El Gobierno aragonés estudiará caso por caso los proyectos de fracking en la región

91
0
91

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, ha apostado este martes por estudiar caso por caso y con "cautela" los proyectos de fracking, y seguir avanzando en una investigación que "permita, en su día, asumir el fracking con garantías".

Esta es la posición que ha defendido Lobón ante la técnica de extracción energética de la fractura hidráulica, una postura "compartida y en la línea" del Parlamento y la Comisión Europea, "fuente de inspiración en este sentido".

Lobón ha hecho estas declaraciones en el marco de una comparecencia en Comisión de las Cortes, solicitada por Chunta Aragonesista (CHA), que le ha reclamado información "detallada sobre la nueva Ley de Evaluación Ambiental y su repercusión en los proyectos de fractura hidráulica".

Sobre estos métodos de extracción de gas "no puede existir una posición genérica"

En su opinión, sobre estos métodos de extracción de gas "no puede existir una posición genérica". Ha dicho que "la extracción energética es tan estratégica que no hay que renunciar a ello. Su poder es tan grande que hay que investigar para abrir nuevos caminos". Este recorrido se debe hacer "con las cautelas apropiadas" y de este modo "terminará en repercutir en el beneficio de la sociedad".

Pozo Centenera

Lobón ha puesto como ejemplo, en este mismo sentido, la situación del pozo Centenera, en Graus (Huesca), que ha protagonizado varias iniciativas anteriores en la Cámara, y para el que, ha anunciado Lobón, el INAGA ha decidido someterlo a impacto ambiental "por motivos técnicos". "Todas las extracciones tienen riesgo y lo que se requiere son medidas de protección y control y estudio caso por caso", ha expresado.

El promotor de esta reapertura, Pyrenees Energy Spain, S.A., proyecta realizar la re-entrada del pozo Centenera-1 como una de las labores de exploración incluidas dentro del permiso de investigación de hidrocarburos 'Carlota'.

El pozo Centenera-1 lo construyó entre 1966 y 1967 la Empresa Nacional de Petróleos de Aragón (ENPASA) para la exploración de hidrocarburos, en el término municipal de Graus. Ahora la empresa ha planteado la reapertura de un pozo que fue abandonado y sellado hace más de 40 años, utilizando para ello exclusivamente técnicas convencionales.

La reentrada en el pozo Centenera-1 ha suscitado un importante debate político y social, y además por parte de algunas entidades se ha relacionado esta reapertura del pozo con un supuesto proyecto futuro de explotación con fractura hidráulica (fracking). Por ello, se adoptó un Acuerdo de Pleno del Ayuntamiento de Graus solicitando su sometimiento a Evaluación de Impacto Ambiental.

El INAGA ha realizado un proceso de consultas que se ha extendido al Ayuntamiento de Graus, la Comarca de la Ribagorza, las Direcciones Generales de Energía y Minas y de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, la Confederación Hidrográfica del Ebro, el Instituto Geológico y Minero de España y las organizaciones ecologistas que se encuentran registradas para participar en estos procedimientos.

Grupos

Desde CHA, el diputado Joaquín Palacín ha criticado lo que, para él, es "una apuesta clara del Gobierno por la fractura hidráulica". "Ya vimos aquí, cuando vino el señor Canals, que están encantados", ha añadido. En opinión de este diputado, "la exclusión de evaluación ambiental para proyectos de investigación es grave y preocupante porque se deja la puerta abierta a un Aragón lleno de agujeros y con afecciones graves".

Por parte del PP, su portavoz en esta materia, José Manuel Cruz, ha calificado como "positivo, lógico y razonable someter al fracking a impacto ambiental proyecto a proyecto". De acuerdo con las palabras de Cruz, "sería un error mantenerlo en el limbo legal e impropio de un país avanzado", por lo que ha defendido una postura de "cautela pero no condena", coincidiendo así con el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

Alfonso Vicente (PSOE) ha recordado que el Grupo Socialista ha estado "desde el principio en contra de esta técnica, principalmente por la falta de conocimiento y el principio de precaución".

Este diputado ha criticado que, en su opinión, "son cuestiones que la nueva ley no garantiza, sino que abre la puerta de una forma poco controlada". "No tenemos claro ni conocimiento alguno, por ejemplo, de los productos que se están utilizando en la investigación", ha expresado Vicente.

El parlamentario del PAR Joaquín Peribáñez ha apostado por "seguir en la línea de un Aragón libre de fracking pero pendientes de los estudios de la Unión Europea". Para este diputado, existe "una preocupación palpable" lo que exige "trabajar, tenerla en cuenta y estudiar con tiempo". "No se trata de adelantar plazos, sino de tomar decisiones que se deben meditar y estudiar con tranquilidad", ha manifestado el portavoz de este grupo ante la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

Para Miguel Aso (IU), la posición del Ejecutivo "ha cambiado sustancialmente de lo que aquí se votó en su momento a esta comparecencia". "Apostaron por un territorio libre de fracking y ahora dice que prudencia y que habrá que ver", ha añadido en este mismo sentido. De acuerdo con este diputado, "el Gobierno debería estar volcado en ver como cambiamos de una vez nuestro modelo energético y no en tratar de encajar una nueva técnica para utilizarla".

Comentarios