Aqualia
Connecting Waterpeople

Según un estudio, la naturaleza desinfecta 41,7 millones de toneladas de desechos humanos al año

  • estudio, naturaleza desinfecta 41,7 millones toneladas desechos humanos al año

Los investigadores han comprobado, en un estudio a nivel mundial realizado en 48 ciudades, que la naturaleza desinfecta 41,7 millones de toneladas de desechos humanos al año, con lo que proporciona al menos el 18% de los servicios de saneamiento, según publican en la revista 'One Earth'.

La primera evaluación a escala global del papel que juegan los ecosistemas en la provisión de saneamiento, realizada investigadores del Reino Unido e India, estima que más de 2 millones de metros cúbicos de desechos humanos de las ciudades se procesan cada año sin infraestructura de ingeniería.

Esto incluye los desechos de las letrinas de pozo que se filtran gradualmente a través del suelo, un proceso natural que lo limpia antes de que llegue al agua subterránea.

"La naturaleza puede asumir, y lo hace, el papel de la infraestructura de saneamiento", explica Alison Parker, profesora principal de Agua y Saneamiento Internacional en la Universidad de Cranfield, en el Reino Unido, y una de las autoras del estudio.

"Si bien no estamos marginando el papel vital de la infraestructura de ingeniería --prosigue--, creemos que una mejor comprensión de cómo interactúan la infraestructura de ingeniería y la natural puede permitir el diseño y la gestión adaptables, la reducción de costos y la mejora de la eficacia y la sostenibilidad, y salvaguardar la existencia continua de estas áreas de tierra".

La infraestructura de tratamiento de aguas residuales que convierte las heces humanas en productos inofensivos es una herramienta importante para la salud humana mundial.

Sin embargo, más del 25% de la población mundial no tenía acceso a instalaciones de saneamiento básico en 2017 y otro 14% usaba inodoros en los que los desechos se eliminaban en el sitio.

El humedal Navikubo, en Uganda, procesa las aguas residuales no tratadas de más de 100.000 hogares

Si bien algunos de estos desechos pueden ser peligrosos para las poblaciones locales, investigaciones anteriores han sugerido que los humedales naturales y los manglares, por ejemplo, brindan servicios de tratamiento efectivos.

El humedal Navikubo, en Uganda, procesa las aguas residuales no tratadas de más de 100.000 hogares, protegiendo la bahía Murchison y el lago Victoria de contaminantes dañinos, mientras que en los humedales costeros de los Estados Unidos en el Golfo de México eliminan el nitrógeno del río Mississippi.

"Nos dimos cuenta de que la naturaleza debe proporcionar servicios de saneamiento porque muchas personas en el mundo no tienen acceso a infraestructura de ingeniería como alcantarillado --agrega Simon Willcock, profesor titular de geografía ambiental en la Universidad de Bangor, Reino Unido, y otro autor de la estudio--. Pero el papel de la naturaleza fue mayormente desconocido".

Para comprender mejor cómo los ecosistemas naturales procesan los desechos, el equipo de la Universidad de Bangor, la Universidad de Cranfield, la Universidad de Durham, la Universidad de Gloucestershire, la Universidad de Hyderabad (India) y la Fresh Water Action Network, Asia meridional cuantificó los servicios de los ecosistemas de saneamiento en 48 ciudades que contienen alrededor de 82 millones de personas que utilizan diagramas de flujo de excretas, que aprovechan una combinación de entrevistas en persona, observaciones formales e informales y mediciones de campo directas para documentar cómo fluye la materia fecal humana a través de una ciudad o pueblo.

Los investigadores evaluaron todos los diagramas que estaban disponibles el 17 de diciembre de 2018, centrándose en los codificados como "lodos fecales contenidos no vaciados" (FSCNE), en los que los residuos están contenidos en una letrina de pozo o fosa séptica bajo tierra, pero no suponen un riesgo para las aguas subterráneas, por ejemplo, porque el nivel freático es demasiado profundo.

De manera conservadora, Willcock y sus colegas estiman que la naturaleza procesa 2,2 millones de metros cúbicos de desechos humanos al año en estas 48 ciudades.

Dado que más de 892 millones de personas en todo el mundo utilizan instalaciones sanitarias de eliminación en el lugar similares, estiman además que la naturaleza desinfecta alrededor de 41,7 millones de toneladas de desechos humanos por año antes de que el líquido ingrese al agua subterránea, un servicio con un valor de alrededor de 4.400 millones de dólares por año (3.640 millones de euros).

Sin embargo, los autores señalan que estas estimaciones probablemente subestiman el verdadero valor de los servicios ecosistémicos de saneamiento, ya que los procesos naturales pueden contribuir a otras formas de procesamiento de aguas residuales, aunque son más difíciles de cuantificar.

Willcock y sus colegas esperan que sus hallazgos arrojen luz sobre una contribución importante, pero a menudo no reconocida, que la naturaleza hace a la vida cotidiana de muchas personas, inspirando la protección de ecosistemas como los humedales que protegen a las comunidades río abajo de los contaminantes de las aguas residuales.

"Nos gustaría promover una mejor colaboración entre los ecologistas, los profesionales del saneamiento y los planificadores de la ciudad para ayudar a que la naturaleza y la infraestructura funcionen mejor en armonía, y para proteger la naturaleza donde proporciona servicios de saneamiento", explica Parker.

Redacción iAgua

La redacción recomienda