Aqualia
Connecting Waterpeople
Lee iAgua Magazine 34

Una investigación descubre que la erosión formó un enorme sistema de cañones de hielo en Marte

  • investigación descubre que erosión formó enorme sistema cañones hielo Marte
    Vista de una depresión polar de Marte, de aproximadamente 20 kilómetros de ancho y unos cientos de metros de profundidad. -(Imagen Mola Science Team, MSS, JPL, NASA)
ABB

Depresiones espirales que se encuentran en la superficie de Marte son cañones excavados en hielo in situ con un volumen total 10 veces mayor que el del Gran Cañón del Colorado.

Esto los convierte en una de las megaestructuras geológicas más grandes y más jóvenes del Sistema Solar, según expone en un nuevo artículo el científico senior del Planetary Science Institute Alexis Palmero Rodríguez.

"La erosión formó un enorme sistema de cañones de hielo, y esa erosión es una fuente de los mantos de latitudes medias conocidos desde hace mucho tiempo en Marte", dijo Rodríguez en su investigación, que aparece en 'Nature Scientific Reports'.

Estas depresiones están dispuestas en un vasto patrón en espiral que cubre un área del tamaño de Texas. El nuevo estudio encontró que su crecimiento lateral a las direcciones del viento catabático (viento que transporta aire más frío de alta densidad desde una elevación más alta hacia abajo de una pendiente) produjo intersecciones simples generalizadas, de las cuales emergió la disposición en espiral altamente compleja, dijo Rodríguez.

"El patrón en espiral que se ve en las depresiones es básicamente un subproducto de la erosión", dijo. "A medida que los pozos crecen y se cruzan sobre un casquete polar en forma de cúpula preexistente, surge el patrón en espiral. Se ha propuesto durante mucho tiempo que la sublimación del hielo de agua del casquete polar norte durante los ciclos de alta oblicuidad era una fuente esencial de las llanuras heladas de latitud media del planeta. Nuestro hallazgo identifica las depresiones como evidencia directa de esas fases de sublimación", dijo Rodríguez.

Estas características de canales en espiral se formaron muy recientemente, en términos geológicos: hace entre unos pocos millones y 50.000 años, dijo Rodríguez.

La presencia de hielo en las llanuras del norte se conoce desde hace mucho tiempo y recientemente se ha sugerido como un recurso humano potencial. Sin embargo, ese hielo podría incluir salmueras congeladas con compuestos tóxicos para los humanos, por ejemplo, residuos de antiguos lagos, mares y océanos.

"Estimamos que alrededor del 25% de los sustratos helados de las llanuras del norte se derivan del hielo erosionado. El hielo nunca fue líquido, por lo que nunca disolvió compuestos tóxicos. Estamos viendo enormes volúmenes, equivalentes a aproximadamente 16.000 millones de piscinas olímpicas, de agua potencialmente pura y limpia", dijo Rodríguez. "Por otro lado, estas capas heladas, incluidas las muestreadas por el Phoenix Mars Lander de la NASA, podrían no ser los mejores lugares para buscar vida, precisamente por las mismas razones".

La edad del casquete polar sigue siendo objeto de controversia y existen numerosas estimaciones. Según un mapa geológico detallado, una opinión es que la mayor parte de su deposición ocurrió durante los últimos mil millones de años. En consecuencia, si bien las depresiones pueden ser geológicamente jóvenes, el hielo que exponen podría ser extremadamente antiguo.

Estimamos que alrededor del 25% de los sustratos helados de las llanuras del norte se derivan del hielo erosionado

Para proporcionar perspectiva, los núcleos de hielo más antiguos de la Tierra tienen aproximadamente 2,7 millones de años, lo que ha sido muy útil para reconstruir la reciente evolución paleoclimática de nuestro planeta. Las capas de hielo marciano expuestas dentro de las depresiones podrían permitir investigaciones paleoclimáticas en profundidad que podrían abarcar varios cientos de millones de años en el pasado. Un registro equivalente en la Tierra nos permitiría tomar muestras de hielo de cuando los dinosaurios deambulaban por la Tierra y comprender con mucha más precisión los paleoambientes en los que vivían.

El coautor Kenneth Tanaka, científico afiliado de PSI que ha estudiado la superficie de Marte durante más de 40 años, dijo en un comunicado: "Durante cientos de años, los astrónomos han estado intrigados por la presencia de la capa de hielo del polo norte en Marte. Ahora, con las observaciones de las naves espaciales modernas, podemos descifrar cómo ha respondido esa capa de hielo a una historia climática que refleja los cambios en la atmósfera y la actividad geológica resultante que se evidencia en otras partes del planeta.

"De manera similar, el estudio del agua almacenada en las regiones polares de la Tierra cuenta gran parte de la historia del clima de nuestro planeta. Por otro lado, donde el derretimiento de las capas de hielo en la Tierra conduce principalmente a aumentos en el volumen de agua del océano, en Marte se piensa comúnmente que el hielo se redistribuye principalmente como depósitos de hielo que forman mantos en latitudes medias e incluso glaciares de montaña en las bajas latitudes", dijo Tanaka.

"Nuestro estudio ayuda a demostrar que el hielo de agua que se extrae de la región del polo norte de hecho se redistribuye a estas latitudes más bajas en lugar de en un proceso de reciclaje más localizado que también se ha sugerido", concluye.

Redacción iAgua

La redacción recomienda