Caudales ecológicos en el Tajo

Organismos internacionales estudian la predicción climática y gestión del agua en Lérida

  • Organismos internacionales estudian predicción climática y gestión agua Lérida
    Edward J. Kim, de la NASA; Joaquim Bellvert, investigador del IRTA; Joan Girona, delegado del IRTA en Lleida y Pirineos; Aaron Boone, investigador del CNRM; Josep Ramon Miró, técnico del SMC; y Eliseu Vilaclara, director del SMC. - IRTA.
  • Científicos de la NASA, la SAFIRE y la ESA sobrevolarán la zona con aviones equipados con sensores térmicos, radar y hiperespectrales.

Científicos de la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA), el Centro Nacional de Investigaciones Meteorológicas (CNRM) y otros organismos internacionales se han instalado en Mollerussa (Lérida) y otros municipios de la comarca del Pla d'Urgell para estudiar los efectos del cambio climático en la demanda de agua en los cultivos.

Lo han hecho a través del proyecto LIAISE presentado este martes en Mollerusa, donde participan el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA), el Servicio Meteorológico de Catalunya (SMC), así como diversas empresas, entidades del territorio e investigadores de Safire, MetOffice y King's College (Reino Unido); Météo-France, CNRM, CNRS y CESBIO (Francia), ha informado el IRTA en un comunicado.

Intervienen también las universidades de Wageningen, Utrecht y Delft (Holanda); el Jülich Research Center y la Universidad de Hohenheim (Alemania); la Universidad de las Islas Baleares (UIB); la Universidad de Barcelona (UB); la Universidad de Toulouse y la Universidad Politécnica de Paris (Francia); CzechGlobe (República Checa), los Bomberos de la Generalitat de Catalunya y el Observatorio del Ebro.

El proyecto pretende obtener una mejora de las previsiones meteorológicas de evaporación y precipitación y herramientas para gestionar de forma más eficiente el agua de regadío.

En las regiones semiáridas de la cuenca mediterránea, como es el Pla d'Urgell, el agua se evapora más que en otras regiones, debido al regadío y la heterogeneidad en la tipología de cultivos, circunstancia que, según el IRTA, puede interferir en la atmósfera, alterar la formación de nubes bajas y desajustar las lluvias.

El proyecto pretende obtener una mejora de las previsiones meteorológicas de evaporación y precipitación y herramientas para gestionar de forma más eficiente el agua de regadío

"Hay que estudiar con más detalle cómo interactúan los diferentes usos del suelo con la atmósfera y evaluar qué efecto tienen sobre los procesos que generan nubes y las tormentas de verano", ha asegurado el técnico del Área de Investigación Aplicada y Modelización del SMC, José Ramón Miró.

Por su parte, el investigador del programa 'Uso eficiente del agua en agricultura' del IRTA, Joaquín Bellvert, ha precisado que es necesario aprender a gestionar el agua y disponer de herramientas tecnológicas que permitan saber de forma más precisa cuánta se podrá utilizar en un futuro que será cada vez más seco y "evaluar el efecto que tienen los embalses y los flujos de agua de los ríos sobre el clima local y cuáles serán estos en un escenario de cambio climático".

Modelos para extrapolar

El delegado institucional del IRTA en Lérida y Pirineo, Joan Girona, ha afirmado que el Pla d' Urgell, al ser una zona de clima semiárido con muchos tipos diferentes de cultivos y tener gran diversidad de sistemas de riego, es el escenario ideal para mejorar estos modelos de predicción climática y de irrigación para "extrapolarlos a escala global".

El director del SMC, Eliseu Vilaclara, ha destacado que "Cataluña es un lugar ideal para hacer compañas de investigación internacionales de este tipo por la densidad y la calidad de las redes de observación y teledetección del SMC.

Estos días la NASA, la Safire y la ESA sobrevolarán la zona con aviones equipados con sensores térmicos, radar y hiperespectrales, y la información recogida se utilizará para futuras misiones espaciales.

Uno de los aparatos estrella es la estación lisimétrica del IRTA ubicada en Mollerussa, de la que según el IRTA "hay pocos ejemplares en todo el mundo, y su función es medir a través de un sistema de pesaje, el agua que consumen los cultivos".