Fenacore estima que la devolución de competencias del Guadalquivir al Estado sienta las bases del Pacto Nacional por la unidad de cuenca

84
0
84

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE) se congratuló hoy por la decisión del Gobierno de devolver las competencias del Guadalquivir a la Administración Central, por considerar que restaura el principio de unidad de gestión, sentando las bases necesarias para sacar adelante un Pacto Nacional que otorgue al Estado -a través de las diferentes Confederaciones Hidrográficas- la planificación general de todas las cuencas intercomunitarias.

De esta forma, Fenacore sale al paso de la decisión del Consejo de Ministros de integrar en la Administración los medios traspasados a Andalucía hace ahora tres años, dando así cumplimiento a la última sentencia del Tribunal Constitucional que anulaba las competencias que se arrogaba la Junta sobre el Guadalquivir por el mero hecho de transcurrir por su territorio.

Para la Federación, esta decisión evidencia que cualquier pretensión de territorializar la gestión de los recursos hídricos siempre será invalidada, de acuerdo con el artículo 149 de la Constitución que reconoce la única y exclusiva competencia de la Administración Central en esta materia.

En este sentido, valoró positivamente el "ejercicio de responsabilidad" llevado adelante por el Gobierno en defensa de los intereses generales, en lugar de ceder a intereses localistas y políticos que sólo terminarían por generar conflictos territoriales por el agua.

Además, esta decisión supone también un "ejercicio de contención presupuestaria y austeridad" en un momento en el que el sector público no puede permitirse la duplicidad de Administraciones Hidráulicas y, sobre todo, de las estructuras humanas y técnicas que supone tener una Confederación Hidrográfica dependiente del Estado Central y otra adicional dependiente del Gobierno autonómico andaluz, como era el caso.

No obstante, para que este reconocimiento de competencias sea plenamente efectivo y se cumplan todos los requisitos de legalidad es imprescindible que se proceda a la anulación del Real Decreto Ley por el que se modifica el texto refundido del artículo 94 de la Ley de Aguas cediendo las competencias sobre el dominio público hidráulico a las autonomías.

Según el presidente de Fenacore, Andrés del Campo, "nos alegramos de que años después de que se produjeran las primeras cesiones de competencias sobre cuencas intercomunitarias como las vividas con el Estatuto de Autonomía de Cataluña, hayamos vuelto a una cierta cordura hidrológica donde sólo sean las Confederaciones Hidrográficas las que tengan un papel protagonista".

Comentarios