Aqualia
Connecting Waterpeople
Aigües Segarra Garrigues
ITC Dosing Pumps
J. Huesa Water Technology
Miya Water
Gestagua
Kamstrup
Fundación We Are Water
Cajamar Innova
Likitech
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Red Control
Baseform
Idrica
Grupo Mejoras
Ulbios
Minsait
TecnoConverting
Fundación Biodiversidad
AECID
Sacyr Agua
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
EMALSA
Regaber
Grundfos
IIAMA
Consorcio de Aguas de Asturias
DuPont Water Solutions
Isle Utilities
BELGICAST by TALIS
LACROIX
HANNA instruments
Elmasa Tecnología del Agua
Agencia Vasca del Agua
Control Techniques
GS Inima Environment
NOVAGRIC
Saleplas
Cibernos
FENACORE
biv Innova
Aqualia
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Vector Motor Control
Fundación Botín
BACCARA
CAF
Hidroconta
AGENDA 21500
DAM-Aguas
Elliot Cloud
Barmatec
Blue Gold
IAPsolutions
s::can Iberia Sistemas de Medición
Prefabricados Delta
ISMedioambiente
STF
ESAMUR
Catalan Water Partnership
NaanDanJain Ibérica
Global Omnium
Lama Sistemas de Filtrado
Redexia network
Xylem Water Solutions España
EPG Salinas
Saint Gobain PAM
Rädlinger primus line GmbH
ABB
ICEX España Exportación e Inversiones
Filtralite
UPM Water
Insituform
VisualNAcert
Fundación CONAMA
Aganova
AZUD
ADECAGUA
Bentley Systems
Ingeteam
ACCIONA
SCRATS
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Schneider Electric
Hach
TEDAGUA
Molecor
Asociación de Ciencias Ambientales
FLOVAC
Confederación Hidrográfica del Segura
UNOPS
Almar Water Solutions
Isle Utilities Webinar Series - 7 de julio:

Más de la mitad de los glaciares de los Pirineos han desaparecido desde 1983

  • Más mitad glaciares Pirineos han desaparecido 1983
    Más de la mitad de los glaciares de los Pirineos han desaparecido y solo quedan 20 en "delicado estado de equilibrio" - GABINETESEIS.
ABB

Más de la mitad de los glaciares de los Pirineos han desaparecido desde 1983, de forma que solo quedan 20 en activo y se encuentran en un "delicado estado de equilibro", y la temperatura media anual durante el período 1959-2020 ha aumentado 1,6 grados, según se recoge en las conclusiones del proyecto ADAPYR del Observatorio Pirenáico de Cambio Climático.

La Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP), constituida por los Gobiernos de Navarra, Aragón, Catalunya, Andorra, Nouvelle Aquitaine, Occitanie y Euskadi -que en estos momentos ocupa la presidencia-, ha presentado este jueves los resultados de OPCC ADAPYR, el principal proyecto relacionado con el cambio climático en los Pirineos y que está financiado por fondos europeos del Programa Interreg V-A de Cooperación Territorial entre España, Francia y Andorra (POCTEFA).

Tras dos años de trabajos, las conclusiones del estudio, que tiene como objetivo realizar un seguimiento y comprender el fenómeno del cambio climático en los Pirineos para ayudar al territorio a adaptarse a sus impactos, se expondrán el marco del congreso 4º Coloquio Internacional sobre Cambio Climático en Zonas de Montaña, que se celebra este jueves y viernes en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

En la presentación han participado el director de Asuntos Europeos del Gobierno Vasco y secretario general de la CTP, Mikel Antón, la viceconsejera de Sostenibilidad Ambiental del Gobierno Vasco, Amaia Barredo, la coordinadora del Observatorio Pirenaico de Cambio Climático (OPCC), Eva García-Balaguer, el director de GEIE Forespir, responsable del proyecto ACCLIMAFOR, Sébastien Chauvin, y el director del Conservatoire Botanique National des Pyrénées et de Midi-Pyrénées (CBNPMP), responsable del proyecto FLORAPYR Avance, Gérard Largier.

El año 2020 fue el más cálido en el conjunto de los Pirineos de los últimos 62 años

Además de la CTP, el proyecto OPCC-ADAPYR ha contado con un equipo de socios de otras 11 organizaciones, junto con otras 30 entidades asociadas de ambas vertientes de la cordillera.

2020, el año más cálido en los Pirineos en 62 años

De la observación de los efectos del cambio climático en los Pirineos se han podido extraer, entre otros datos y conclusiones, que la temperatura media anual durante el período 1959-2020 ha aumentado 1,6 grados. El año 2020 fue el más cálido en el conjunto de los Pirineos de los últimos 62 años. Asimismo, la precipitación media anual durante el período 1959-2020 ha disminuido un 8%.

Además, desde 1983, más de la mitad de los glaciares han desaparecido en los Pirineos, de forma que solo quedan 20 en activo, y se encuentran en un "delicado estado de equilibro".

En concreto, en los últimos 30 años (1990-2020), la superficie del glaciar del Aneto ha perdido más de la mitad de su extensión, un -53% en concreto. Además, la acumulación de nieve por debajo de los 1.500 metros podría llegar a reducirse en un 78% en el último cuarto del siglo XXI.

Por otra parte, según las conclusiones del estudio, el cambio climático podría invertir el rol actual de las turberas como sumideros de carbono, convirtiéndolas en emisoras de CO2 en lugar de captadoras.

Asimismo, aunque son resultados preliminares porque todavía no se disponen de muchos años de datos en los lagos de los Pirineos, en los últimos cuatro años se ha observado una disminución leve del numero de días con los lagos cubiertos de hielo y un avance de la fecha de inicio del deshielo.

En los últimos 30 años (1990-2020), la superficie del glaciar del Aneto ha perdido más de la mitad de su extensión

Así, el estudio recoge que en el período 1978-2020, el volumen de hielo en la cueva helada de Cotiella (Aragón) ha disminuido un 20% y la temperatura del hielo en el interior de la cueva está aumentando.

Primera estrategia pirenaica

En la presentación han destacado que uno de los principales logros del OPCC-ADAPYR ha sido la elaboración de la primera estrategia pirenaica sobre el cambio climático, la EPiCC, con un enfoque "único en Europa. Se trata de un documento que destaca las directrices dadas para alcanzar un objetivo concreto, el de hacer de los Pirineos un territorio resiliente en 2050".

En su elaboración han participado más de 500 agentes y es fruto de más de una década de trabajo en red. La EPiCC se basa en cinco ámbitos clave: el clima, la economía de montaña adaptada, los ecosistemas naturales resilientes, la población y el territorio y, por último, la gobernanza.

Sobre ellos, las siete regiones han identificado 38 directrices e identificado 72 acciones prioritarias, resultado de un análisis y una reflexión realizados conjuntamente entre socios institucionales, técnicos y reuniones participativas con actores del territorio.

Además, el proyecto ADAPYR del OPCC ha dado lugar a otras innovaciones, como el desarrollo de un boletín climático anual para los Pirineos (BICCPIR) o la firma de acuerdos para intercambiar datos entre las distintas agencias meteorológicas del territorio Pirenaico, entre otras.

Para dar continuidad a este proyecto, e impulsar la estrategia definida desde la CTP acompañada de 47 entidades, se ha solicitado un proyecto LIFE Integrado para ocho años, con el que poner en marcha el Plan operativo de la nueva EPiCC.

El estudio recoge que en el período 1978-2020, el volumen de hielo en la cueva helada de Cotiella (Aragón) ha disminuido un 20%

En la presentación, Mikel Antón ha destacado que el Observatorio Pirenaico de Cambio Climático es "una de nuestras iniciativas más emblemáticas, y en estos últimos años ha tomado especial sentido y solidez". Así, ha señalado que "la situación de emergencia climática declarada en nuestros territorios y a nivel mundial hace de él una herramienta fundamental para dar una respuesta más eficaz al reto climático, basándose en la colaboración y cooperación interterritorial".

Por su parte, la viceconsejera de Sostenibilidad Ambiental del Gobierno Vasco, Amaia Barredo, ha destacado que "las regiones también tenemos una responsabilidad que no podemos ignorar".

"Es necesario que colaboremos conjuntamente, estrechando lazos con otras administraciones, gobiernos e iniciativas regionales y locales para alcanzar las metas climáticas, apostando por una verdadera gobernanza climática multinivel", ha dicho, para añadir que Euskadi "tiene experiencia en ello, con proyectos como LIFE Urban Klima 2050, la red vasca de municipios sostenibles Udalsarea 2030, o el proyecto ADAPYR".

La coordinadora del OPCC, Eva García-Balaguer, ha asegurado que "no hay en Europa otra estrategia transfronteriza de adaptación de ámbito regional y que haya sido construida en base a la participación de una multiplicidad de entidades pirenaicas". "No existe ningún otro enfoque transfronterizo para la adaptación al cambio climático que aborde tanto los retos de las áreas involucradas como de montaña en el mismo territorio", ha subrayado.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda