Nuevos sistemas de agua le cambian la vida a los refugiados y comunidades en Etiopía

73
0
(0)
  • Nuevos sistemas agua cambian vida refugiados y comunidades Etiopía
    Una niña sostiene un bidón de agua en Etiopía.
  • En el Día del Agua te contamos cómo la innovación está cambiando la vida de miles de niños y familias en Etiopía.

Sobre la Entidad

UNICEF
UNICEF desempeña su labor en más de 190 países y territorios para proteger los derechos de todos los niños. UNICEF lleva 70 años trabajando para mejorar la vida de los niños y sus familias.

La comunidad de Thurpam se encuentra en la carretera que une la ciudad de Gambella, en Etiopía, con la frontera de Sudán del Sur. También es el cruce de caminos hacia los campamentos de refugiados de Tierkidi, Kule, Jewi y Nguenyye, a los que han llegado más de 150.000 personas huyendo del conflicto en Sudán del Sur desde septiembre de 2016.

El constante conflicto en el país vecino, unido a la inseguridad alimentaria, ha obligado a más de 275.000 personas a refugiarse en toda la región de Gambella. Y la gente sigue llegando. Estos desplazamientos están llevando al límite los recursos e infraestructuras de la zona, que ya contaba con una población de 396.000 personas, aumentando el riesgo de enfermedades y la tensión social.

Además de los conflictos y las causas económicas, el cambio climático está contribuyendo a aumentar las crisis relacionadas con el agua, poniendo en peligro la vida de millones de niños. En UNICEF calculamos que, para el año 2040, alrededor de 600 millones de niños vivirán en áreas con recursos de agua extremadamente limitados.

En UNICEF buscamos cada día nuevas formas de responder ante estos retos. Y Thurpam es un ejemplo de ello. Hace un año lanzamos aquí un innovador y ambicioso proyecto para proporcionar agua potable a refugiados y comunidades de acogida. Cuatro puntos de agua y un sistema de distribución permanente han conseguido que 150.000 personas tengan acceso a agua potable.

En uno de estos puntos de agua me presentan a Nyaruei Ginlech. Esta mujer de 30 años me mira seria y tímida cuando le pregunto cómo ha cambiado su vida y la de su familia desde que viene aquí.

La historia de Nyaruei

Nyaruei tiene 4 hijos. Antes de la instalación de este punto de agua la compraba en carros tirados por burros y la llevaba a casa con ayuda de la mayor de sus hijas. Esta agua no siempre estaba limpia y era mucho más cara. Antes pagaba 10 birr (40 céntimos de euro) para llenar un bidón de 20 litros. Ahora, en el punto de agua, llena su bidón por solo 2 birr (8 céntimos).

Nyaruei en el punto de agua construido por UNICEF en Thurpam.

La familia de Nyaruei necesita 5 bidones al día para cubrir sus necesidades, lo que significa que ahora están ahorrando hasta 40 birr (1,6 euros) al día. Esto es una gran cantidad de dinero para familias con tan pocos ingresos. Con estos ahorros, Nyaruei puede comprar cereales del mercado y mejorar la dieta de su familia. La instalación de este sistema en Thurpam no solo está proporcionando agua a su familia, sino también nutrición y salud. “Mis hijos ya no tienen diarrea”, dice.

Nyaruei no es la única que está ahorrando dinero. Con este sistema, el agua se extrae de pozos perforados junto al río Baro, se clora en la estación de bombeo y, por último, llega a un depósito de almacenamiento. Desde este depósito, el sistema distribuye agua a más de 50.700 refugiados en el campamento de Kule y a más de 71.300 en Tierdiki, además de los habitantes de Thurpam.

Mejorando vidas de forma más eficiente

Este sistema ofrece un suministro sostenible de agua en los campamentos de refugiados, que antes a recibían en camiones cisterna. Además de haber mejorado la calidad del servicio, también se reduce considerablemente el coste económico. Un sistema permanente de distribución de agua mejora la vida de los refugiados, pero también hace que el trabajo de las organizaciones humanitarias sea más eficiente.

Uno de los puntos de agua construidos en Thurpam para refugiados y comunidades de acogida.

A veces, la coexistencia de los refugiados y comunidades de acogida puede producir conflictos. Este ejemplo demuestra que las comunidades de acogida también pueden beneficiarse de la provisión de servicios básicos que antes de la intervención de UNICEF eran menos fiables y más caros.

En UNICEF seguimos trabajando con el gobierno y las organizaciones en Gambella para que más familias como la de Nyaruei tengan acceso a agua. Ahora mismo, estamos diseñando una actualización del sistema para proporcionar agua al nuevo campamento de Nguenyyel, que espera acoger a 70.000 refugiados sursudaneses más. Dentro de poco, el sistema proporcionará agua a más de 250.000 personas en total entre los campamentos y comunidades de acogida.

Comentarios