Las cataratas del Niágara, congeladas de nuevo

1.900
0
1900
  • Hace años que las cataratas del Niágara no lucían esta imagen.

Se ha vuelto a alcanzar la escalofriante cifra de 30 grados bajo cero en Norteamérica, durante lo que está siendo uno de los inviernos más fríos que se recuerdan. Unas temperaturas que han hecho que las cataratas de Niágara se congelen por segunda vez, creando un espectáculo visual solo apto para aquellos que sean capaces de aguantar estas bajas temperaturas.

A principios de esta semana volvía el frío extremo debido al "vórtice polar" al norte de Estados Unidos. Con vientos de hasta 11 kilómetros por hora que hacen que la sensación térmica sea aún menor, han sido muy pocos los que han logrado llegar hasta las cataratas para disfrutar de un maravilloso espectáculo formado por grandes bloques de hielo.

Hace años que las cataratas del Niágara no lucían esta imagen, y es que las dos olas de frío que ha sufrido Norteamérica en un escaso periodo de tiempo, han echo posible que el hielo ya existente, se transforme en espesas capas irrompibles.

Año tras año una pequeña parte de las cataratas se congela debido a las bajas temperaturas, pero lo que está sucediendo este año es algo extraordinario. Dónde normalmente caerían 2.500 metros cúbicos de agua por segundo, hoy se ha convertido en una enorme pista de hielo

Comentarios