Aqualia
Connecting Waterpeople
Fundación Biodiversidad
Fundación Botín
Catalan Water Partnership
FLOVAC
Hidroconta
IAPsolutions
Elliot Cloud
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
UPM Water
Aqualia
BELGICAST by TALIS
Rädlinger primus line GmbH
Ulbios
DAM-Aguas
ISMedioambiente
Sacyr Agua
Kamstrup
Likitech
Aigües Segarra Garrigues
EMALSA
Grupo Mejoras
DuPont Water Solutions
Fundación CONAMA
Xylem Water Solutions España
Schneider Electric
NaanDanJain Ibérica
IIAMA
Saleplas
ABB
Consorcio de Aguas de Asturias
Grundfos
Miya Water
Gestagua
EPG Salinas
AZUD
VisualNAcert
Hach
ESAMUR
Prefabricados Delta
Redexia network
Lama Sistemas de Filtrado
Elmasa Tecnología del Agua
Regaber
Vector Motor Control
Aganova
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Confederación Hidrográfica del Segura
Almar Water Solutions
Minsait
Baseform
Cibernos
Filtralite
GS Inima Environment
Insituform
biv Innova
s::can Iberia Sistemas de Medición
ICEX España Exportación e Inversiones
Molecor
Asociación de Ciencias Ambientales
Blue Gold
AECID
Bentley Systems
FENACORE
SCRATS
ITC Dosing Pumps
ACCIONA
UNOPS
Global Omnium
BACCARA
HANNA instruments
Agencia Vasca del Agua
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Control Techniques
TecnoConverting
Fundación We Are Water
Saint Gobain PAM
Barmatec
Idrica
ADECAGUA
Isle Utilities
Laboratorios Tecnológicos de Levante
CAF
Red Control
LACROIX
TEDAGUA
J. Huesa Water Technology
Cajamar Innova
Ingeteam

El deshielo costero en la Antártida deja entrever una nueva isla

  • deshielo costero Antártida deja entrever nueva isla
    Secuencia de imágenes de la 'isla sin nombre' localizada en la costa ese de la Antártida. (Imagen: NASA Earth Observatory)

La costa este de la Antártida ha perdido la mayor parte de las plataformas de hielo de Glenzer y Conger. En el proceso, ganó lo que probablemente sea una isla.

Si se confirma, esta isla sin nombre sería una más de una serie de islas expuestas en los últimos años a medida que se desintegraron partes del hielo glacial flotante que abraza la costa del continente.

La isla candidata es visible en este tríptico de imágenes en color natural adquiridas por los satélites Landsat entre 1989 y 2022. La característica ha mantenido la misma forma, incluso después de que se desprendiera el hielo de la plataforma, y mientras el hielo marino a su alrededor aumentaba y disminuía.

Ese montículo blanco redondo no se ha movido, incluso después de que grandes icebergs probablemente se estrellaron contra él tras el rápido colapso de las plataformas de hielo de Glenzer y Conger este año.

La característica también parece más alta que su entorno. El perfil de elevación a continuación indica que al menos parte de la masa se encuentra de 30 a 35 metros sobre la superficie del mar. Los datos se adquirieron el 22 de diciembre de 2021 con el Sistema de Altímetro Láser Topográfico Avanzado (ATLAS) en el Satélite ICESat-2 de la NASA.

Pero el hecho de que una característica actúe como una isla y parezca una isla no significa que sea una isla, al menos no en el sentido tradicional. Los científicos aún no están seguros de si hay tierra sólida rompiendo la superficie del mar debajo de toda la nieve y el hielo.

La isla sin nombre es una característica más o menos permanente del paisaje

John Gibson, un científico de la División Antártica Australiana, cree que la característica es probablemente una isla de hielo: una capa de hielo grande y pesada asentada sólidamente sobre un pico submarino. "Sin duda, es similar a otras islas de hielo, como la isla Bowman", dijo Gibson en un comunicado.

Gibson llamó a la isla de hielo "que se perpetúa a sí misma", lo que significa que la acumulación de nieve y hielo en la superficie de la isla equilibra la cantidad de derretimiento que se produce bajo el agua. Si ese equilibrio se interrumpe por una disminución de las nevadas, entonces la isla de hielo podría adelgazarse y alejarse flotando. "La isla sin nombre es una característica más o menos permanente del paisaje", dijo Gibson, "pero algún día podría desprenderse de la roca subyacente y convertirse en un iceberg".

Sin que nadie haya estado allí para observar la isla, quedan dudas sobre su estructura. "Para estar absolutamente seguro, necesitaría colocar un barco junto a él para verificar si hay un afloramiento de lecho rocoso, y tal vez un radar sobre él para evaluar el espesor del hielo", dijo Christopher Shuman, un glaciólogo de la Universidad de Maryland en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. "El perfil de ICESat-2 muestra que la superficie está muy por encima del nivel del mar. Eso sería una gran cantidad de 'helado' sobre el 'cono' si no hubiera un lecho rocoso en o por encima del nivel del mar".

Tradicional o de hielo, la isla es la última de un grupo de características similares que ya no están incrustadas en el hielo glacial flotante de la Antártida. En 2019, la Junta de Nombres Geográficos de EE.UU. reconoció a la Isla Rompehielos, que en 1996 quedó aislada de la plataforma de hielo Larsen B a lo largo de la Península Antártica. Y en 2020, los investigadores en una expedición en barco descubrieron una pequeña isla rocosa cubierta de hielo que podría haber sido parte de la plataforma de hielo del glaciar Pine Island.

"Es probable que el descubrimiento de más de ellas continúe en los próximos años debido a la reducción de los glaciares y el hielo marino", dijo Shuman. "Obviamente, estas son características 'nuevas para nosotros', pero ahora también tenemos más personas y más herramientas para observar los márgenes de la Antártida. Varios ejemplos no marcan una tendencia, pero sí implican que es probable que se noten otras características que alguna vez estuvieron ocultas en los años venideros".

Redacción iAgua

La redacción recomienda