Etiopía, pendiente del posible impacto de La Niña

127
0
  • Etiopía, pendiente posible impacto Niña
    Un campesino cerca de Bahir Dar, Etiopía, labra la tierra antes de sembrar
  • Necesarios con urgencia 45 millones de dólares de fondos adicionales para apoyar a los agricultores etíopes.

Sobre la Entidad

FAO
FAO
Alcanzar la seguridad alimentaria para todos y asegurar que las personas tengan acceso a alimentos de buena calidad que les permitan llevar una vida activa y saludable es la esencia de las actividades de la FAO.

Con la temporada principal de siembra de este año en Etiopía llegando a su fin, existe todavía una pequeña ventana de oportunidad en septiembre para que los agricultores siembren el último grupo de cultivos anuales y produzcan alimentos para millones de personas que sufren hambre, siempre que llegue a tiempo la ayuda necesaria.

El examen de mediados de año del Documento de Requisitos Humanitarios de Etiopía (HRD, por sus siglas en inglés) que se acaba de publicar -desarrollado conjuntamente por el Gobierno de Etiopía y organismos de la ONU, organizaciones no gubernamentales y otros asociados para el desarrollo- indica que 900 000 familias adicionales necesitan ayuda agrícola urgente, llevando la cifra total hasta 2,9 millones en agosto. Cubrir las necesidades adicionales del sector agrícola requerirá 45 millones de dólares EEUU, con lo que las necesidades totales para este sector serán de 91,3 millones de dólares en 2016.

La situación de seguridad alimentaria en general ha mejorado solo ligeramente, con el número de personas que requieren ayuda alimentaria de emergencia habiendo caído de 10,2 millones a 9,7 desde comienzos de año.

900 000 familias adicionales necesitan ayuda agrícola urgente, llevando la cifra total hasta 2,9 millones en agosto

La sequía provocada por El Niño ha llevado a la pérdida a gran escala de cultivos y de ganado, ambos de importancia clave para los medios de vida de agricultores y agropastoralistas. La sequía está siendo seguida de inundaciones estacionales -que han dañado también los cultivos e inundado pastizales y puede verse agravada por el fenómeno conocido como La Niña, que se espera se haga sentir a partir de octubre.

"Si aumentan las inundaciones a finales de este año, podrían aparecer brotes de enfermedades de los cultivos y del ganado, lo que reducirá aún más la productividad agrícola y complicará la recuperación", advirtió Amadou Allahoury, Representante de la FAO en Etiopía.

"La situación es ahora muy grave. Hay que asegurarse que los agricultores puedan plantar entre ahora y septiembre y producir alimentos suficientes para alimentar a sus familias, evitando así a millones de personas tener que depender de la ayuda alimentaria un año más. Etiopía necesita con urgencia ayuda mundial para responder a sus necesidades humanitarias, no tenemos tiempo que perder", añadió Allahoury.

La temporada "meher" es la principal temporada agrícola de Etiopía y en ella se produce hasta un 85 por ciento de los suministros de alimentos de la nación. Si los agricultores no siembran ahora lo suficiente, Etiopía puede tener que hacer frente a una grave escasez de alimentos, lo que puede extender aún más la inseguridad alimentaria y nutricional en el país.

Para garantizar que se aprovecha la última oportunidad de sembrar en este año, se estima son necesarios 8,8 millones de dólares EEUU para proporcionar materiales de siembra de cultivos de raíz y semillas de legumbres, hortalizas y cereales para 530 000 familias.

Existe un 55 por ciento de probabilidad de que se produzca un episodio de La Niña entre octubre y noviembre, con dos efectos principales sobre Etiopía: inundaciones en las tierras altas y sequía adicional en las regiones de las tierras bajas

La FAO estima que los hogares que perdieron sus pequeños rumiantes -como las ovejas- pueden necesitar al menos dos años para volver a los niveles previos a la sequía, mientras que los que poseían ganado vacuno pueden necesitar hasta cuatro años para recuperarse. Los animales que sobrevivieron a la reciente sequía siguen estando débiles y susceptibles de contraer enfermedades durante la temporada de lluvias. Se necesitan 36,2 millones de dólares EEUU para realizar las intervenciones necesarias para apoyar a 2,4 millones de hogares dependientes de la ganadería (que equivalen a 12 millones de personas).

Prepararse para la Niña

Según algunos informes meteorológicos, existe un 55 por ciento de probabilidad de que se produzca un episodio de La Niña entre octubre y noviembre, con dos efectos principales sobre Etiopía: inundaciones en las tierras altas -la mayor parte del país- y sequía adicional en las regiones de las tierras bajas dependientes de la ganadería de Oromia y Somali. La FAO apoya al Gobierno etíope con la preparación de un plan de contingencia para hacer frente a las necesidades futuras.

Respuesta de la FAO a la crisis

Con los recursos recibidos la FAO ha proporcionado ya los insumos agrícolas que se necesitan con urgencia a 127 000 familias (635 000 personas) en las regiones afectadas por la sequía, incluyendo Amhara, Afar, Oromia, Tigray, Somalia y SNNP. Por ahora se han entregado ya cerca de 3 700 toneladas de semillas y 5,8 millones esquejes de papa a las comunidades necesitadas. Entre agosto y septiembre de 2016 se distribuirán semillas adicionales de hortalizas y de cultivos tardíos.

Además, la FAO ha prestado un apoyo fundamental a las familias propietarias de ganado. La organización ha suministrado piensos, semillas de forraje para renovar los pastos y rehabilitado puntos de agua. La FAO ha apoyado al gobierno en la vacunación y tratamiento de cerca de 1,4 millones de animales. Sin embargo, un gran número de animales se ha visto debilitado por la sequía y está expuesto a enfermedades a causa de las recientes inundaciones. Por este motivo la Organización de la ONU trata de ampliar su campaña de vacunación y tratamiento del ganado.

Con el fin de aumentar la cobertura de agricultores y ganaderos afectados por la sequía y las inundaciones actuales, la FAO necesita 10 millones de dólares antes de finales de septiembre de 2016.

Comentarios