Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Schneider Electric
Agencia Vasca del Agua
Sivortex Sistemes Integrals
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
AGENDA 21500
Laboratorios Tecnológicos de Levante
FLOVAC
CAF
MOLEAER
LABFERRER
s::can Iberia Sistemas de Medición
Gestagua
DATAKORUM
IRTA
Molecor
Likitech
EMALSA
Vector Energy
Idrica
ESAMUR
Barmatec
Grupo Mejoras
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
ACCIONA
Hach
ONGAWA
IAPsolutions
Saint Gobain PAM
Almar Water Solutions
ADASA
Xylem Water Solutions España
EPG Salinas
Fundación Botín
Aganova
Catalan Water Partnership
AGS Water Solutions
LACROIX
GS Inima Environment
TecnoConverting
Cajamar Innova
Red Control
ICEX España Exportación e Inversiones
Aqualia
Fundación CONAMA
AECID
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
FENACORE
Kamstrup
TEDAGUA
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Confederación Hidrográfica del Segura
Rädlinger primus line GmbH
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Prefabricados Delta
Asociación de Ciencias Ambientales
Sacyr Agua
Baseform
Hidroglobal
SCRATS
Lama Sistemas de Filtrado
Fundación Biodiversidad
Autodesk Water
RENOLIT ALKORPLAN
Filtralite
ADECAGUA
HRS Heat Exchangers
Terranova
Ingeteam
TRANSWATER
MonoM by Grupo Álava
ISMedioambiente
Hidroconta
TFS Grupo Amper
Minsait
Smagua
Global Omnium
AMPHOS 21
Consorcio de Aguas de Asturias
J. Huesa Water Technology
Amiblu
KISTERS
NTT DATA

Se encuentra usted aquí

La decisión de Cantabria de prohibir el fracking es "precipitada", según Deloitte

  • "No tiene sentido enfrentar el 'fracking' con las renovables, según Alberto Amores.

El socio consultor de Energía de la empresa Deloitte Alberto Amores considera "precipitado" que el Gobierno de Cantabria haya prohibido el 'fracking' -extracción de gas y petróleo no convencional mediante la inyección de agua y arena en las pizarras donde se aloja estos recursos- porque "hay que tener datos" para tomar una decisión de este tipo y porque "primero hay que saber si hay recursos y después si va a haber consecuencias negativas" de su explotación.

Así, Amores, que ha aclarado que "no quiere" entra en política, ha incidido en que los impactos del 'fracking' "pueden ser tanto negativos como positivos" y ha insistido en que "hay que explorar para confirmar" que los recursos de gas y petróleo no convencionales "están concentrados en su mayor parte en la cordillera cantábrica y el valle del Ebro".

Y después de esta confirmación, ha agregado, "hay que confirmar si son comercialmente explotables", tal y como ha comentado en una ponencia con motivo del encuentro 'Evaluación ambiental de los proyectos de 'fracking' (explotación de gas no convencional por fractura hidráulica) en España', que se celebra en los Cursos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander.

Igualmente, ha negado que la posible explotación del gas y del petróleo no convencional vaya a suponer una burbuja como la inmobiliaria, y ha defendido que "antes de pensar en lo que pasará después de agotar los recursos, me preocuparía por explotar los recursos que tenemos o podemos tener".

Asimismo, ha argumentado que "no tiene ningún sentido importar petróleo y gas si lo tenemos aquí debajo y es viable porque los vamos a necesitar. Es imposible que las renovables puedan afrontar toda la demanda energética. Compramos el 99% de nuestro petróleo y el 99% de nuestro gas", ha precisado.

Amores, que ha incidido en que las reservas actuales de petróleo y gas aumentarían de confirmarse la presencia de estos recursos, también ha negado que el fomento de la inversión en el 'fracking' vaya a afectar a las energías renovables porque, en su opinión, "no tienen nada que ver y no tiene sentido enfrentarlos".

"Si se hace (el 'fracking') es porque tiene sentido económico para los inversores privados. No veo que eso vaya a retraer la inversión en renovables porque si las renovables tienen sentido económico, tendrá inversores", ha manifestado.

Aumento "espectacular y tremendo" del PIB y del empleo

Durante su intervención sobre los efectos socioeconómicos del 'fracking', Amores ha recordado un estudio publicado el pasado mes de marzo que Deloitte realizó para la Asociación Española de Compañías de Exploración y Producción de Hidrocarburos (ACIEP), basado en unas hipótesis en las que se dan "las condiciones óptimas" en materia regulatoria o política, entre otros términos, sin que haya oposiciones de ningún tipo.

De esta forma, ha insistido en que si se llega a explotar un 80% de los posibles recursos de hidrocarburos del subsuelo español" desde "ahora hasta el 2065, se alcanzaría un pico máximo de un 4% de aumento del PIB para el año 2033, se crearían hasta 250.000 empleos directos e indirectos en 2033 y la balanza comercial española podría superar los 40.000 millones de euros".

"A partir del año 2021 seríamos exportadores de gas porque tendríamos excedente y reduciríamos en un 20% las importaciones de petróleo", ha explicado, al tiempo que, teniendo en cuenta una serie de sensibilidades, los datos de la balanza comercial, el PIB y la creación de empleo "se triplicarían", con lo que el dato agregado de hasta un billón de euros del PIB "llegaría a ser de tres billones".

No obstante, aunque califica de "espectacular y tremendo" este aumento, ha dejado claro que este escenario es "idílico".

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda