Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
LACROIX
FLOVAC
IAPsolutions
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Rädlinger primus line GmbH
Kamstrup
Consorcio de Aguas de Asturias
TRANSWATER
Amiblu
Hach
TEDAGUA
Barmatec
EPG Salinas
DATAKORUM
AMPHOS 21
Fundación Biodiversidad
HRS Heat Exchangers
Catalan Water Partnership
Confederación Hidrográfica del Segura
ESAMUR
Hidroconta
Aganova
ADECAGUA
RENOLIT ALKORPLAN
ICEX España Exportación e Inversiones
Molecor
Red Control
Xylem Water Solutions España
SCRATS
AECID
ADASA
TecnoConverting
Aqualia
Lama Sistemas de Filtrado
Prefabricados Delta
ACCIONA
CAF
AGS Water Solutions
ISMedioambiente
Likitech
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Hidroglobal
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
KISTERS
Agencia Vasca del Agua
IRTA
MOLEAER
AGENDA 21500
Filtralite
Global Omnium
NTT DATA
Idrica
Smagua
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Vector Energy
MonoM by Grupo Álava
Baseform
Sivortex Sistemes Integrals
Innovyze, an Autodesk company
Asociación de Ciencias Ambientales
Cajamar Innova
GS Inima Environment
Saint Gobain PAM
Ingeteam
Grupo Mejoras
J. Huesa Water Technology
Minsait
Sacyr Agua
ONGAWA
Fundación CONAMA
LABFERRER
Fundación Botín
Almar Water Solutions
Schneider Electric
s::can Iberia Sistemas de Medición
FENACORE

Se encuentra usted aquí

La sequía en el Cuerno de África: Nuevos análisis advierten de los riesgos al alza

  • sequía Cuerno África: Nuevos análisis advierten riesgos al alza
    La Directora General Adjunta de la FAO, Beth Bechdol, visitando el Centro de distribución de suplementos de emergencia para ganado en Isiolo, Kenia. (Imagen: ©FAO/Luis Tato)
  • Funcionarios superiores de la FAO visitan zonas afectadas con ánimo de apresurarse a salvar vidas y medios de subsistencia.

Sobre la Entidad

FAO
Alcanzar la seguridad alimentaria para todos y asegurar que las personas tengan acceso a alimentos de buena calidad que les permitan llevar una vida activa y saludable es la esencia de las actividades de la FAO.

Una sequía prolongada que abarca varias estaciones impulsa la inseguridad alimentaria aguda en el Cuerno de África, donde corren peligro de 12 a 14 millones de personas mientras los cultivos siguen marchitándose y los animales debilitándose, según han alertado hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y sus asociados.  

Los conflictos motivados por los recursos se intensifican al tiempo que crece la competencia por el agua y las tierras de pastoreo, y las tasas de malnutrición aumentan en zonas afectadas de Etiopía, Kenya y Somalia, lo cual pone de relieve la necesidad de sustentar los medios rurales de subsistencia que sirven de fundamento a la paz y la seguridad alimentaria en todo el Cuerno de África.

En una charla informativa para donantes internacionales que se ha mantenido en Nairobi, la FAO y sus asociados comunicaron que las perspectivas de la seguridad alimentaria en la región dependerán en gran medida del rendimiento de la próxima estación húmeda, cuyo pronóstico es actualmente incierto.

Según la hipótesis más pesimista, conforme a la cual no llovería en absoluto y las comunidades que dependen de la agricultura no recibirían el apoyo adecuado, el número de personas sujetas a un alto grado de inseguridad alimentaria podría ascender a 15 o 20 millones, y algunos de los hogares más afectados pasarían a padecer condiciones de hambre “catastrófica”.

Un nuevo análisis publicado el jueves por la Unidad de Análisis de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición para Somalia, albergada por la FAO, deja ver que solo en Somalia está previsto que el número de personas que padecen inseguridad alimentaria aguda (fases 3 y 4 de la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases) aumente de 3,5 a 4,1 millones entre enero y marzo de 2022 si no se recibe asistencia humanitaria a tiempo.

La Directora General Adjunta de la FAO, Sra. Beth Bechdol, el Coordinador Subregional para África oriental, Sr. David Phiri, y el Director de Emergencias y Resiliencia, Sr. Rein Paulsen, acaban de volver de una visita a Kenya que tuvo por objeto crear conciencia sobre la sequía y ver en acción la respuesta vital de la FAO, en particular en los condados septentrionales de Isiolo y Marsabit.

“Los ciclos de sequía se intensifican y aumentan su frecuencia. Ahora se precisa acción humanitaria inmediata para prestar apoyo a los agricultores y ganaderos”, declaró la Sra. Bechdol tras visitar comunidades de Kenya donde las cabras y las vacas mueren por falta de agua y de pasto. “La comunidad internacional dispone aquí de escaso margen para impedir una gran catástrofe humanitaria”, afirmó. 

“Ya se han hecho sonar las alarmas; ahora hace falta adoptar medidas ampliadas”, dijo el Sr. Phiri. “La FAO tomó medidas preventivas en el segundo semestre de 2021 en Etiopía, Kenya y Somalia a fin de mitigar los efectos de la sequía en más de 1 millón de habitantes de zonas rurales, y hasta el momento se ha mitigado la crisis, pero hace falta mucho más a medida que se deteriora la situación y se perfila una crisis”, afirmó.  

Un plan para ayudar a resistir a las familias de las zonas rurales 

Conforme al nuevo Plan de la FAO de respuesta a la sequía en el Cuerno de África, se necesitan con urgencia 130 millones de dólares para prestar asistencia oportuna a comunidades muy vulnerables de regiones de los tres países afectadas por la sequía. Mediante el plan se presta apoyo a la producción de hasta 90 millones de litros de leche y hasta 40 000 toneladas de cultivos de alimentos básicos en la primera parte de 2022, lo que daría cierta seguridad a más de 1 millón de personas en situación de inseguridad alimentaria grave. 

Para las familias de pastores, la FAO se propone proporcionar piensos y complementos nutricionales, ofrecer consultorios veterinarios móviles, transportar a zonas remotas depósitos plegables de agua con una capacidad de 10 000 litros y modernizar los pozos existentes para que funcionen con energía solar. 

Para las familias de agricultores, la FAO se propone distribuir variedades resistentes a la sequía y de maduración temprana de sorgo, maíz, caupí y frijoles y hortalizas de otro tipo. 

La FAO también ejecuta programas de transferencia monetaria y de dinero por trabajo para garantizar el acceso de la población más vulnerable a los alimentos.    

La redacción recomienda