Castellón y FACSA firman un convenio para familias en situación de emergencia social

155
0
  • Castellón y FACSA firman convenio familias situación emergencia social
  • La alcaldesa explica que el Gobierno Municipal ha ampliado el protocolo de pobreza energética para incluir también el servicio de agua

Sobre la Entidad

FACSA
Perteneciente al Grupo Gimeno, se fundó en Castellón en el año 1873 para dotar a la ciudad de una moderna red de abastecimiento. Desde entonces, ha diversificado sus actividades y consolidado su presencia en varias comunidades autónomas.
155

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, y el presidente de FACSA, Enrique Gimeno, han firmado un convenio de colaboración para evitar cortes en el suministro de agua a familias en situación de vulnerabilidad, una medida que se enmarca dentro del compromiso del Gobierno Municipal de reducir los niveles de pobreza energética.

El convenio establece los términos de colaboración entre el Ayuntamiento de Castellón y FACSA, para coordinar y agilizar el pago de ayudas municipales de emergencia social otorgadas a las personas en situación de vulnerabilidad económica por las deudas contraídas en relación con el suministro de agua potable, a fin de evitar la existencia en la ciudad de hogares que carezcan de este bien básico e imprescindible.

Por parte del Ayuntamiento de Castellón se evaluarán las circunstancias de necesidad que han generado el riesgo de suspensión del servicio de suministro de agua potable y se determinará la concesión de ayudas de emergencia social para el pago de deudas por dicho suministro; se abonarán las cantidades determinadas a la cuenta bancaria que se determine por parte de FACSA y se avisará a la empresa, tan pronto como sea posible, qué personas van a ser beneficiarias de una ayuda municipal, para evitar la suspensión del suministro.

Por parte de FACSA, se facilitará la forma de pago de las ayudas municipales que sean acordadas por el Ayuntamiento para evitar la suspensión del suministro, sin la aplicación de cualquier interés de demora, comisión o similar; se dejará en suspenso el corte de suministro de agua desde el momento en que se reciba la comunicación por parte de los técnicos/as de los Centros de Servicios Sociales Municipales, de que el usuario del servicio está sujeto a una ayuda al respecto; se proporcionará información detallada sobre los pagos de las deudas que va a realizar el Ayuntamiento , facilitando la documentación necesaria y se informará al personal del Área de Bienestar Social y Dependencia del Ayuntamiento sobre cualquier bonificación de carácter social y de sus condiciones de aplicación.

Este convenio se firma unas semanas después de que la alcaldesa de Castellón mantuviese reuniones con representantes de empresas de suministro de luz, gas y agua, quienes se pusieron a disposición del Gobierno Municipal para ampliar el protocolo de atención a la pobreza energética. Esta ampliación del protocolo para incluir también el suministro de agua se hará con cargo a la partida de 335.000 euros acordada por la Junta Local de Gobierno para incrementar las prestaciones de emergencia social con el objetivo de ayudar a la gente que más lo necesita.

Amparo Marco ha marcado la importancia de esta colaboración entre el Ayuntamiento y FACSA, agradeciendo a FACSA su implicación, y ha explicado que la pobreza energética es una prioridad absoluta para el Gobierno de Castellón “es insostenible que entre un 10 y un 15 por ciento de la población no pueda hacer frente a sus gastos energéticos o les suponen un coste excesivo. Esto supone que miles de familias de Castellón están viviendo en condiciones de mera subsistencia. El Ayuntamiento no puede permanecer impasible ante una crisis que está cambiando la estructura de la sociedad y debemos proteger a las personas más vulnerables” ha concluido la alcaldesa.

Comentarios