6 estrategias que podrían acabar con el estrés hídrico antes de 2050

1.236
0
1236
  • Los investigadores separan seis áreas clave de la estrategia para reducir el estrés de agua, con "medidas blandas" que implican regadíos eficientes, mejoras en el uso doméstico e industrial, y el control del crecimiento de la población.
  • Otras se consideran "medidas duras", que se centran en construir más embalses y una mayor desalinización del agua del mar.

La escasez de agua no es un problema sólo para el mundo en desarrollo. Técnicas de riego, hábitos industriales y residenciales combinados con elcambio climático están en la raíz del problema en los países industrializados.

Pero a pesar de lo que parece ser un problema insuperable, de acuerdo con investigadores de las universidades McGill y Utrecht, es posible revertir la situación y reducir de manera significativa la escasez de agua en poco más de 35 años.

El estrés hídrico se produce cuando más del 40 por ciento del agua disponible en ríos no está disponible debido a que ya se está utilizando

En un nuevo artículo publicado en Nature Geoscience, los investigadores describen las estrategias en seis áreas clave que creen que se pueden combinar de diferentes maneras en diferentes partes del mundo con el fin de reducir efectivamente el estrés hídrico.

El estrés hídrico se produce cuando más del 40 por ciento del agua disponible en ríos no está disponible debido a que ya se está utilizando - una situación que actualmente afecta a cerca de un tercio de la población mundial, y puede afectar hasta a la mitad de al final del siglo si el patrón actual de uso del agua continúa.

Los investigadores separan seis áreas clave de la estrategia para reducir el estrés de agua, con "medidas blandas" que implican regadíos eficientes, mejoras en el uso doméstico e industrial, y el control del crecimiento de la población. Otras se consideran "medidas duras", que se centran en construir más embalses y una mayor desalinización del agua del mar.

Los investigadores creen que, si bien hay algunos factores económicos, culturales y sociales que pueden hacer que algunas de las medidas tales como el control de la población, éstas ofrecen el camino más realista hacia adelante en términos de reducción de estrés hídrico.

"No hay una sola bala de plata para hacer frente al problema en todo el mundo", dice el profesor Tom Gleeson, del Departamento de Ingeniería Civil de McGill y uno de los autores del artículo. "Pero, al ver el problema a escala mundial, hemos calculado que si cuatro de estas estrategias se aplican al mismo tiempo podríamos estabilizar el número de personas en el mundo que se enfrentan a la escasez de agua".

"Las reducciones significativas en las poblaciones con problemas de agua son posibles para el año 2050", añade el coautor Yoshihide Wada, del Departamento de Geografía Física de la Universidad de Utrecht, "pero se requiere un fuerte compromiso y esfuerzos estratégicos".

Comentarios