Aqualia
Connecting Waterpeople
Nuevo Regadío Forum

El 30% de las masas de agua superficial del área Miño-Sil no alcanzan el buen estado

  • 30% masas agua superficial área Miño-Sil no alcanzan buen estado
    Río Miño.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) de este martes publica el inicio de la consulta pública del Plan Hidrológico 2022-2027 de la demarcación del Miño-Sil, cuyos documentos podrán ser consultados en la página web del organismo para propuestas, alegaciones o sugerencias en el plazo máximo de 6 meses desde este miércoles, 23 de junio.

Según informa en un comunicado, en este tercer ciclo de planificación hidrológica se ha llevado a cabo una nueva caracterización, delimitación y adecuación de las 279 masas de agua superficial consideradas durante el segundo ciclo, incrementándose a 287.

Asimismo, la delimitación de las masas de agua subterránea --que en los ciclos de planificación precedentes eran 6-- ha aumentado hasta 24, fruto de la mejora del conocimiento de las mismas gracias a la colaboración con el Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

Actualmente el 30% de las masas de agua superficial y el 4% de las masas de agua subterránea no alcanzan el buen estado, por lo que se hace necesaria la ejecución del Programa de Medidas previsto en el Plan.

Este Programa de Medidas y la aplicación de la Normativa son los elementos fundamentales que deben permitir alcanzar el buen estado en todas las masas de agua antes del año 2028.

Saneamiento y depuración

La depuración y el saneamiento de vertidos urbanos es una de las problemáticas más señaladas en el caso de la demarcación hidrográfica del Miño - Sil, debido, según apunta, a la gran dispersión poblacional que dificulta la implantación de sistemas generales de saneamiento y a las presiones e impactos significativos que provoca la contaminación de tipo puntual.

En este sentido, el Programa de Medidas incluye 117 medidas con un coste total de 117,41 millones de euros de los que el 52,54% será financiado por la Administración General del Estado (AGE), el 23,47% por las comunidades autónomas y el 23,99% restante por las entidades locales.

Entre ellas está la 'Finalización del saneamiento del río Barbaña y mejora de la EDAR de San Cibrao das Viñas. Fase II' con un coste estimado de 29,78 millones de euros; la 'Mejora del saneamiento y EDAR de Ponteareas', con un coste de 14 millones y la 'Remodelación de la EDAR de Maceda y mejora en su explotación', con 2,7 millones.

Restauración de ríos

En la demarcación del Miño-Sil, un 28,92% de las masas de agua superficial están sometidas a presiones hidromorfológicas significativas. El Programa de Medidas prevé 35 medidas de mejora de las condiciones con un coste total estimado de 62,686 millones de euros.

Incluida está la mejora de los procesos ecológicos y recuperación de la continuidad longitudinal y conectividad lateral con sus llanuras de inundación en los ríos Burbia, Miño, Ladra, Cúa, Tea y Limia, por 7,5 millones de euros; así como la eliminación de infraestructuras en desuso como la de presa Gudín en el río Faramontaos (Xinzo de Limia-Ourense) por 1,2 millones y la presa de San Facundo en el municipio leonés de Bembibre, por 2,3 millones.

Conocimiento y gobernanza

Este nuevo Plan contempla un importante esfuerzo inversor en materia de conocimiento y gobernanza, incluyendo 80 medidas con un coste total de 64,46 millones de euros, todas ellas financiadas por la AGE.

Las actuaciones comprenden la realización de estudios generales o de planificación hidrológica, con 67 medidas y un presupuesto de 13,33 millones; la gestión y administración del Dominio Público Hidráulico, con 8 medidas por importe de 20,18 millones; y el mantenimiento y mejora de las redes de seguimiento e información hidrológica (SAIH, SAICA, Red Piezométrica), con 5 medidas y un coste de 30,95 millones.

Cambio climático

La Confederación Hidrográfica del Miño - Sil también ha informado de que participa en el proyecto de Cooperación Transfronteriza España-Portugal (POCTEP 2014-2020) 'Risc Miño-Limia', que tiene como principal objetivo la prevención, preparación y predicción de fenómenos extremos (sequías e inundaciones) en la demarcación hidrográfica internacional del Miño-Limia, con un presupuesto que asciende a 2.335.283,41 euros.

En este mismo sentido, se realizarán estudios de adaptación al cambio climático por importe de 900.000 euros.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda