Aqualia
Connecting Waterpeople

Miles de lagos de deshielo se extienden sobre la Antártida Oriental

99
  • Miles lagos deshielo se extienden Antártida Oriental
Minsait
· 99

Imágenes por satélite han contabilizado nada menos que 65.000 lagos de deshielo sobre cinco millones de kilómetros cuadrados de la Antártida Oriental, una cifra más significativa de lo esperado.

Esta es la primera vez que los investigadores han podido mapear la distribución generalizada de lagos en una vasta área de la capa de hielo de la Antártida Oriental, la masa de hielo más grande del mundo, en un solo año de fusión.

Aunque la mayor parte de la capa de hielo es increíblemente fría, con temperaturas que caen a menos de -40ºC en invierno, las temperaturas de verano a menudo pueden alcanzar más de cero y causar el derretimiento de la superficie.

El estudio de la Universidad de Durham, cuyos hallazgos se publican en la revista 'Scientific Reports', muestra que se están formando lagos de agua de deshielo en la mayoría de las áreas costeras de la capa de hielo, lo que sugiere que la Antártida Oriental podría ser más susceptible a los efectos de un clima más cálido de lo que se pensaba anteriormente.

Los investigadores observaron imágenes de satélite adquiridas en enero de 2017 durante la temporada de derretimiento de verano de la capa de hielo de la Antártida Oriental.

Las imágenes mostraron que los lagos de agua de deshielo a menudo se agrupan a pocos kilómetros de donde la capa de hielo comienza a flotar en el mar, pero algunos pueden existir cientos de kilómetros tierra adentro y en elevaciones bastante altas, hasta 1.000 metros.

La Antártida Oriental podría ser más susceptible a los efectos de un clima más cálido de lo que se pensaba anteriormente

Alrededor del 60 por ciento de los lagos se desarrollan en plataformas de hielo flotantes, incluidos algunos con riesgo potencial de colapso si los lagos de agua de deshielo se vuelven lo suficientemente grandes como para causar fracturas y drenaje a través del hielo.

Este nuevo estudio permitió a los investigadores ver dónde se forman los lagos en las densidades más altas debido al derretimiento de la superficie y qué partes de la capa de hielo podrían ser más vulnerables al cambio climático.

El autor principal, el profesor Chris Stokes, en el Departamento de Geografía de la Universidad de Durham, dijo: "Hace tiempo que sabemos que se están formando lagos en la Antártida Oriental, pero nos sorprendió la cantidad que se había formado y todo alrededor del margen de la capa de hielo.

"La densidad de los lagos en algunas regiones es similar a las densidades que hemos observado en la capa de hielo de Groenlandia y en la península antártica, que generalmente se consideran mucho más cálidas".

Muchos de los lagos tenían el tamaño de una piscina estándar, mientras que el más grande medía más de 70 kilómetros cuadrados

"Es preocupante porque sabemos que en otras áreas un gran número de lagos que se drenan pueden fracturar las plataformas de hielo flotantes, haciendo que el hielo interior se acelere".

Los investigadores dijeron que el número de lagos mapeados era mínimo, ya que algunos lagos pequeños podrían haberse perdido, mientras que otros podrían haber sido más grandes en diciembre o febrero.

El profesor Stokes agregó: "Este conjunto de datos debería ayudarnos a comprender mejor por qué los lagos se están formando donde están y eso nos ayudará a predecir cómo cambiará la distribución de los lagos en el futuro, especialmente si la temperatura del aire se calienta. Si bien no existe una amenaza inminente para el estabilidad de la capa de hielo, nuestro estudio ha demostrado qué áreas deberíamos vigilar en los próximos años y más allá".

La redacción recomienda