Aqualia
Connecting Waterpeople

La Unión Europea aporta 9 millones de euros a la FAO para promover prácticas agrícolas sostenibles

85
  • Unión Europea aporta 9 millones euros FAO promover prácticas agrícolas sostenibles
    El Comisario Europeo de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica, y el Director General de la FAO Qu Dongyu.
  • El acuerdo busca frenar la degradación de las tierras y la desertificación, y reforzar la seguridad alimentaria y la resiliencia frente al cambio climático.

Sobre la Entidad

FAO
FAO
Alcanzar la seguridad alimentaria para todos y asegurar que las personas tengan acceso a alimentos de buena calidad que les permitan llevar una vida activa y saludable es la esencia de las actividades de la FAO.
Almar Water Solutions
Minsait
· 85

El Comisario Europeo de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica, y el Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Qu Dongyu, firmaron un nuevo acuerdo en virtud del cual la Unión Europea (UE) aportará 9 millones de euros adicionales para apoyar la labor del organismo de la ONU en África, el Caribe y el Pacífico (el grupo de países ACP).

En particular, la financiación impulsará los esfuerzos de los países de las regiones elegidas para lograr cambios hacia políticas y prácticas agrícolas sostenibles, con el fin de conservar y utilizar de manera sostenible la biodiversidad y los recursos naturales.

"Nuestro apoyo a una mayor biodiversidad y para mejorar la calidad de los alimentos es decisivo para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La agricultura y la biodiversidad están estrechamente vinculadas", aseguró Qu.

"El sector agrícola -añadió- depende en gran medida de la biodiversidad, pero también contribuye a su pérdida. Este nuevo programa ayudará a superar las barreras socioeconómicas y políticas que impiden que los países y los agricultores adopten prácticas agrícolas basadas en el ecosistema y enfoques de gestión de la biodiversidad y los productos químicos". 

"La naturaleza está amenazada: el mundo necesita prácticas agrícolas más sostenibles que impulsen la seguridad alimentaria, la reducción de la pobreza y el crecimiento económico, preservando al mismo tiempo los preciosos recursos naturales del planeta", señaló por su parte Mimica. Aseguró además que: "me alegra mucho anunciar esta financiación adicional sólo dos días antes del Día Mundial de la Alimentación. Es un ejemplo más del firme compromiso de la UE de trabajar con sus países socios de ACP en estos mismos objetivos".

Patrick I. Gomes, Secretario General del Grupo de Estados de ACP, indicó a su vez: "aplaudo este nuevo proyecto, de gran importancia para los países ACP. Conservar la biodiversidad y reducir la presión sobre los recursos naturales y los ecosistemas, al tiempo que se aborda el cambio climático, nunca había sido tan importante como ahora para nuestra alimentación, nuestra salud, nuestro planeta y nuestra supervivencia".

El acuerdo firmado hoy forma parte de un programa más amplio de apoyo de la UE que promueve la sostenibilidad medioambiental en los países de África, el Caribe y el Pacífico a través de una mayor gobernanza medioambiental y la implementación de acuerdos multilaterales en este ámbito, como el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD).

La iniciativa abordará también algunas de las prácticas más insostenibles en la agricultura, como el uso de plaguicidas muy peligrosos, y ampliará las prácticas y enfoques basados en el ecosistema que favorecen el control natural de las plagas y protegen a los polinizadores y otros organismos beneficiosos. Entre los ejemplos destacan los enfoques basados en los agroecosistemas, la agricultura orgánica, la restauración de tierras y la gestión del paisaje, la agrosilvicultura, el manejo integrado de plagas, la reducción del riesgo de los plaguicidas y la conservación de la diversidad de cultivos locales.

Las asociaciones con el sector privado y la sociedad civil actuarán como impulsores de sistemas agrícolas más sostenibles. Además, las instituciones regionales y nacionales podrán hacer más para diseñar e implementar políticas agrícolas que mejoren la biodiversidad, manteniendo al mismo tiempo la producción y la rentabilidad.

Contexto

La pérdida gradual de la cubierta vegetal debido a las malas prácticas de ordenación territorial ha provocado una degradación drástica de los recursos de la tierra y el agua y, en los casos más extremos, la desertificación. Los patrones de agricultura intensiva ejercen presión adicional sobre los recursos naturales, y las tendencias mundiales como el cambio climático, la urbanización y el crecimiento demográfico se suman al problema. Cada año 12 millones de hectáreas de tierras pierden su capacidad productiva debido a la sequía y la desertificación.

Este programa de capacitación para el Grupo de Estados de África, el Caribe y el Pacífico (ACP) es el resultado de una asociación entre la Comisión Europea, los países ACP, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la FAO.

La iniciativa aprovecha los logros previos de la cooperación entre la UE y los países ACP. Ha llegado a más de 3 200 beneficiarios de 35 países ACP, incluidos funcionarios gubernamentales, la sociedad civil, el sector privado y las comunidades rurales.

Las dos primeras fases del programa integraban las cuestiones de gestión medioambiental en las instituciones y los planes nacionales de desarrollo de un gran número de países ACP. Por ejemplo, el programa ha apoyado la eliminación de toneladas de plaguicidas obsoletos y reforzado los procedimientos de evaluación del riesgo de los plaguicidas en varios países. Ha influido positivamente en el debate a nivel mundial sobre la necesidad de una buena gobernanza y de coherencia en las políticas para proteger la biodiversidad.

Como resultado, el sector agrícola ha podido implementar de manera más eficaz los convenios pertinentes sobre diversidad biológica y gestión de productos químicos y desechos. Al mismo tiempo, ha surgido razones de peso sobre la necesidad de un enfoque más conjunto para abordar el impacto ambiental de la agricultura. Por lo tanto, este programa producirá importantes resultados en la preservación de la biodiversidad, contribuyendo de forma notable al esfuerzo mundial antes de la próxima Conferencia de las Partes del CBD (COP 15) en 2020, y creando una base sólida para un marco ambicioso de conservación de la biodiversidad a partir de 2020.

La redacción recomienda

07/05/2019 · Agro · 113
Más agua, esperanza nueva