Aqualia
Connecting Waterpeople
Consorcio de Aguas de Asturias
TEDAGUA
DAM-Aguas
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Hach
FENACORE
Global Omnium
BELGICAST by TALIS
NaanDanJain Ibérica
Prefabricados Delta
Ingeteam
LACROIX
UPM Water
IIAMA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
EMALSA
Control Techniques
AECID
Asociación de Ciencias Ambientales
Aqualia
Fundación Botín
Aigües Segarra Garrigues
AZUD
ITC Dosing Pumps
ESAMUR
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Agencia Vasca del Agua
Sacyr Agua
IAPsolutions
EPG Salinas
Schneider Electric
Rädlinger primus line GmbH
GS Inima Environment
UNOPS
Grupo Mejoras
ISMedioambiente
HANNA instruments
ACCIONA
Molecor
Idrica
Elmasa Tecnología del Agua
s::can Iberia Sistemas de Medición
Grundfos
Red Control
biv Innova
Likitech
Redexia network
Vector Motor Control
TecnoConverting
DuPont Water Solutions
Catalan Water Partnership
Almar Water Solutions
Ulbios
SCRATS
Lama Sistemas de Filtrado
Cajamar Innova
Saint Gobain PAM
CAF
Miya Water
Bentley Systems
Baseform
Xylem Water Solutions España
Insituform
Minsait
Saleplas
Fundación We Are Water
Regaber
Hidroconta
Aganova
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Blue Gold
ABB
ADECAGUA
Barmatec
FLOVAC
Kamstrup
VisualNAcert
Isle Utilities
Gestagua
Fundación CONAMA
Filtralite
J. Huesa Water Technology
ICEX España Exportación e Inversiones
Cibernos
Fundación Biodiversidad

Un estudio descubre cómo la cuenca del Amazonas provoca lluvias en el desierto de Atacama

  • estudio descubre cómo cuenca Amazonas provoca lluvias desierto Atacama
    Científicos han identificado las cintas transportadoras de humedad (MCB) como el principal mecanismo de precipitación en Atacama, con un origen sorprendente. (Imagen: Jan Voelkel)

Los eventos de lluvia intensa que cada varios años afectan al desierto chileno de Atacama, el más seco del mundo, pueden tener su origen en humedad transportada sobre los Andes desde la Amazonia.

Es lo que apuntan modelos que intentan explicar las llamadas cintas transportadoras de humedad, que son fenómenos atmosféricos de gran altitud conocidos por transportar grandes volúmenes de vapor de agua, y que están asociados a los episodios de lluvia que reverdecen Atacama de forma insólita.

En la sequía persistente de Atacama, donde la precipitación promedio es tan baja como 5 milímetros por año, estos eventos de lluvia raros pueden ocurrir de manera rápida e intensa. Dan forma al paisaje y brindan una humedad preciosa a las plantas y otras especies que, de otro modo, se adaptarían a los períodos prolongados de sequía o a la recolección de la niebla costera.

La nueva investigación muestra que entre el 40 % y el 80 % de la precipitación total que se produce entre la costa y el piedemonte andino está asociada a las cintas transportadoras de humedad.

Los eventos de lluvia relacionados con las cintas transportadoras de humedad pueden ser devastadores para las especies microbianas locales adaptadas a las condiciones secas, dicen los autores, pero podrían desempeñar un papel en la germinación del desierto floreciente, una explosión de coloridas flores silvestres que ocurre en Atacama cada cinco o siete años. La comprensión de los autores de los procesos detrás de estos eventos raros podría cambiar la forma en que los científicos entienden los climas pasados y futuros en la región.

Resultado sorprendente dada la altitud de los Andes

Christopher Böhm y sus colegas de la Universidad de Colonia catalogaron por primera vez el papel de las cintas transportadoras en Atacama. Para descubrir el papel de las cintas transportadoras de humedad y rastrear las masas de aire, los investigadores examinaron un evento de precipitación de 2017 que trajo más de 50 milímetros de lluvia a algunas regiones de Atacama.

Los modelos que rastrearon los caminos de las masas de aire sugirieron que la mayor parte de la humedad se originó en la cuenca del Amazonas, un resultado sorprendente dada la altura de los Andes que divide la selva tropical del desierto.

Los autores también descubrieron que las cintas transportadoras de humedad ocurren en toda la región cercana de los Andes unas cuatro veces al año; algunas no traen mucha precipitación, pero las más húmedas pueden ser extremas.

"Es como una década de lluvia en un solo evento en un par de horas", dijo en un comunicado Christoph Böhm, del Instituto de Geofísica y Meteorología de la Universidad de Colonia. Estas cintas transportadoras en la sección media de la capa atmosférica más baja de la Tierra, la troposfera, pueden hacer llover diez veces la precipitación anual.

Al rastrear cómo se mueve el agua en las cintas transportadoras de humedad en todo el continente, los investigadores sugieren que en el más húmedo de estos eventos extremos, la humedad se origina en la cuenca tropical del Amazonas en lugar de sobre el Océano Pacífico que se encuentra al oeste del desierto.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda