Aqualia
Connecting Waterpeople
Rädlinger primus line GmbH
Kurita - Fracta
Catalan Water Partnership
AZUD
FENACORE
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
CAF
DuPont Water Solutions
Asociación de Ciencias Ambientales
s::can Iberia Sistemas de Medición
Terranova
Hidroconta
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Innovyze, an Autodesk company
Aganova
TecnoConverting
Grundfos
Fundación We Are Water
STF
ITC Dosing Pumps
Bentley Systems
Minsait
Cibernos
EMALSA
Ulbios
DAM-Aguas
Blue Gold
Baseform
GS Inima Environment
Miya Water
Saleplas
Elmasa Tecnología del Agua
AECID
IAPsolutions
NOVAGRIC
SCRATS
LACROIX
IIAMA
Grupo Mejoras
ISMedioambiente
Smagua
VisualNAcert
Xylem Water Solutions España
Hach
Fundación Botín
Vector Motor Control
ABB
Schneider Electric
FLOVAC
Kamstrup
EPG Salinas
UPM Water
ADECAGUA
NaanDanJain Ibérica
J. Huesa Water Technology
Molecor
Sacyr Agua
Saint Gobain PAM
Consorcio de Aguas de Asturias
BELGICAST by TALIS
HANNA instruments
Elliot Cloud
Aigües Segarra Garrigues
ICEX España Exportación e Inversiones
Isle Utilities
UNOPS
Regaber
Insituform
Likitech
Prefabricados Delta
Cajamar Innova
ESAMUR
TEDAGUA
Idrica
Lama Sistemas de Filtrado
Filtralite
biv Innova
Fundación CONAMA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
BACCARA
ACCIONA
Control Techniques
Redexia network
CALAF GRUP
Global Omnium
Fundación Biodiversidad
Aqualia
Gestagua
AGENDA 21500
Agencia Vasca del Agua
Confederación Hidrográfica del Segura
Ingeteam
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Barmatec
Red Control
Almar Water Solutions

Una investigación desentierra un núcleo de hielo de cinco millones de años en un valle antártico

  • investigación desentierra núcleo hielo cinco millones años valle antártico
    Instalación de extracción de núcleos de hielo en el valle Ong de la Antártida. (Imagen: Jaakoo Putkonen)
ABB

Investigadores han desenterrado un núcleo de hielo de hasta cinco millones de años de antigüedad en el Valle Ong en las Montañas Transantárticas, posiblemente el más antiguo jamás recuperado.

El método utilizado para medir la edad del núcleo, publicado en The Cryosphere, podría allanar el camino para la investigación de otras muestras de hielo más antiguas, informa Nature.com.

Varios equipos internacionales están compitiendo para extraer los núcleos de hielo continuo más antiguos, con la esperanza de producir líneas de tiempo sin fisuras de las condiciones atmosféricas que se extienden hasta hace aproximadamente 1,5 millones de años.

El nuevo método, sin embargo, podría hacer posible la datación de muestras de hielo aún más antiguas, depositadas por glaciares, a las que es más fácil acceder porque están más cerca de la superficie.

Esa es la opinión de la autora principal Marie Bergelin, una geóloga glacial que formó parte del proyecto de hielo de Ong Valley mientras estaba en la Universidad de Dakota del Norte en Grand Forks. En lugar de buscar en las profundidades del subsuelo, Bergelin preguntó: "¿Dónde más podemos encontrar potencialmente hielo viejo? ¿Dónde más podemos ir y encontrar depósitos únicos?

El nuevo método podría hacer posible la datación de muestras de hielo aún más antiguas

La perforación profunda en busca de núcleos de hielo continuos cuesta millones de dólares y puede llevar más de una década de planificación y trabajo de campo. En busca de hielo viejo que no requiera una inversión tan grande, Bergelin y sus colegas se establecieron en el Valle Ong porque estimaciones anteriores sugerían que el hielo enterrado debajo de una de sus derivas glaciales (material rocoso transportado por un glaciar) tiene más de un millón de años.

Después de que los glaciares se deslizaran hacia este valle, su superficie de hielo comenzó a sublimarse, convirtiéndose en vapor de agua. Eso dejó una capa protectora de material rocoso con hielo preservado debajo.

El hielo lleno de sedimentos del valle Ong probablemente no pueda proporcionar el registro climático detallado que los núcleos continuos pueden. Pero aún podría arrojar nueva información.

Los investigadores recolectaron su núcleo de hielo durante la temporada de campo 2017-18, eligiendo un sitio de extracción lejos de cualquier área de desprendimiento de rocas que pudiera haber contaminado la muestra. Sobre la base de lo que saben sobre cómo se depositó el hielo en esta región, desarrollaron un modelo de cómo los isótopos raros de berilio, aluminio y neón se acumularon en los restos de hielo a lo largo del tiempo. Los rayos cósmicos de alta energía del espacio exterior chocan con el material rocoso en la superficie o cerca de ella para crear estos isótopos. Después de comparar las predicciones del modelo con el perfil de isótopos medido en el núcleo de hielo de 10 metros de largo, pudieron estimar que parte del hielo, hasta cierta profundidad, tenía unos 3 millones de años.

Por debajo de esa profundidad, las concentraciones de isótopos fueron mucho más altas de lo esperado, lo que llevó al equipo a concluir que dos masas de hielo separadas se apilan una encima de la otra en esta parte del valle de Ong. Estiman que el más antiguo y profundo tiene entre 4,3 y 5,1 millones de años.

Redacción iAgua

La redacción recomienda