Liana Ardiles: "España está comprometida para hacer efectivo el derecho humano al agua potable y al saneamiento"

125
0

Sobre la Entidad

MAPAMA
El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España es el departamento competente en el ámbito de la Administración General del Estado para la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de agua.

Personalidades

  • Liana Ardiles durante la inauguración de la Conferencia de ONU-AGUA
  • Ha destacado “el compromiso del Gobierno con la cooperación internacional para hacer efectivo el derecho humano al agua potable y al saneamiento”
  • Ha defendido “un modelo de gestión integrada del recurso que contribuya a la transición hacia un modelo de crecimiento sostenible y bajo en carbono apoyado en la planificación hidrológica por cuencas”

La directora general del Agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), Liana Ardiles, ha participado, hoy en Zaragoza, en la inauguración de la Conferencia internacional 2014 de Naciones Unidas en materia de Agua (ONU-Agua), donde ha destacado “el compromiso de España para lograr que el acceso al agua en todo el mundo sea universal, sostenible y equitativo”.

Ardiles ha destacado el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento, gestionado por la AECID, que cuenta con una aportación de España de 800 millones de euros

Ardiles ha participado en la mesa inaugural junto al presidente de la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso, José Ignacio Llorents; el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro del MAGRAMA, Xavier de Pedro; y el consejero de Cultura, Educación y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco. Además, se ha emitido un mensaje del presidente de ONU-Agua, Michel Jarraud.

La Oficina de Naciones Unidas de Apoyo al Decenio Internacional para la Acción “El Agua, fuente de vida” 2005-2015, que dirige Josefina Maestu, organiza esta conferencia hasta el día 16 como preparación del Día Mundial del Agua, que este año se centra en el agua y la energía.

En su intervención, la directora general del Agua ha resaltado “el compromiso del Gobierno con la cooperación internacional para hacer efectivo el derecho humano al agua potable y al saneamiento”.

“El MAGRAMA suma sus esfuerzos a los del Gobierno desarrollando una labor de cooperación técnica que tiene por objeto compartir y difundir nuestra experiencia administrativa en la gestión del agua, con actuaciones como el impulso de la CODIA, el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento y las iniciativas en los países mediterráneos, en África y en Oriente”, ha detallado Ardiles, explicando que esta labor se puede llevar a cabo “gracias al importante conocimiento del agua de España y a la cultura de participación y de cooperación en esta materia”.

La directora general ha destacado el trabajo en Iberoamérica, “donde tenemos nuestras más importantes y numerosas actuaciones, por familiaridad e identidad cultural”, y ha puesto en valor el impulso a la labor de la CODIA, “el foro intergubernamental de referencia en materia de agua en América Latina y que va camino de ser el lugar de trabajo más importante en agua de Iberoamérica”.

Ardiles también ha destacado el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento, gestionado por la AECID, que cuenta con una aportación de España de 800 millones de euros. “Trabajamos de forma conjunta con las distintas administraciones para conseguir el acceso de todos al agua potable y a su saneamiento”, ha afirmado la directora general.

La directora general también ha desgranado la cooperación en materia de agua con los países mediterráneos, participando España en numerosas organizaciones internacionales, como la Red de Cuencas Mediterráneas y el Sistema Euro Mediterráneo de Información (SEMIDE), y ha promocionado Mediterráneo 5+5, formada por cinco países europeos y otros cinco del Norte de África. Fruto de esta iniciativa, España y Argelia han acordado llevar a cabo una Estrategia del Agua.

Hacia un modelo de crecimiento sostenible y bajo en carbono

Ardiles, en su intervención, ha defendido “un modelo de gestión integrada del recurso que contribuya a la transición hacia un modelo del crecimiento sostenible y bajo en carbono apoyado en la planificación hidrológica por cuencas”.

La directora general del Agua ha fijado “en la planificación hidrológica” la solución al reto de identificar las necesidades de energía que demanda el ciclo integral del agua y la evaluación de la aportación de agua como recurso. “Y dentro de la planificación, es clave el papel que desempeñan las infraestructuras hidráulicas, capaces de atender las demandas de agua, pero también de almacenar el agua suficiente como para poder jugar un papel clave de reserva energética cuando la demanda así lo requiera”, ha añadido.

Liana Ardiles ha concluido que “tenemos que apostar por la innovación, por el I+D+i, para encontrar soluciones que nos permitan garantizar la seguridad hídrica y la eficiencia de cara a conseguir caminar hacia una economía baja en carbono”.

Comentarios