Aqualia
Connecting Waterpeople

Ibiza registró en 2020 menos presión en acuíferos pero más carga contaminante en alcantarillado

  • Ibiza registró 2020 menos presión acuíferos pero más carga contaminante alcantarillado
Global Omnium

La Alianza por el Agua de Ibiza y Formentera ha constatado que en 2020 se registró menos presión en los acuíferos pero una mayor carga contaminante en el alcantarillado.

Así se desprende del último balance realizado por la entidad, que ha reiterado la importancia de que aumente el uso de agua desalada para reducir la presión sobre los acuíferos en el abastecimiento urbano.

También ha reiterado su petición de que se amplíe la depuradora de Santa Eulària y la finalización del tanque de tormentas de Ibiza en materia de depuración.

La Alianza ha lamentado que no se han resuelto retos pendientes como el retraso en la finalización de la nueva depuradora de Sa Coma, así como la elevada carga contaminante del alcantarillado municipal que reciben las depuradoras de las Pitiusas.

En materia de abastecimiento, la Alianza por el Agua ha valorado de manera positiva que la presión por la extracción de agua en los acuíferos se ha visto reducida a niveles de la década de los 90 por el incremento del consumo de agua desalada en los municipios de Ibiza.

En este sentido, han destacado que el municipio de Ibiza ha cerrado los pozos en invierno y únicamente utiliza agua subterránea en días de demanda excepcional del verano, posibilitando la recuperación del acuífero de Sa Serra Grossa. La Alianza ha señalado además que la Isla se sitúa actualmente en un escenario de prealerta por sequía.

En relación a Formentera, ha valorado positivamente el inicio de las obras de ampliación de la desaladora de Formentera, lo que mejorará el suministro en la Isla.

Elevadas pérdidas en redes municipales

En su balance, la entidad ha lamentado que el "gran reto" pendiente es reducir las elevadas pérdidas en la red de abastecimiento municipal.

Así en el último año dichas pérdidas en los municipios de Santa Eulària y Sant Josep fueron del 40 y del 29 por ciento, respectivamente, superior al 25 por ciento, que es el máximo establecido en el Plan Hidrológico de las Islas Baleares.

Ante estos datos, desde la Alianza por el Agua han pedido incrementar la inversión en mejoras en la red de abastecimiento y la puesta en marcha de sistemas de telecontrol para disminuir las pérdidas y realizar una detección temprana de fugas.

También han celebrado la finalización y ampliación de la depuradora de Santa Eulària y el inicio de obras de las depuradoras de Can Bossa y Sant Josep por parte del Govern Balear, inversiones "necesarias" para poder garantizar unas aguas depuradas de calidad.

La Alianza ha lamentado también que perduren los problemas en materia de saneamiento y depuración en la isla de Ibiza.

Así, han reclamado la finalización de la depuradora de Ibiza que acumula un "elevado" retraso. Esta depuradora, según han recordado, causa el vertido de aguas deficientemente depuradas al medio marino, que suponen un 44 por ciento del caudal total de todas las depuradoras de la isla de Ibiza.

En este sentido, está pendiente la ejecución de las obras de conducción de conexión de la depuradora y se prevé que la depuradora no se ponga en marcha hasta el año 2023.

Redacción iAgua

La redacción recomienda