La FNCA rechaza la política de aguas de Cataluña y acusa a la Agencia Catalana del Agua de incumplir su Plan de Cuenca

188
0
188

(FNCA) La Fundación Nueva Cultura del Agua -FNCA- ha trasladado a los responsables de la política de aguas en Cataluña su rechazo ante el cambio detectado en dicha política y, en concreto, acusa a la Agencia Catalana del Agua (ACA) de enterrar la política de sostenibilidad en el ciclo del agua plasmada en su Plan de Cuenca.

La Fundación Nueva Cultura del Agua, explica a través de una carta que ahora hacen pública que “a pesar de que el Gobierno catalán mantuvo una actitud inicial receptiva a las reflexiones y propuestas de la Fundación Nueva Cultura del Agua, consideramos que la política de aguas en Cataluña, a la luz de los distintos acontecimientos que están teniendo lugar en los últimos meses, ha tomado un rumbo opuesto a los principios de la Nueva Cultura del Agua”.

La FNCA se dirige en su misiva a Josep Enric Llebot, Secretario de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, al que le transmite la hoja de ruta que consideran ”debe seguir la política de aguas en Cataluña”, así como “la ausencia de acciones tomadas al respecto”. El pasado mes de mayo, la FNCA formuló a la Generalitat una serie de propuestas de colaboración en respuesta al interés que mostraron por las actividades de la Fundación, propuestas que “han caído en saco roto” al no haber recibido ninguna respuesta. Un silencio que preocupa a la FNCA “porque el abandono de las actuaciones de sostenibilidad puede querer decir que la Agencia Catalana del agua (ACA) entierra la política de sostenibilidad en el ciclo del agua y se aleja de la línea seguida hasta el momento, muy próxima a lo que nosotros entendemos como Nueva Cultura del Agua”.

Para la Fundación Nueva Cultura del Agua, el organismo que lleva a cabo la política de aguas en Cataluña “no parece tener capacidad de trasladar su misión a la opinión pública ni realizar aquellas actuaciones que, sin coste, le permiten estar activa en la política de aguas. Parece un ente sin rostro, sin discurso y con las manos atadas, que prácticamente no hace más que cobrar el canon y manejar las depuradoras”. “Parece -añade la FNCA- como si deliberadamente se quisiera justificar la supresión del ACA o la externalización de sus servicios”.

LA FNCA considera que “si bien en el pasado el ACA fue pionera en el cambio de gestión del agua, avanzando hacia un claro objetivo de sostenibilidad ambiental, y sus trabajos fueron un ejemplo para el resto de administraciones hídricas del Estado (culminado con el Plan de Gestión), en estos momentos la Generalitat de Cataluña ha desvirtuado totalmente su trabajo y está llevando a cabo una política opuesta a los principios de la Nueva Cultura del Agua”.

“No sólo constatamos un abandono de esta línea -precisa la FNCA- sino que creemos que existe una regresión real en su política de aguas por los siguientes motivos”:

1- El silencio respecto a su intención de revisión del actual Plan de Gestión del Distrito de la Cuenca Fluvial de Cataluña nos hace creer que tienen intención de modificar dicho plan eliminando gran parte de las medidas que contiene.

2- La falta de información sobre si comenzará el 2º ciclo de planificación hidrológica que según establece la Directiva Marco del Agua (DMA) se debe iniciar como tarde a principios del año 2013.

3- No se ha convocado ni la Comisión Técnica para la Implementación de la DMA ni la Comisión Interdepartamental para la Implantación de la DMA (CIIDMA) para hablar sobre los temas de coordinación del Plan de Gestión y comenzar el proceso de elaboración del Plan 2015-2021.

4- La no implementación del Plan Zonal del Alto Ter y la paralización del resto de planes zonales, así como el poco interés en hacer cumplir el Plan de Caudales de Mantenimiento.

5- La falta de voluntad para que participen en los trabajos técnicos de la Comisión para la Sostenibilidad de las Tierras del Ebro (CSTE) de especialistas cualificados en el estudio del régimen de caudales del río

6- La no puesta en marcha de la red de indicadores ambientales en el Delta del Ebro.

7- La no convocatoria de la Comisión de Seguimiento de Flix para discutir cómo se están llevando a cabo los trabajos.

8- La no finalización del Plan de Seguimiento que se tenía que hacer este año y la incertidumbre sobre si el próximo año habrá un Plan de Seguimiento que cumpla los requisitos de la DMA.

La FNCA lamenta profundamente este cambio de actitud y hace público este escrito con el fin de que todos los interesados en el tema tengan claro “nuestra posición, ya que lamentablemente ya no podemos poner al ACA como ejemplo de Gestión Sostenible del Agua siguiendo las recomendaciones de la DMA”.

Comentarios