Aqualia
Connecting Waterpeople
ITC Dosing Pumps
Innovyze, an Autodesk company
Hidroconta
Vector Motor Control
SCRATS
Prefabricados Delta
EMALSA
Grupo Mejoras
Kamstrup
CAF
Insituform
Xylem Water Solutions España
Schneider Electric
Asociación de Ciencias Ambientales
Terranova
Aganova
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
VisualNAcert
Baseform
ABB
J. Huesa Water Technology
Ingeteam
BACCARA
GS Inima Environment
Gestagua
s::can Iberia Sistemas de Medición
NOVAGRIC
Almar Water Solutions
Fundación We Are Water
Fundación CONAMA
Isle Utilities
ICEX España Exportación e Inversiones
Laboratorios Tecnológicos de Levante
IIAMA
CALAF GRUP
Likitech
EPG Salinas
Cibernos
Ulbios
Confederación Hidrográfica del Segura
Cajamar Innova
ESAMUR
Kurita - Fracta
ISMedioambiente
Miya Water
DAM-Aguas
Bentley Systems
UPM Water
Fundación Botín
Molecor
FENACORE
TEDAGUA
Elliot Cloud
AGENDA 21500
Danfoss
Global Omnium
Saint Gobain PAM
Hach
NaanDanJain Ibérica
Minsait
Rädlinger primus line GmbH
Saleplas
Barmatec
AECID
Filtralite
Aigües Segarra Garrigues
Red Control
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Regaber
Aqualia
DuPont Water Solutions
STF
Idrica
ADECAGUA
FLOVAC
TecnoConverting
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Blue Gold
AZUD
Agencia Vasca del Agua
Elmasa Tecnología del Agua
Redexia network
IAPsolutions
Grundfos
HANNA instruments
UNOPS
BELGICAST by TALIS
Lama Sistemas de Filtrado
Sacyr Agua
Fundación Biodiversidad
LACROIX
ACCIONA
Smagua
Consorcio de Aguas de Asturias
Catalan Water Partnership
Control Techniques
biv Innova

Observada una fuente inédita de variabilidad de hielo en la Antártida

  • Observada fuente inédita variabilidad hielo Antártida
    Los glaciares Conchie, Hubert, Saturno, Venus y Urano desembocan en una plataforma de hielo George VI cargada de agua de deshielo. (Imagen: Copernicus/European Space Agency/Karla Boxall)
Molecor

Estimaciones de la contribución de la Antártida al aumento del nivel del mar pueden estar sobreestimadas o subestimadas, tras detectarse una fuente inédita de variabilidad de la pérdida de hielo.

Los investigadores, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y de la empresa austriaca de ingeniería ENVEO, identificaron distintos movimientos estacionales en el flujo de hielo terrestre que drena hacia la plataforma de hielo Jorge VI -una plataforma flotante de hielo del tamaño aproximado de Gales- en la Península Antártica. Publican resultados en la revista 'The Cryosphere'.

Utilizando imágenes de los satélites Sentinel-1 de la Agencia Espacial Europea/Copérnico, los investigadores descubrieron que los glaciares que alimentan la plataforma de hielo se aceleran aproximadamente un 15% durante el verano antártico. Es la primera vez que se detectan estos ciclos estacionales en el hielo terrestre que desemboca en las plataformas de hielo de la Antártida.

Si bien no es inusual que el flujo de hielo en las regiones árticas y alpinas se acelere durante el verano, los científicos habían asumido previamente que el hielo en la Antártida no estaba sujeto a los mismos movimientos estacionales, especialmente donde fluye en grandes plataformas de hielo y donde las temperaturas están por debajo del punto de congelación durante la mayor parte del año.

Esta suposición también estaba alimentada, en parte, por la falta de imágenes recogidas sobre el continente helado en el pasado. "A diferencia de la capa de hielo de Groenlandia, donde una gran cantidad de datos nos ha permitido entender cómo se mueve el hielo de una estación a otra y de un año a otro, no hemos tenido una cobertura de datos comparable para buscar esos cambios sobre la Antártida hasta hace poco", explica Karla Boxall, del Scott Polar Research Institute (SPRI) de Cambridge, primera autora del estudio.

Los científicos habían asumido previamente que el hielo en la Antártida no estaba sujeto a los mismos movimientos estacionales,

"Las observaciones de los cambios en la velocidad del hielo en la Península Antártica se han medido normalmente a lo largo de años sucesivos, por lo que nos hemos perdido muchos detalles sobre cómo varía el flujo de un mes a otro a lo largo del año", añade el coautor, doctor Frazer Christie, también del SPRI.

Antes de los registros detallados de la velocidad del hielo que permiten los satélites Sentinel-1, los científicos que querían estudiar las variaciones a corto plazo del flujo de hielo en toda la Antártida tenían que depender de la información recogida por satélites ópticos como el Landsat 8 de la NASA.

"Las mediciones ópticas sólo pueden observar la superficie de la Tierra en los días libres de nubes durante los meses de verano --explica el coautor doctor Thomas Nagler, director general de ENVEO--. Pero al utilizar las imágenes de radar de Sentinel-1, pudimos descubrir el cambio estacional del flujo de hielo gracias a la capacidad de estos satélites de vigilar todo el año y en todas las condiciones meteorológicas".

Actualmente, las causas de este cambio estacional son inciertas. Podría deberse a que el agua de deshielo de la superficie llega a la base del hielo y actúa como un lubricante, como ocurre en las regiones árticas y alpinas, o a que el agua relativamente cálida del océano derrite el hielo desde abajo, adelgazando el hielo flotante y permitiendo que los glaciares río arriba se muevan más rápido.

Es la primera vez que se detectan estos ciclos estacionales en el hielo terrestre que desemboca en las plataformas de hielo de la Antártida

"Estos ciclos estacionales podrían deberse a cualquiera de los dos mecanismos, o a una mezcla de ambos --apunta Christie--. Serán necesarias mediciones detalladas en el océano y en la superficie para comprender plenamente por qué se produce este cambio estacional".

Los resultados implican que puede existir una variabilidad estacional similar en otros lugares más vulnerables de la Antártida, como los glaciares de Pine Island y Thwaites en la Antártida Occidental. "Si es cierto, estas firmas estacionales pueden no ser captadas en algunas mediciones de la pérdida de masa de hielo de la Antártida, con implicaciones potencialmente importantes para las estimaciones del aumento global del nivel del mar", apunta Boxall.

"Es la primera vez que se encuentra esta señal estacional en la capa de hielo antártica, por lo que las cuestiones que plantea en relación con la posible presencia y las causas de la estacionalidad en otros lugares de la Antártida son realmente interesantes --resalta el coautor, el profesor Ian Willis, también del SPRI--. Estamos deseando examinar más de cerca y arrojar luz sobre estas importantes cuestiones".

Redacción iAgua

La redacción recomienda