Geólogos de Oklahoma relacionan los seísmos y la inyección subterránea de agua para la producción de petróleo y gas

208
0
208

Geólogos de Oklahoma han documentado una sólida relación entre la mayor actividad sísmica en el estado y la inyección subterránea de agua residual para la producción de petróleo y gas, según ha explicado este martes una agencia estatal.

Oklahoma está registrando un promedio de 2,5 seísmos al día de magnitud 3 o mayor, una tasa de actividad sísmica 600 veces mayor a la observada antes del año 2008, tal y como muestra el informe del Servicio Geológico de Oklahoma (OGS, por sus siglas en inglés).

El año pasado el estado registró 585 sismos de magnitud 3 o superior

Es "muy probable que la mayoría de los temblores" sean provocados por agua residual de las actividades de inyección relacionadas a la industria del petróleo y el gas, ha agregado el OGS, que advierte a los residentes de que deberían prepararse para un "seísmo significativo".

El año pasado el estado registró 585 sismos de magnitud 3 o superior, un drástico aumento respecto a los 109 del 2013. Antes del 2008, Oklahoma promediaba menos de dos terremotos al año.

El aumento en la actividad sísmica ha puesto a Oklahoma en el centro de un debate nacional sobre si la inyección en el subsuelo del agua de desecho de la producción de petróleo y gas producen temblores.

En respuesta al citado informe, el demócrata Cory Williams, representante del estado de Oklahoma, ha pedido una moratoria para los pozos de eliminación de agua residual de la industria del petróleo y el gas.

El sector energético es un componente importante de la economía de Oklahoma, responsable de uno de cada cuatro puestos de trabajo.

El texto también destaca que las tasas de actividad sísmica han aumentado con los volúmenes de inyección. Otros informes también han hallado una relación entre la producción de petróleo y gas y los temblores que han azotado a comunidades del centro y sur de Estados Unidos.

El agua se extrae desde la tierra junto al petróleo y el gas, es separada y se inyecta en pozos profundos.

La técnica de perforación conocida como fractura hidráulica, o 'fracking', genera gran cantidad de agua residual. Pero el reporte del OGS dice que el 'fracking' es responsable sólo de "un pequeño porcentaje del volumen total del agua que es inyectada en los pozos de eliminación en Oklahoma".

Comentarios