Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
MonoM by Grupo Álava
Cajamar Innova
FENACORE
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Fundación Botín
Vector Energy
Agencia Vasca del Agua
TecnoConverting
KISTERS
Sivortex Sistemes Integrals
ACCIONA
SDG Group
IAPsolutions
Rädlinger primus line GmbH
Aqualia
ESAMUR
Autodesk Water
Grupo Mejoras
LACROIX
Baseform
s::can Iberia Sistemas de Medición
Ingeteam
Aganova
MOLEAER
TEDAGUA
GS Inima Environment
Lama Sistemas de Filtrado
Gestagua
ADASA
Saint Gobain PAM
DATAKORUM
Red Control
Siemens
Global Omnium
Prefabricados Delta
AGENDA 21500
Consorcio de Aguas de Asturias
CAF
Minsait
Fundación CONAMA
IRTA
Amiblu
AECID
ISMedioambiente
AGS Water Solutions
TFS Grupo Amper
ANFAGUA
NTT DATA
Esri
Hach
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Asociación de Ciencias Ambientales
Barmatec
Hidroconta
TRANSWATER
AMPHOS 21
Schneider Electric
SCRATS
Almar Water Solutions
Fundación Biodiversidad
ONGAWA
Xylem Water Solutions España
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Filtralite
ICEX España Exportación e Inversiones
Kamstrup
LABFERRER
FLOVAC
Hidroglobal
Terranova
Confederación Hidrográfica del Segura
Molecor
Catalan Water Partnership
Arup
HRS Heat Exchangers
EMALSA
Idrica
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
EPG Salinas
ADECAGUA
Smagua
J. Huesa Water Technology
Likitech
RENOLIT ALKORPLAN
Sacyr Agua

Se encuentra usted aquí

Un terremoto cambió el delta superpoblado del Ganges hace 2.500 años

  • terremoto cambió delta superpoblado Ganges hace 2.500 años
    Río Ganges.
    Pixabay.

Un gran terremoto ocurrido hace 2.500 años provocó que el cauce principal del río Ganges cambiara de rumbo abruptamente en lo que ahora es la superpoblada Bangladesh.

Este terremoto, que no había sido documentado anteriormente, se describe en un nuevo estudio publicado en Nature Communications, que advierte de la vulnerabilidad de este país ante el riesgo sísmico.

Los científicos han documentado muchos cambios en el curso de los ríos, llamados avulsiones, incluidos algunos en respuesta a terremotos. Sin embargo, «no creo que hayamos visto nunca uno tan grande en ningún lugar», dijo el coautor del estudio Michael Steckler, geofísico del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty, que forma parte de la Columbia Climate School Podría haber inundado fácilmente a cualquier persona y cualquier cosa en el lugar equivocado en el momento equivocado, explicó.

Citada por Phys.org, la autora principal Liz Chamberlain, profesora adjunta de la Universidad Wageningen de los Países Bajos, dijo: «No se había confirmado anteriormente que los terremotos pudieran provocar avulsiones en deltas, especialmente en un río inmenso como el Ganges».

Segundo sistema fluvial en caudal del mundo

El Ganges nace en el Himalaya y fluye a lo largo de unos 2.600 kilómetros, combinándose con otros ríos importantes, como el Brahmaputra y el Meghna, para formar un laberinto de vías fluviales que desembocan en un amplio tramo de la bahía de Bengala que abarca Bangladesh y la India. Juntos, forman el segundo sistema fluvial más grande del mundo en términos de caudal (el primero es el Amazonas).

Al igual que otros ríos que recorren grandes deltas, el Ganges sufre periódicamente cambios de curso menores o mayores sin ayuda de los terremotos. Los sedimentos arrastrados desde aguas arriba se asientan y acumulan en el canal, hasta que finalmente el lecho del río crece sutilmente por encima de la llanura de inundación circundante.

En algún momento, el agua se abre paso y comienza a construir un nuevo camino para sí misma. Pero esto no suele ocurrir de repente; pueden ser necesarias inundaciones sucesivas a lo largo de años o décadas. Una avulsión relacionada con un terremoto, por otro lado, puede ocurrir más o menos instantáneamente, dijo Steckler.

Al igual que otros ríos que recorren grandes deltas, el Ganges sufre periódicamente cambios de curso menores o mayores sin ayuda de los terremotos

En imágenes satelitales, los autores del nuevo estudio detectaron lo que dicen que probablemente era el antiguo canal principal del río, a unos 100 kilómetros al sur de la capital de Bangladesh, Dacca. Se trata de una zona baja de aproximadamente 1,5 kilómetros de ancho que se puede encontrar de forma intermitente durante unos 100 kilómetros más o menos paralela al curso actual del río. Llena de lodo, se inunda con frecuencia y se utiliza principalmente para el cultivo de arroz.

Chamberlain y otros investigadores estaban explorando esta zona en 2018 cuando se encontraron con una excavación recién excavada para un estanque que aún no se había llenado de agua.

En un flanco, detectaron distintos diques verticales de arena de color claro que atravesaban capas horizontales de lodo. Se trata de una característica bien conocida creada por los terremotos: en esas zonas acuosas, el temblor sostenido puede presurizar capas de arena enterradas e inyectarlas hacia arriba a través del lodo suprayacente. El resultado: volcanes de arena literales, que pueden entrar en erupción en la superficie. En este caso, se denominan sismitas y tienen entre 30 y 40 centímetros de ancho y atraviesan entre 3 y 4 metros de lodo.

Investigaciones posteriores demostraron que las sismitas estaban orientadas siguiendo un patrón sistemático, lo que sugiere que todas se crearon al mismo tiempo. Los análisis químicos de los granos de arena y las partículas de lodo demostraron que las erupciones y el abandono y relleno del canal tuvieron lugar hace unos 2.500 años.

Además, había un lugar similar a unos 85 kilómetros río abajo en el antiguo canal que se había llenado de lodo al mismo tiempo. La conclusión de los autores: se trató de una gran avulsión repentina provocada por un terremoto, cuya magnitud se estima en 7 u 8.

El terremoto podría haber tenido una de dos posibles fuentes, dicen. Una es una zona de subducción al sur y al este, donde una enorme placa de corteza oceánica se está hundiendo bajo Bangladesh, Myanmar y el noreste de la India. O podría haber venido de fallas gigantes en expansión al pie del Himalaya al norte, que están elevándose lentamente porque el subcontinente indio está colisionando lentamente con el resto de Asia.

Un estudio de 2016 dirigido por Steckler muestra que estas zonas ahora están acumulando estrés y podrían producir terremotos comparables al de hace 2.500 años. El último de este tamaño ocurrió en 1762, produciendo un tsunami mortal que viajó río arriba hasta Dacca. Otro puede haber ocurrido alrededor de 1140 d.C.

El estudio de 2016 estima que una recurrencia moderna de un terremoto de este tipo podría afectar a 140 millones de personas. «Los grandes terremotos impactan grandes áreas y pueden tener efectos económicos, sociales y políticos duraderos», dijo Syed Humayun Akhter, vicerrector de la Universidad Abierta de Bangladesh y coautor de ambos estudios.

El Ganges no es el único río que enfrenta tales peligros. Otros acunados en deltas tectónicamente activos incluyen el río Amarillo de China; el Irrawaddy de Myanmar; los ríos Klamath, San Joaquín y Santa Clara, que fluyen frente a la costa oeste de Estados Unidos; y el Jordán, que se extiende a lo largo de las fronteras de Siria, Jordania, Cisjordania palestina e Israel.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda