El fracking no es aconsejable sin garantías de preservación de los acuíferos, afirma un experto

131
0
131
  • Recomendaron no autorizarlo por la "fragilidad" de la zona y la falta de concreción de los planes y de garantías en materia medioambiental.

El catedrático de Hidrogeología del Instituto Universitario de Plaguicidas y Aguas de la Universidad Jaime I (UJI) de Castellón Ignacio Morell opina que "el fracking es una técnica que en sí misma no es mala, es mala en función de dónde se aplique y cómo se haga" y que, en el caso de la extracción de gas y petróleo en el subsuelo del norte de Castellón mediante esa técnica de factura hidráulica, es desaconsejable autorizarla "sin las garantías adecuadas" de preservación del medio ambiente, especialmente de los acuíferos.

Así lo ha señalado este viernes en la rueda de prensa de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) para presentar el estudio 'El Laberinto del Agua. Reflexiones para el Pacto Necesario', a preguntas acerca de su opinión sobre la técnica de fractura hidráulica y el riesgo de contaminación del acuífero de El Maestrat.

Morell, que presidió la comisión de expertos designada por la Diputación que recomendó no aprobar la prospección de hidrocarburos en Els Ports y El Maestrat, aclara que "no se trata de un rechazo a la técnica o a la posibilidad de que se exploten hidrocarburos", sino a "una planificación en una zona de una fragilidad muy elevada y sin las garantías adecuadas para que se preserve el medio ambiente.

Según apunta, concluyeron que "no es recomendable que se autorice esta investigación" fundamentalmente por "la falta de una legislación adecuada" y de "precisión de las actividades y planes de investigación que solicitaba la empresa", así como por ser "una zona de alta vulnerabilidad hidrogeológica y ecológica en general".

Riesgo muy alto

Morell mantiene, en este sentido, que "asumir un riesgo de posible contaminación por una mala praxis de la ejecución de la fracturación es un riesgo muy alto".

El catedrático de Hidrogeología de la UJI ha explicado que la "dificultad" para analizar los permisos de investigación solicitados consiste en que "había una indefinición respecto a los objetivos" de los trabajos en la documentación presentada por la empresa, de modo que "no se sabe si el objetivo de la investigación de gas era algunas rocas muy cercanas a los acuíferos o no".

En este punto, recalca que "el riesgo de conceder una autorización de investigación sin saber cuáles son los planes en cuanto a la prospección, ejecución de sondeos y fracturación que se lleva a cabo en los mismos es muy elevado en un acuífero como El Maestrazgo", dado que suministra "la mayor parte de la alimentación de las zonas costeras de Vinaròs, Torreblanca y Oropesa".

Repercusión en el agua de la zona costera

Argumenta, en este sentido, que "una contaminación originada en ese acuífero iba a repercutir al cabo de pocos años en la calidad del agua de la zona costera", a lo que agrega que, además, "es el único acuífero de la Comunidad Valenciana que no está sobreexplotado" y que cuenta con "reservas movilizables para el futuro".

Comentarios