Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Vector Energy
AMPHOS 21
Idrica
LABFERRER
ONGAWA
Rädlinger primus line GmbH
Xylem Water Solutions España
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
s::can Iberia Sistemas de Medición
Smagua
Asociación de Ciencias Ambientales
TecnoConverting
MOLEAER
Consorcio de Aguas de Asturias
ESAMUR
NTT DATA
TRANSWATER
Agencia Vasca del Agua
EMALSA
KISTERS
Catalan Water Partnership
IRTA
Prefabricados Delta
AECID
EPG Salinas
Global Omnium
Lama Sistemas de Filtrado
AGENDA 21500
HRS Heat Exchangers
Fundación Botín
CAF
Ingeteam
Hidroglobal
Baseform
Aqualia
SCRATS
Fundación Biodiversidad
Likitech
Almar Water Solutions
FENACORE
ADASA
AGS Water Solutions
Aganova
Schneider Electric
Autodesk Water
Red Control
Hach
TEDAGUA
ICEX España Exportación e Inversiones
Barmatec
FLOVAC
Filtralite
ACCIONA
Amiblu
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Kamstrup
RENOLIT ALKORPLAN
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Molecor
Cajamar Innova
IAPsolutions
Confederación Hidrográfica del Segura
ISMedioambiente
Hidroconta
Gestagua
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
J. Huesa Water Technology
DATAKORUM
Sacyr Agua
Sivortex Sistemes Integrals
Terranova
LACROIX
ADECAGUA
GS Inima Environment
MonoM by Grupo Álava
Grupo Mejoras
Fundación CONAMA
TFS Grupo Amper
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Saint Gobain PAM
Minsait

Se encuentra usted aquí

Oriana Romano: "La gestión del agua puede ser una medida para la diversificación de los recursos"

  • Oriana Romano: " gestión agua puede ser medida diversificación recursos"

Sobre la Entidad

Foro de la Economía del Agua
El Foro de la Economía del Agua es una iniciativa auspiciada por la Universidad de Alcalá (UAH) y tiene por objetivo promover un espacio independiente de reflexión y diálogo sobre el ciclo urbano del agua desde la óptica de su gestión.

Personalidades

El próximo 26 de marzo, la 10º edición del Foro de la Economía del Agua, que se celebra en Granada en el Centro Federico García Lorca, contará con la presencia de grandes expertos

Con motivo de la celebración del evento, hemos entrevistado a Oriana Romano, Coordinadora del Programa de Economía y Gobernanza de la Economía Circular en Ciudades y una de las principales analistas del Programa de Gobernanza del Agua de la OCDE. Es doctora en instituciones, economía y legislación de los servicios públicos.

Pregunta - Sra. Romano, nos gustaría saber cómo surge su vinculación con el Foro de la Economía del Agua, evento en el que participa de nuevo.

Respuesta - El Foro de la Economía del Agua representa un evento de gran importancia en el que la OCDE ha participado en los últimos años. En el plano personal, he intervenido en las dos últimas ediciones en sesiones sobre agua y economía circular. La celebración de un evento de esta envergadura supone una gran oportunidad para compartir los mensajes de la OCDE con actores muy relevantes en cuanto a la Economía del Agua.

P. - Recientemente presentó un trabajo de la OECD sobre la economía circular en las ciudades. ¿Cuáles son sus principales conclusiones preliminares?

R. - El Programa de la OCDE sobre "Economía y Gobernanza de la Economía Circular en las Ciudades" tiene como objetivo investigar sobre el estado del arte de la economía circular en las ciudades, sobre los obstáculos a los que se enfrentan y sobre los pasos a dar en el futuro. A partir de entrevistas preliminares con 10 ciudades pioneras y la investigación documental, hemos podido concluir que la economía circular es transformadora, sistémica y funcional: de hecho se requiere un cambio de comportamiento hacia modelos de producción y consumo sostenibles; un enfoque holístico en todos los sectores (agua, energía, residuos, planificación espacial, etc.) y la necesidad de identificar  la escala adecuada para la implementación de estrategias de economía circular que tengan en cuenta de los flujos de recursos dentro de un contexto urbano y rural.

La celebración de un evento de esta envergadura supone una gran oportunidad para compartir los mensajes de la OCDE con actores muy relevantes en cuanto a la Economía del Agua

Las ciudades tienen un papel destacado que desempeñar en la transición de la economía lineal a la circular. Estas pueden ser promotores, facilitadores y habilitadoras de iniciativas y medidas relacionadas con la economía circular. Las ciudades están en el centro de las decisiones clave para el bienestar de los ciudadanos, dadas sus responsabilidades básicas en relación con servicios públicos locales como el transporte, los residuos sólidos, el agua y la energía. Como tales, las ciudades pueden contribuir a los enfoques circulares desarrollando una visión de futuro que promueva sinergias entre sectores y reconsiderar la forma de desplazarse dentro de la ciudad, la construcción de viviendas y el uso de materiales.

