Aqualia
Connecting Waterpeople

La huella de la ola de calor en capitales europeas vista desde el espacio

125
  • huella ola calor capitales europeas vista espacio
Emasesa
· 125

La NASA ha publicado impresionantes imágenes de la huella que la enorme ola de calor dejó, vista desde el espacio, en algunas de las capitales europeas en los días finales del mes de junio.

Muchos países se vieron afectados por temperaturas superiores a 40 grados centígrados entre el 26 y el 30 de junio. Según la Organización Meteorológica Mundial, junio de 2019 es ahora el mes más caluroso registrado en el continente europeo en su conjunto

El instrumento ECOSTRESS (Ecosystem Spaceborne Thermal Radiometer Experiment on Space Station) que la NASA opera en las Estación Espacial Internacional mide la temperatura de la superficie de la Tierra en diferentes momentos del día. Aunque su objetivo principal es monitorear la salud de las plantas, ECOSTRESS también puede detectar eventos de calor como el que gran parte de Europa acaba de experimentar

El calor atrapado resultó en temperaturas aún más altas al mediodía, en los 40 grados Celsius en algunos lugares, a medida que la ola de calor continuó

ECOSTRESS hizo un mapa de la superficie, o temperatura del suelo, de cuatro ciudades europeas --Roma, París, Madrid y Milán-- durante las mañanas del 27 de junio y el 28 de junio. En las imágenes, las temperaturas más cálidas aparecen en rojo y las más frías aparecen en azul. Muestran que el núcleo central de cada ciudad es mucho más caliente que el paisaje natural circundante debido al efecto de isla de calor urbano, un resultado de las superficies urbanas que almacenan y re-irradian calor a lo largo del día, informa la NASA.

El hecho de que las temperaturas de la superficie fueran tan altas como 25-30 grados Celsius en la madrugada indica que gran parte del calor de los días anteriores fue almacenada por superficies con alta capacidad calorífica (como asfalto, cemento y agua) e incapaces de disiparse antes del día siguiente. El calor atrapado resultó en temperaturas aún más altas al mediodía, en los 40 grados Celsius en algunos lugares, a medida que la ola de calor continuó.

ECOSTRESS se lanzó a la estación espacial el verano pasado y comenzó a recopilar sus primeros datos de calor solo días después de la instalación. El instrumento mide las variaciones de las temperaturas del suelo en unas pocas décimas de grado, y lo hace con detalles sin precedentes: puede detectar cambios de temperatura en diferentes momentos del día en áreas del tamaño de un campo de fútbol

La redacción recomienda