emendar, en el menor plazo de tiempo posible, aquellos que sean contaminantes

Para conseguirlo, los profesionales adscritos al Plan articulan su trabajo alrededor de las siguientes actuaciones: inspecciones, alertas por vertidos puntuales, campañas específicas, e inventario de vertidos.

Por lo tanto, uno de los principales ejes son las inspecciones a empresas, particulares o puntos de competencia municipal. Se trata de inspecciones periódicas, que constituyen la base del inventario de puntos de vertidos, así como su seguimiento y control Desde 2009 hasta ahora, se han realizado 17.300 inspecciones, en las que se recogieron cerca de 13.000 muestras de las que se analizaron 83.000 parámetros distintos. La previsión este año es llegar a las 2.900 inspecciones, un 5,6 por ciento más que en 2015.

Este trabajo se complementa con las alertas de vertidos puntuales, que llegan fundamentalmente a través de llamadas al 112 por parte de particulares, gracias a un protocolo de actuación establecido con la Agencia Gallega de Emergencias (AXEGA). Desde la puesta en marcha del Plan, Augas de Galicia recibió un total de 1.265 alertas de vertidos a través de esta vía, a las que se suman otras 869 comunicadas por otros organismos de la administración. 

El PCV desarrolla también campañas para solucionar problemáticas específicas que puedan surgir en un momento determinado, como puede ser la “de zonas de baño”, que se desarrolló nos últimos dos años en aquellas playas en las que la Consellería de Sanidad detectó problemas de algún tipo; o la campaña de la “Ría del Burgo”, derivada de la detección de hidrocarburos en la ría.

Tres de cada cuatro vertidos no son contaminantes

Finalmente, todo el trabajo realizado a través de las inspecciones, de las campañas y de las alertas puntuales queda recogido en el “inventario de vertidos”, que es “probablemente el instrumento más importante”, consideró Mato. “Todos los puntos de vertido que conocemos están recogidos en ese inventario, y cada uno de ellos cuenta con una ficha específica en nuestra base de datos”. Por lo tanto, a través de este inventario disponemos de una “fotografía, cada día más completa y precisa, de la situación actual de los vertidos de Galicia, siempre toda vez que se trata de una realidad cambiante”.

Actualmente, según indicó la conselleira, el Plan tiene inventariados 8.663 puntos de vertido. “No obstante, tres de cada puntos de vertido inventariados no son contaminantes”, subrayó Mato, quien especificó que hay 787 (9%) que presentan indicio de contaminación y 1.281 (15%) que son considerados contaminantes.

Reparar en el menor tiempo posible

Cuando se detecta un vertido contaminante, el objetivo es “emendarlo en el menor tiempo posible”. La actuación varía en función de se su origen es un particular, una empresa o un ayuntamiento pero, en cualquiera caso, el causante debe ser el encargado de repararlo, contando con el asesoramiento de Augas de Galicia.

De todas formas, los titulares de los vertidos contaminantes deben emendar el daño cometido a través de sanciones económicas. Estas sanciones dependen de la gravedad y de la reincidencia, desde un máximo de 30.000 euros para las leves, hasta los 600.000 euros de las muy graves. Cabe destacar, además, que se el titular no había emendado el punto de vertido, también está expuesto a multas coercitivas.

Mato detalló que desde 2009 se abrieron 1.327 expedientes sancionadores en esta materia y que, gracias a las actuaciones acometidas por parte de Augas de Galicia, se han reparado 2.164 aportes contaminantes desde ese año.

Comentarios