P. - ¿Cuáles cree que son las mayores oportunidades a nivel global de las ciudades en materia de economía circular?

R. - La economía circular no es un concepto nuevo, sino un nuevo propulsor del desarrollo sostenible, del crecimiento económico, de la inclusión y de la mejora de la calidad del medio ambiente.

Se estima que el cambio de un enfoque lineal de "tomar, hacer y desechar" a un sistema circular tiene un potencial de hasta 4,5 billones de dólares para el crecimiento económico en 2030 (Accenture, 2015). Las proyecciones muestran que para el año 2030 la productividad de los recursos en Europa puede mejorar en un 3% y generar un aumento del PIB de hasta un 7% (McKinsey Center for Business and Environment, 2016). Sin embargo, este potencial aún necesita ser desbloqueado: hoy en día, el 9% de la economía mundial es circular (Circle Economy, 2019).

Las ciudades tienen un papel destacado que desempeñar en la transición de la economía lineal a la circular

Se espera que la economía circular en las ciudades tenga un impacto positivo en el crecimiento económico, en la creación de nuevos puestos de trabajo y en la reducción de los impactos negativos sobre el medio ambiente generados por patrones de producción y consumo insostenibles. Por ejemplo, las proyecciones muestran que, en la ciudad de Ámsterdam, las estrategias de reutilización de materiales pueden aportar un valor de 85 millones de euros al año en el sector de la construcción y 150 millones de euros al año con flujos de residuos orgánicos más eficientes. En Londres, los beneficios de los planteamientos circulares aplicados al entorno construido, alimentos, textiles, electricidad y plásticos se estiman en 7.000 millones de libras esterlinas anuales para el año 2036. Los beneficios ambientales consisten en la disminución de la contaminación, en el aumento de la proporción de recursos renovables o reciclables y en la reducción del consumo de materias primas, agua, tierra y energía.

El potencial de la economía circular puede destaparse si se dan las condiciones económicas y de gobernanza necesarias. El enfoque de la economía circular requiere un replanteamiento del conjunto de los modelos de gobernanza, incluyendo las normas y leyes, los incentivos financieros, los nuevos conocimientos y capacidades, así como de los modelos económicos y empresariales, con el fin de lograr un cambio de comportamiento en las pautas de producción y consumo. La gobernanza de la economía circular es un medio para lograr un fin: creando incentivos (legales, financieros), estimulando la innovación (técnica, social, institucional) y generando información (datos, conocimientos, capacidades) para proyectos, programas y estrategias circulares basados en enfoques multisectoriales y de múltiples partes interesadas.

P. - En relación al agua, ¿a qué desafíos se enfrentan las ciudades hoy en día?

R. - La OCDE sostiene que los niveles actuales de prestación de servicios y seguridad del agua en la OCDE y en las economías emergentes no deben darse por sentados. Para 2050, la población global alcanzará los 9.000 millones de personas, 60% de los cuales vivirán en ciudades. Una mayor población significa una mayor demanda de alimentos, agua y energía, y como consecuencia, una mayor generación de residuos y contaminación en un momento en que los impactos del cambio climático sobre la tierra están aumentando. La demanda de agua aumentará en un 55% a nivel mundial para el año 2050.

El potencial de la economía circular puede destaparse si se dan las condiciones económicas y de gobernanza necesarias

Muchos países de la OCDE pueden enfrentarse a inundaciones y sequías al mismo tiempo, lo que requiere una gobernanza sólida para pasar de la crisis a la gestión de riesgos y la resiliencia. Por ejemplo, en Brasil, un país que concentra el 12% de los recursos de agua dulce del mundo, en 2015-16, Río de Janeiro y São Paulo sufrieron la peor sequía en 84 años.

Las ciudades se enfrentan a varios desafíos también para mantener los niveles de acceso universal. La OCDE llevó a cabo una encuesta en 2016 en 48 ciudades de países miembros y no miembros de la OCDE. Los resultados mostraron que el 92% de las ciudades encuestadas reportaron desafíos significativos en términos de actualización y renovación de la infraestructura relacionada con el agua. De hecho, se requiere una inversión significativa para renovar y mejorar la infraestructura, estimada en 6,7 billones de dólares en 2050 para el suministro de agua y el saneamiento, mientras que la inclusión de una gama más amplia de infraestructura relacionada con el agua podría triplicar esa factura para 2030.

Las fuentes innovadoras de financiación (como el impuesto predial, los bonos o los inversores institucionales a largo plazo), la infraestructura ecológica (opciones de bajo coste) y el compromiso con nuevos tipos de partes interesadas (como los promotores inmobiliarios y los inversores institucionales a largo plazo), son esenciales para hacer frente al reto de la infraestructura. La economía circular como promotora de un sistema de responsabilidad compartida a puede jugar un papel importante en la creación de sinergias más efectivas.

Los niveles actuales de prestación de servicios y seguridad del agua en la OCDE y en las economías emergentes no deben darse por sentados

P. - En este sentido, ¿qué oportunidades presenta aplicar la economía circular a la gestión del agua en las ciudades?

R. - La gestión del agua es un elemento clave en cuanto a la eficiencia de la gestión de recursos y juega un papel clave como elemento trasversal en todos los sectores, por lo que el alcance de las oportunidades derivadas de la gestión del agua es muy importante.

Por un lado, la gestión del agua puede ser una medida para la diversificación de los recursos gracias al uso de aguas no convencionales, mientras que también puede utilizarse como un recurso energético local para el impulso de la producción local de energías renovables y la puesta en común de recursos. Además, el agua puede ser un elemento clave en un patrimonio al servicio de la transición energética de los territorios, tanto en el desarrollo de las energías renovables locales, como en la creación de oportunidades de nuevas cooperaciones.

En lo referente a la economía circular en las ciudades, el uso del agua no es sólo un servicio, sino un portador de nutrientes, productos químicos y minerales, y también una fuente de energía. Esto implica que la gestión el agua en ciudades no signifique solamente prestar un servicio, si non mantener los recursos en uso y mejorar el capital natural.

El sector del agua tiene un papel importante en el enfoque de la economía circular también para crear nuevas relaciones entre ciudades y áreas urbanas. Las ciudades son un importante núcleo para promover incentivos, pero deben ir más allá de sus fronteras. Por ejemplo, la mejora de la eficiencia de los recursos mediante la mejora de la calidad del agua en la cuenca puede ahorrar inversiones para eliminar las sustancias contaminantes.

El agua puede ser un elemento clave en un patrimonio al servicio de la transición energética de los territorios

En este marco, las ciudades pueden ser habilitadoras al proporcionar las condiciones marco para que se produzca la economía circular, incluyendo la creación de incentivos fiscales, proporcionar infraestructuras de calidad, catalizar fondos y promover la comunicación y educación.

P. - ¿Por qué es importante hablar de la relación entre agua, ciudades y economía circular?

R. - Actualmente hay una oportunidad para desbloquear las oportunidades relacionadas con la economía circular en el sector del agua. La economía circular puede ser un vehículo para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030, incluyendo el ODS 6 que aborda el agua. Muchas ciudades están desarrollando sus estrategias a nivel local (Londres, Ámsterdam, Bruselas, París, etc.) y todas ellas están incorporando el agua como un elemento clave, por ejemplo, haciendo hincapié en la relación entre la conservación del suelo y la calidad del agua o la reutilización de las aguas residuales como elemento clave de la eficiencia de los recursos.

Por otro lado, la tecnología para fomentar el uso de agua reutilizada para riego o el uso urbano se encuentra disponible, pero es necesario desarrollar un marco legal sólido que permita cumplir los parámetros de calidad que aseguren su uso. El enfoque de la economía circular requiere un replanteamiento del conjunto de los modelos de gobernanza, incluyendo la normativa, los incentivos financieros y los nuevos conocimientos y capacidades a fomentar, así como de los modelos económicos y empresariales para conseguir un cambio de comportamiento en las pautas de producción y consumo.

P. - ¿Qué herramientas propone la OCDE para alinear la gestión del agua en las ciudades con la economía circular?

R. - En primer lugar, la OCDE propone la creación de un consenso sobre los indicadores clave para guiar decisiones de la economía circular, su evaluación y la mejora de las políticas. Para la toma y aplicación de decisiones de forma eficiente en las ciudades, resulta imprescindible disponer de una sólida base de información. Más concretamente, se construirá un marco de indicadores para medir el grado de circularidad de las ciudades.

Actualmente hay una oportunidad para desbloquear las oportunidades relacionadas con la economía circular en el sector del agua

En segundo lugar, se ofrece una selección de diálogos en profundidad sobre las políticas de la ciudad y recomendaciones de políticas adaptadas. El proyecto tiene como objetivo involucrar a las ciudades interesadas en diálogos sobre políticas, con la participación de los niveles superiores de gobierno, así como de las partes interesadas de los sectores público, privado y sin ánimo de lucro. Llevándolo a la práctica, estamos realizando un análisis tanto a nivel global como a nivel local en cuatro ciudades situadas en Suecia (Umea), en los Países Bajos (Groninga) y en España (Valladolid y Granada), que han sido adheridas al proyecto como caso de estudio.

Por su parte, la Delegación de la OCDE, acompañada de expertos de Ámsterdam y Valladolid, visitará durante la semana del Foro del Agua la ciudad de Granada para llevar a cabo la primera misión de investigación. Se trata de una excelente oportunidad para aprender de la experiencia de la ciudad y facilitar un aprendizaje e intercambio de información entre ciudades en el ámbito de la economía circular.

Finalmente, se encuentra la creación de una comunidad de practica para favorecer el aprendizaje y el intercambio de conocimiento. Esta comunidad permitirá a los agentes responsables de la toma de decisiones de las ciudades interactuar e intercambiar información.

P. - ¿Qué ejemplos prácticos destacaría de ciudades que integran la economía circular en la gestión de sus aguas?

R. - Existe una amplia variedad de ejemplos de ciudades que integran la economía circular en la gestión de sus aguas tanto desde un punto de vista técnico como en materia de gobernanza.

La tecnología para fomentar el uso de agua reutilizada para riego o el uso urbano se encuentra disponible

En Kalundborg (Dinamarca) la simbiosis industrial fomenta la eco-innovación entre ocho empresas públicas y privadas para reutilización del agua y la energía y el reciclado de materiales; el Eco Parks de Kitakyushu permiten reciclar residuos, al tiempo que producen energía, ahorran agua y crean nuevas oportunidades de negocio.

En Granada, la biofábrica, incluida en la Plataforma Europea de Partes Interesadas de la Circular de Economía, transformó el concepto de planta de tratamiento de aguas residuales en una biofábrica. Concretamente, contempla tres aspectos: i) la reducción del consumo de materiales para reutilizar el agua con el fin de recuperar materiales (celulosa, etc.); ii) cero por ciento de los residuos en los vertederos, recuperación de fracciones de materiales de alto valor añadido; y iii) energía verde para la planta, tanto a través de la autoconsumo como de la energía renovable.

Otro ejemplo a destacar es el de Valladolid, que actúa como facilitador a través de un sistema de subvenciones municipales para proyectos de economía circular. Los beneficiarios de estas ayudas han sido empresas privadas, asociaciones de empresas privadas, entidades sin ánimo de lucro y centros de investigación, con domicilio fiscal, domicilio social o centro de actividades en la ciudad de Valladolid. En 2017 se seleccionaron proyectos, que abarcaban ámbitos, como los residuos, el agua, la participación ciudadana, la economía, la alimentación o la energía.

Ejemplos concretos de esta iniciativa incluyen un sistema de recogida de agua de lluvia en edificios de una zona inundable de Valladolid que ha reducido la necesidad de agua en el edificio hasta en un 50%, o la organización de un evento de economía circular para promover el espíritu emprendedor. La ciudad también ha renovado la infraestructura de agua para controlar las pérdidas y el consumo, y recuperar los recursos de desecho, tales como los fertilizantes de los lodos de alcantarillado.

Finalmente, la sensibilización es importante para aumentar la confianza y la aceptabilidad. Un buen ejemplo es el NEWater en Singapur, que destinó esfuerzos con el fin de conseguir que el agua reciclada fuera aceptada a partir de la creación de una marca propia de agua recuperada.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda

Gonzalo Delacámara: "Debemos conectar los objetivos de la política de agua con la política pública"

Gonzalo Delacámara: "Debemos valorar cómo financiar a largo plazo actuaciones en materia de agua"

23/12/2020 · Cambio Climático

Alvar Escrivá-Bou: "Los desafíos de gobernanza no dejan de crecer ante el cambio climático"

Elisa Vargas-Amelín: "La Directiva Marco del Agua es un pilar fundamental de la política de la UE"

18/12/2020 · Gestión del Agua

"Debemos coordinarnos para elaborar una planificación hidrológica que afronte el cambio climático"

Francisco Lombardo: "La única salida real a esta crisis no es otra que la sostenibilidad"

"Los recursos hídricos son bienes públicos por los que no estamos haciendo suficientes esfuerzos"

28/07/2020 · Cambio Climático

"Nuestras instituciones no están realmente preparadas para enfrentarse a nuevos desafíos globales"

23/07/2020 · Cambio Climático

F. Heras: "La COVID-19 nos ha hecho poner cara a problemas globales como el cambio climático"

22/07/2020 · Cambio Climático

Íñigo Losada: "El océano ha absorbido un 90% del calentamiento global"

21/07/2020 · Cambio Climático

Francisco Doblas-Reyes: "Estamos muy lejos de lo que hacen otros países en educación ambiental"

20/07/2020 · Gestión del Agua

"Urge incorporar la gestión del agua en las agendas políticas, económicas y empresariales"