Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
ADECAGUA
Hach
SCRATS
EMALSA
ACCIONA
Gestagua
Molecor
AGS Water Solutions
Sacyr Agua
IAPsolutions
Sivortex Sistemes Integrals
Aqualia
LABFERRER
Lama Sistemas de Filtrado
Global Omnium
Cajamar Innova
Xylem Water Solutions España
EPG Salinas
Aganova
Asociación de Ciencias Ambientales
Smagua
Filtralite
Kamstrup
Hidroglobal
Confederación Hidrográfica del Segura
ADASA
Fundación Biodiversidad
RENOLIT ALKORPLAN
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
Ingeteam
Prefabricados Delta
J. Huesa Water Technology
GS Inima Environment
IRTA
Likitech
LACROIX
Catalan Water Partnership
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
ESAMUR
CAF
NTT DATA
AGENDA 21500
HRS Heat Exchangers
Baseform
ICEX España Exportación e Inversiones
Autodesk Water
TRANSWATER
FLOVAC
Fundación Botín
Vector Energy
TecnoConverting
TFS Grupo Amper
ONGAWA
Saint Gobain PAM
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Rädlinger primus line GmbH
ISMedioambiente
TEDAGUA
Terranova
Minsait
MonoM by Grupo Álava
MOLEAER
KISTERS
Barmatec
Almar Water Solutions
Fundación CONAMA
FENACORE
Red Control
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
AECID
Consorcio de Aguas de Asturias
s::can Iberia Sistemas de Medición
Grupo Mejoras
AMPHOS 21
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Idrica
Hidroconta
Amiblu
DATAKORUM
Agencia Vasca del Agua
Schneider Electric

Se encuentra usted aquí

Investigadores australianos desarrollan el primer método de desalinización térmica del mundo

  • Investigadores australianos desarrollan primer método desalinización térmica mundo
    Pablo González-Cebrián/Fotos iAgua.

Un método más simple y rentable para eliminar la sal del agua de mar mediante calor, desarrollado en Australia, puede resolver la actual escasez mundial de agua sin precedentes.

Para 2025, 1.800 millones de personas probablemente se enfrentarán a lo que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) llama "escasez absoluta de agua".

Para ayudar a combatir la crisis del agua, los investigadores de la ANU (Australian National University) han desarrollado el primer método de desalinización térmica del mundo, en el que el agua permanece en fase líquida durante todo el proceso.

“Estamos volviendo al método de desalinización térmica, pero aplicando un principio que nunca se había utilizado antes, en el que la fuerza impulsora y la energía detrás del proceso es el calor”

La investigación, publicada en Nature Communications, demuestra cómo el método de ahorro de energía no se activa con electricidad, sino con calor moderado generado directamente a partir de la luz solar o calor residual de máquinas como los acondicionadores de aire o los procesos industriales.

El investigador principal, el Dr. Juan Felipe Torres, un ingeniero mecánico y aeroespacial líder a nivel mundial que propuso por primera vez el concepto de desalinización termodifusiva, dijo que el fenómeno detrás de esta tecnología, llamado "termodifusión" o "efecto Soret", se descubrió en el siglo XIX, pero ha permanecido infrautilizado.

Dr. Juan Felipe Torres.

“Estamos volviendo al método de desalinización térmica, pero aplicando un principio que nunca se había utilizado antes, en el que la fuerza impulsora y la energía detrás del proceso es el calor”, dijo en un comunicado.

“La termodifusión fue un fenómeno reportado por primera vez en detalle en la década de 1850 por el científico suizo Charles Soret, quien experimentó con un tubo de agua de 30 centímetros donde una parte del agua estaba más fría y la otra más caliente. Descubrió que los iones de sal se mueven lentamente hacia el lado frío”.

Funciona desalinizando agua

Para probar si este efecto se puede utilizar para la desalinización del agua, los investigadores hicieron pasar agua de mar a través de un canal estrecho calentado desde arriba a 60 grados y enfriado desde abajo a 20 grados.

“La difusión tardaba 53 días en alcanzar un estado estable con un tubo de 30 centímetros, que es demasiado largo para nuestros propósitos y no es escalable”, dijo el Dr. Torres. “Nuestra misión pasó a ser encontrar una manera de acelerar el proceso de difusión”.

“El ochenta por ciento de los métodos de desalinización del mundo utilizan ósmosis inversa, lo que añade complejidad y es costoso de operar”

Los investigadores de la ANU descubrieron que ajustar las condiciones de separación podría aumentar significativamente la velocidad del proceso de difusión a solo un par de minutos.

“La clave fue reducir la altura del canal de 30 centímetros a un milímetro y agregar múltiples canales”, dijo el Dr. Torres.

Shuqi Xu, estudiante de doctorado de la ANU y primer autor, dijo que una vez que la sal había migrado al agua más fría, el dispositivo reprocesó el agua más cálida y purificada a través del canal mientras se eliminaba el agua más fría y salada. “Cada vez que el agua pasaba por el canal, su salinidad se reducía en un tres por ciento”, dijo Xu.

“Nuestra investigación muestra que después de ciclos repetidos, la salinidad del agua de mar se puede reducir de 30.000 partes por millón a menos de 500”.

Según los investigadores de la ANU, las tecnologías de desalinización actuales, donde la sal se filtra a través de una membrana, requieren grandes cantidades de energía eléctrica y materiales costosos que necesitan servicio y mantenimiento.

“El ochenta por ciento de los métodos de desalinización del mundo utilizan ósmosis inversa, lo que añade complejidad y es costoso de operar”, dijo el Dr. Torres. “Si continuamos afinando la tecnología actual sin cambiar los fundamentos, puede que no sea suficiente. Un cambio de paradigma es esencial para sostener la vida humana durante el próximo siglo”.

Primer sistema comercial en ocho años

Con más pruebas, los investigadores esperan producir la primera unidad comercial dentro de ocho años.

La investigación ha recibido financiación del Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio y del programa de la Asociación de Ciencia y Tecnología para el Clima (SciTech4Climate) de Australia. El proyecto también recibió apoyo del Instituto de Clima, Energía y Soluciones para Desastres (ICEDS) de la ANU.

“El proyecto ha desplegado una unidad de desalinización comercial de última generación impulsada por energía solar en Tonga, para probar su aplicación en la agricultura y las estrategias de mitigación de la sequía”, dijo la Dra. Mona Mahani, del ICEDS.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda