Aqualia
Connecting Waterpeople
Schneider Electric
ADECAGUA
ESAMUR
Minsait
Ulbios
UPM Water
NaanDanJain Ibérica
AECID
Fundación Botín
DuPont Water Solutions
BELGICAST by TALIS
Insituform
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Aigües Segarra Garrigues
Saleplas
ACCIONA
Bentley Systems
Consorcio de Aguas de Asturias
Sacyr Agua
Catalan Water Partnership
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
ISMedioambiente
HANNA instruments
EPG Salinas
Elmasa Tecnología del Agua
Cajamar Innova
CAF
Control Techniques
Hidroconta
Grupo Mejoras
Cibernos
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
ITC Dosing Pumps
Xylem Water Solutions España
UNOPS
Elliot Cloud
VisualNAcert
Filtralite
Idrica
LACROIX
Fundación We Are Water
TecnoConverting
biv Innova
Fundación CONAMA
Fundación Biodiversidad
Aqualia
s::can Iberia Sistemas de Medición
Lama Sistemas de Filtrado
Likitech
TEDAGUA
FLOVAC
Agencia Vasca del Agua
J. Huesa Water Technology
Baseform
Isle Utilities
Gestagua
GS Inima Environment
IAPsolutions
SCRATS
FENACORE
IIAMA
Aganova
Ingeteam
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Rädlinger primus line GmbH
ICEX España Exportación e Inversiones
ABB
EMALSA
AZUD
Prefabricados Delta
Blue Gold
Global Omnium
Miya Water
Confederación Hidrográfica del Segura
Redexia network
Asociación de Ciencias Ambientales
Grundfos
Red Control
Molecor
Saint Gobain PAM
Vector Motor Control
DAM-Aguas
Almar Water Solutions
Regaber
Hach
Kamstrup
Barmatec

El imparable retroceso del impresionante glaciar Columbia en Alaska

  • Glaciar Columbia en Alaska (Wikipedia/CC)
    Glaciar Columbia en Alaska (Wikipedia/CC)

Los científicos han estudiado durante mucho años el rápido movimiento del glaciar Columbia de Alaska, un glaciar que desciende hasta el mar a través de las montañas de Chugach en el fiordo Prince William. Sin embargo, el río de hielo continúa ofreciendo nuevas sorpresas.

Cuando los exploradores británicos lo descubireron 1794, su nariz se extendía hasta el borde norte de la isla de Heather, cerca de la desembocadura de la Bahía de Columbia. El glaciar mantuvo esa posición hasta 1980, cuando comenzó un rápido retroceso.

La serie de imágenes se inicia en julio de 1986 con una imagen en falso color capturada por el sensor Thematic Mapper (TM) del satélite Landsat 5.

La imagen en falso color a partir de julio 2014, adquirida por el Operational Land Imager en el satélite Landsat 8, muestra el grado de retroceso después de 28 años.

Publicidad

Los cambios recientes en el glaciar incluyen el retroceso inesperado de la rama del oeste. Científicos como Shad O'Neel, un glaciólogo Servicio Geológico de los Estados Unidos en el Centro de Ciencia de Alaska, pensaron que la rama se había estabilizado en 2011. "Obviamente nos equivocamos", dijo O'Neel.

El experto en el glaciar Columbia Tad Pfeffer, de la Universidad de Colorado, Boulder, quedó igualmente sorprendido. El suelo debajo de un glaciar juega un papel importante en la determinación de cuánto se retirará. Resulta, sin embargo, que no es tan fácil de medir la altura del lecho. La mejor información disponible había sugerido que el lecho de la rama del oeste se elevó por encima del nivel del mar inmediatamente aguas arriba de la nariz o terminal, lo que habría frenado el retroceso de la rama.

"Eso es claramente erróneo ya quela zona terminal está ahora 3 kilometros más atrás desde su punto previamente 'estable'," dijo Pfeffer. "¿Por qué se quedó en su posición avanzada durante tanto tiempo y por qué inició el retroceso es un misterio."

Hasta 10 metros por día de movimiento

Para caracterizar mejor los cambios recientes en el glaciar de Columbia, Ryan Casotto (Universidad de New Hampshire) y sus colegas usaron el radar basado en tierra para medir la velocidad del glaciar cada tres minutos durante ocho días a principios de octubre de 2014. Los resultados preliminares muestran que tanto la rama del oeste y la rama del este (que se alimenta en la rama principal) se están moviendo entre los 5 y 10 metros por día. Eso es lento para Columbia, pero rápido en comparación con otros glaciares.

Mientras tanto, el área de la rama principal no ha cambiado mucho desde 2012, pero esta parte del glaciar está cambiando en otros aspectos. La investigación de campo de octubre encontró una conexión entre el movimiento de la rama principal y las mareas de la región.

"Eso me dice que el glaciar ha adelgazado tanto ahora y tiene muy poca tracción contra el lecho, de modo que incluso el movimiento ascendente y descendente de la marea cambia a medida qué el glaciar está fluyendo", dijo O'Neel.

Las mareas están afectando el glaciar incluso 12 kilómetros aguas arriba. El efecto de las mareas sólo se disipa cuando el lecho del glaciar se eleva por encima del nivel del mar y la conexión de hielo-océano se pierde.

"Este comportamiento nos hace pensar que la rama principal es una vez más inestable posiblemente debido a un episodio de muy rápido de retroceso terminal", dijo Pfeffer.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda