Aqualia
Connecting Waterpeople
Fundación Biodiversidad
Rädlinger primus line GmbH
Hidroconta
Aqualia
ACCIONA
EMALSA
Hach
Insituform
UPM Water
Likitech
Minsait
Saint Gobain PAM
GS Inima Environment
Control Techniques
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Lama Sistemas de Filtrado
Cibernos
Fundación Botín
ADECAGUA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Grupo Mejoras
Elmasa Tecnología del Agua
Fundación CONAMA
BELGICAST by TALIS
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
ISMedioambiente
Global Omnium
Laboratorios Tecnológicos de Levante
ITC Dosing Pumps
Isle Utilities
IIAMA
Vector Motor Control
HANNA instruments
Redexia network
VisualNAcert
Fundación We Are Water
biv Innova
IAPsolutions
Blue Gold
FLOVAC
ICEX España Exportación e Inversiones
DuPont Water Solutions
J. Huesa Water Technology
Almar Water Solutions
Asociación de Ciencias Ambientales
Barmatec
Regaber
Sacyr Agua
Aganova
Xylem Water Solutions España
TEDAGUA
AECID
Filtralite
AZUD
Ulbios
TecnoConverting
Catalan Water Partnership
Consorcio de Aguas de Asturias
EPG Salinas
DAM-Aguas
s::can Iberia Sistemas de Medición
NaanDanJain Ibérica
Kamstrup
Cajamar Innova
LACROIX
Ingeteam
UNOPS
Red Control
Grundfos
Aigües Segarra Garrigues
Miya Water
Idrica
Saleplas
FENACORE
SCRATS
Agencia Vasca del Agua
Gestagua
ESAMUR
Schneider Electric
Prefabricados Delta
ABB
Baseform
Molecor
CAF
Bentley Systems

El TUE avala no indemnizar al propietario de un humedal en un espacio protegido

  • TUE avala no indemnizar al propietario humedal espacio protegido

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha avalado este jueves no indemnizar al propietario de un terreno humedal considerado espacio protegido en la red Natura 2000, al señalar que la limitación al uso agrícola no constituye una intervención que afecte a la propiedad privada y derive en una compensación económica.

El caso se produjo en Letonia donde el propietario de una turbera, incluida en la red europea de áreas de conservación de la biodiversidad, reclamó una compensación como consecuencia de la prohibición de instalar plantaciones de arándanos rojos en ese espacio. El litigio llegó hasta el TUE después de que tribunales letones negaron en varias ocasiones la indemnización.

En su sentencia de este miércoles, la Justicia europea falla que una medida que se limita a prohibir la plantación con el fin de proteger la naturaleza y el medio ambiente no constituye una "intervención desmesurada e intolerable" que lesione el derecho de propiedad.

Recuerda el TUE que solo se desprende el derecho a indemnización ante situaciones en las que se expropien terrenos y no en las que se limite su uso

Una de las claves del caso es que estas zonas pantanosas no están comprendidas en la definición de 'superficie agrícola' o de 'bosque', en el marco de la red Natura 2000, por lo que no cabe una compensación económica.

Recuerda el TUE que solo se desprende el derecho a indemnización ante situaciones en las que se expropien terrenos y no en las que se limite su uso y que, además, no existe en el Derecho de la Unión una obligación a compensar a propietarios afectados por medidas de conservación, aunque los Estados miembros en ocasiones las apliquen.

Igualmente señala que un país de la UE puede limitar el abono de pagos para zonas forestales incluidos en la red Natura 2000 si con esa medida se busca obstaculizar la actividad forestal.

Indemnización por aves protegidas

En otro caso diferente, el mismo denunciante reclama una compensación por los daños causados a la acuicultura por parte de aves y otros animales protegidos en otros terrenos de su propiedad que incluyen estanques en una reserva natural, también dentro de la red Natura 2000.

La ayuda le fue denegada por los tribunales letones al considerar que el propietario ya se beneficiaba de cantidades mínimas de ayuda interna por valor de 30.000 euros para compensar la distorsión económica. Sin embargo, el denunciante alegó que los daños causados a la acuicultura por animales protegidos no constituían una ayuda de Estado.

A este respecto, el TUE aclara que la compensación concedida a un operador económico por la protección sobre las aves puede ser "significativamente inferior" a los daños realmente sufridos por ese operador.

Considera además que el perjuicio de cumplir con las obligaciones reglamentarias en materia de medio ambiente para una empresa del sector de la acuicultura forman parte de los costes normales de funcionamiento de esa entidad.

Por consiguiente, falla que la concesión de una compensación por los daños causados a una empresa por animales protegidos constituye una ventaja económica a la que la empresa afectada no puede, en principio, aspirar en condiciones normales de mercado.

Es por ello que el TUE sentencia que en este caso la indemnización de mínimos proporciona una ventaja que puede constituir una "ayuda de Estado", siempre que concurran los demás requisitos para calificarla como tal.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda