Aqualia
Connecting Waterpeople
AECID
s::can Iberia Sistemas de Medición
Control Techniques
Isle Utilities
Prefabricados Delta
FENACORE
Vector Motor Control
EMALSA
Filtralite
IAPsolutions
Redexia network
AZUD
Ulbios
Sacyr Agua
Molecor
Bentley Systems
Almar Water Solutions
Agencia Vasca del Agua
biv Innova
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Lama Sistemas de Filtrado
Aigües Segarra Garrigues
ABB
UPM Water
ISMedioambiente
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Barmatec
Saint Gobain PAM
ACCIONA
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
ADECAGUA
Likitech
EPG Salinas
Aganova
Cajamar Innova
TEDAGUA
Insituform
Red Control
Minsait
TecnoConverting
Cibernos
LACROIX
Gestagua
UNOPS
Idrica
Rädlinger primus line GmbH
J. Huesa Water Technology
ITC Dosing Pumps
Fundación We Are Water
GS Inima Environment
NaanDanJain Ibérica
Grupo Mejoras
Catalan Water Partnership
HANNA instruments
Global Omnium
Schneider Electric
Baseform
Hidroconta
CAF
Fundación Botín
VisualNAcert
Xylem Water Solutions España
Elmasa Tecnología del Agua
Ingeteam
Blue Gold
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Miya Water
Aqualia
ICEX España Exportación e Inversiones
Fundación CONAMA
IIAMA
Regaber
Consorcio de Aguas de Asturias
DuPont Water Solutions
Hach
Fundación Biodiversidad
DAM-Aguas
BELGICAST by TALIS
Asociación de Ciencias Ambientales
Kamstrup
Grundfos
FLOVAC
SCRATS
Saleplas
ESAMUR

Un estudio muestra que los lagos en el desierto egipcio alcanzan una extensión sin precedentes

  • estudio muestra que lagos desierto egipcio alcanzan extensión precedentes
    Lagos Toshka en el desierto de Egipto. (Imagen: NASA Earth Observatory)

Enormes lagos artificiales surgidos en pleno desierto al sur de Egipto por el agua excedente del enorme embalse Nasser en el río Nilo han alcanzado una extensión sin precedentes.

El nivel de los lagos Toshka depende de las fluctuaciones de varios años en el flujo del Nilo. Los lagos se llenaron en 2002 después de que el Nilo experimentara varios años de grandes inundaciones. Para 2012, la mayoría de los lagos se habían secado debido al bajo caudal del río. En los años siguientes, los lagos se redujeron aún más, dejando solo pequeños restos de agua en las cuencas occidentales.

A partir de 2019, las lluvias de verano en Sudán y Sudán del Sur fueron lo suficientemente abundantes como para elevar el nivel del agua en el lago Nasser, lo que permitió que la cuenca oriental de Toshka comenzara a llenarse. En 2020, se produjeron inundaciones récord en Sudán, lo que resultó en el nivel de agua más alto jamás registrado en el lago Nasser. Nuevamente en 2021, las inundaciones sudanesas se acercaron a niveles récord. El resultado fue un llenado rápido de los lagos Toshka.

La foto de noviembre de 2021 difundida por la NASA (arriba) muestra los lagos con más agua que nunca, con el Lago Nasser extendiéndose por el cauce del Nilo a la derecha, junto al canal aliviadero del que se nutren los lagos.

También indica que se han formado nuevos lagos en las depresiones al norte y al sur de la cuenca oriental. El área de los lagos originales incluso se expandió ligeramente por encima de los niveles vistos en 2001. Las áreas bajo cultivo también se han expandido mucho en los 19 años desde la primera foto satelital disponible.

Según la NASA, El ambicioso proyecto de los lagos de Toshka fue diseñado para proporcionar irrigación para nuevos desarrollos agrícolas y para atraer personas a la región y alejarlas de las densas poblaciones del propio Valle del Nilo. El proyecto también estaba destinado a proteger la Presa Alta de Asuán, el muro que retiene un gran volumen de agua. El daño o el colapso de la presa por el sobrellenado del lago Nasser sería catastrófico para las poblaciones de Egipto río abajo. El sobrellenado puede ser el resultado de altas precipitaciones sostenidas en los países río arriba, o de liberaciones de agua.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda