Aqualia
Connecting Waterpeople
Blue Gold
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Fundación Botín
Minsait
Grundfos
Smagua
NaanDanJain Ibérica
Filtralite
Gestagua
Likitech
AGENDA 21500
Redexia network
TEDAGUA
Agencia Vasca del Agua
CALAF GRUP
IAPsolutions
Red Control
Fundación CONAMA
ADECAGUA
Xylem Water Solutions España
Barmatec
BELGICAST by TALIS
AZUD
EMALSA
IIAMA
STF
Confederación Hidrográfica del Segura
Regaber
s::can Iberia Sistemas de Medición
Almar Water Solutions
Saint Gobain PAM
ITC Dosing Pumps
Rädlinger primus line GmbH
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Hach
FENACORE
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Global Omnium
LACROIX
Schneider Electric
Ingeteam
Molecor
UPM Water
Ulbios
Saleplas
GS Inima Environment
Grupo Mejoras
Terranova
DuPont Water Solutions
Kamstrup
Isle Utilities
ESAMUR
Kurita - Fracta
Baseform
FLOVAC
AECID
Elliot Cloud
Control Techniques
J. Huesa Water Technology
Hidroconta
ACCIONA
BACCARA
Fundación Biodiversidad
DAM-Aguas
Fundación We Are Water
Miya Water
Idrica
NOVAGRIC
biv Innova
HANNA instruments
SCRATS
ISMedioambiente
ABB
Cibernos
Asociación de Ciencias Ambientales
Sacyr Agua
Lama Sistemas de Filtrado
Elmasa Tecnología del Agua
Catalan Water Partnership
Aganova
TecnoConverting
Cajamar Innova
Aqualia
Vector Motor Control
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
EPG Salinas
Bentley Systems
Aigües Segarra Garrigues
Consorcio de Aguas de Asturias
Innovyze, an Autodesk company
VisualNAcert
Insituform
Prefabricados Delta
CAF
ICEX España Exportación e Inversiones
UNOPS

Una investigación descubre que una mala hierba común puede ser la "superplanta" frente a la sequía

  • investigación descubre que mala hierba común puede ser "superplanta" frente sequía
    Portulaca oleracea, superplanta contra la sequía. (Imagen: Yale News)
ABB

Una hierba común alberga importantes pistas sobre cómo crear cultivos resistentes a la sequía en un mundo acosado por el cambio climático.

Investigadores de Yale describen en Science Advances cómo la 'Portulaca oleracea', comúnmente conocida como verdolaga, integra dos vías metabólicas distintas para crear un nuevo tipo de fotosíntesis que permite a la hierba soportar la sequía sin dejar de ser altamente productiva.

"Se trata de una combinación muy rara de rasgos que ha creado una especie de 'superplanta', que podría ser potencialmente útil en tareas como la ingeniería de cultivos", afirma en un comunicado Erika Edwards, profesora de ecología y biología evolutiva de Yale y autora principal del artículo.

Las plantas han desarrollado de forma independiente una serie de mecanismos distintos para mejorar la fotosíntesis, el proceso por el que las plantas verdes utilizan la luz solar para sintetizar nutrientes a partir del dióxido de carbono y el agua. Por ejemplo, el maíz y la caña de azúcar desarrollaron lo que se denomina fotosíntesis C4, que permite a la planta seguir siendo productiva bajo altas temperaturas.

Las suculentas, como los cactus y los agaves, poseen otro tipo llamado fotosíntesis CAM, que les ayuda a sobrevivir en desiertos y otras zonas con poca agua. Tanto la C4 como la CAM tienen funciones diferentes, pero utilizan la misma vía bioquímica para actuar como "complementos" de la fotosíntesis normal.

Lo que hace única a la verdolaga es que posee ambas adaptaciones evolutivas, lo que le permite ser altamente productiva y también muy tolerante a la sequía, una combinación improbable para una planta. La mayoría de los científicos creían que el C4 y el CAM funcionaban de forma independiente en las hojas de la verdolaga.

Sin embargo, el equipo de Yale, dirigido por los coautores y becarios postdoctorales José Moreno-Villena y Haoran Zhou, llevó a cabo un análisis espacial de la expresión génica en las hojas de la verdolaga y descubrió que la actividad C4 y CAM están totalmente integradas. Operan en las mismas células, y los productos de las reacciones CAM son procesados por la vía C4. Este sistema proporciona niveles inusuales de protección para una planta C4 en tiempos de sequía.

Los investigadores también construyeron modelos de flujo metabólico que predijeron la aparición de un sistema integrado C4+CAM que refleja sus resultados experimentales.

Los autores afirman que la comprensión de esta nueva vía metabólica podría ayudar a los científicos a idear nuevas formas de diseñar cultivos como el maíz para que puedan soportar sequías prolongadas.

"En términos de ingeniería de un ciclo CAM en un cultivo C4, como el maíz, todavía hay mucho trabajo por hacer antes de que eso pueda ser una realidad --explica Edwards en un comunicado--. Pero lo que hemos demostrado es que las dos vías pueden integrarse eficazmente y compartir productos. El C4 y la CAM son más compatibles de lo que habíamos pensado, lo que nos hace sospechar que hay muchas más especies C4+CAM ahí fuera, esperando a ser descubiertas".

Redacción iAgua

La redacción recomienda