Los profesionales de la lluvia se dan cita en París

144
0
  • profesionales lluvia se dan cita París
    Crédito de la imagen: NASA.
  • En el 13º Forum International de la Météo et du Climat (29-31 mayo en París) se debatirá la posición de la meteorología y la climatología en la comprensión social del cambio climático
  • La importancia de la comunicación y la educación, eje de las jornadas en las que el público es el principal protagonista
  • La Fundación We Are Water presenta la campaña #NoWalking4Water a la comunidad internacional de profesionales de las ciencias del a atmósfera.

Sobre la Entidad

Fundación We Are Water
La Fundación We Are Water tiene dos objetivos; La sensibilización y la realización de acciones destinadas a paliar los efectos negativos de la falta de agua.

“Nos enfrentamos a una lucha contra el cambio climático, y va a ser muy difícil adaptarse. Y no quiero que se nos diga que no lo habíamos dicho. Tenemos que decirlo y volverlo a decir, y hacerlo estando colectivamente presentes”. Jean Jouzel, presidente de la Météo et Climat, asociación francesa que organiza el Forum International de la Météo et du Climat, se refiere así a la iniciativa que nació para crear un foro de debate y difundir el papel que la Meteorología y Climatología tienen como ciencias clave en la comprensión social del cambio climático. Entre el 29 y el 31 de mayo, más de 300 profesionales provenientes de 50 países abordarán en París el calentamiento global desde esta perspectiva en la que cada uno de nosotros somos actores obligados.

La iniciativa del Forum International de la Météo et du Climat comenzó en 2004 y en sus 13 ediciones su objetivo prioritario ha sido impulsar la colaboración entre el gran público, los gestores de la sociedad civil, los científicos y, de forma muy especial, los presentadores meteorológicos en los medios de comunicación. La meteorología y la climatología, hermanas casi gemelas, son las ciencias que más directamente nos ponen en contacto con los efectos que el aumento de temperatura de la atmósfera tiene en nuestra relación con el agua, ya que estudian su ciclo en la Tierra y una parte fundamental del mismo: la lluvia, el fenómeno sin el que no podríamos vivir y del que cualquier variación, por mínima que sea, afecta a cada vez a un mayor número de personas.

Es preciso integrar el conocimiento de la atmósfera y el ciclo del agua en la educación

Comprender la lluvia, comprender el agua

El primer eje de trabajo del foro es pues la aproximación al gran público; transmitir las inquietudes de la ciencia respecto al gran problema planetario que nos afecta con el objetivo de concienciarnos de la importancia que tienen cada uno de nuestros actos cotidianos en el comportamiento de la atmósfera. No es tarea fácil. Explicar de forma entendible la popular sentencia "cuando una mariposa aletea en Moscú, un tornado se desencadena en Arizona” (cámbiense las ubicaciones al gusto) implica una innegable habilidad pedagógica; pero los pedagogos cuentan cada vez más con mayores evidencias científicas para explicar esta interconexión que nos hace contemplar la Tierra y cada uno de nosotros como un todo.

Es preciso integrar el conocimiento de la atmósfera y el ciclo del agua en la educación, y la buena noticia es que cada vez más nuestros escolares, y sus familiares, entienden y sienten que el ciclo del agua es el ciclo de nuestra vida, y que nunca debemos olvidarnos de ello. En este sentido, el Forum International de la Météo et du Climat ha dado a lo largo de su corta pero intensa historia una importancia cada vez mayor a las jornadas de puertas abiertas, con contenidos divulgativos y educativos especialmente orientados a los más jóvenes.

Fotograía de Xavier Popy.

Los presentadores del tiempo en televisión juegan aquí un papel fundamental. El foro los convoca anualmente como indudables portavoces de las ciencias del clima y sus principales divulgadores. Cada año, un número creciente de estos profesionales se dan cita en París para intercambiar experiencias y debatir ideas para lograr que su trabajo contribuya a acercarnos cada vez a más la vida íntima de la atmósfera, de cuya salud depende nuestro futuro.

Otra buena noticia en el mundo del clima es que cada vez somos más los que nos interesamos en la meteorología más allá de saber el tiempo que hará el fin de semana. En este sentido debemos mucho a estos profesionales de los medios de comunicación que, en su esfuerzo por divulgar su conocimiento, crean una base para la concienciación sobre el cambio climático que ya estamos experimentando; como Mónica López, jefa del Departamento de Meteorología de TVE, y asistente al foro de París, quien afirma: “Nuestros espacios permiten añadir temas tan actuales como el cambio climático. Y debemos hacerlo, debemos intentar transmitir estudios científicos, avances, incluso polémicas, en nuestro formato, con nuestro lenguaje, para que llegue a la audiencia. Personalmente es mi responsabilidad individual transmitirles a mis hijos respeto por nuestro entorno ambiental y humano. Un respeto basado en el consumo responsable de los recursos y en la comprensión y adaptación a los cambios sociales que el cambio climático nos depare en el futuro”.

Una de las peores consecuencias humanas del cambio climático afecta mayoritariamente a los que ya sufren los efectos devastadores de las sequías. La solidaridad humanitaria involucra a todos los profesionales del clima y es otro de los ejes del Forum International de la Météo et du Climat. Este año la Fundación We Are Water acude como invitada a presentar la campaña #NoWalking4Water en este foro. Sus objetivos son concienciar y luchar por proporcionar acceso al agua a los más de 660 millones de personas que aún no lo tienen, la mayoría de las cuales son mujeres y niñas que viven en zonas cuya disponibilidad de agua empeorará con el cambio climático.

 El foro los convoca anualmente como indudables portavoces de las ciencias del clima y sus principales divulgadores

La Fundación se propone en esta cumbre fomentar de la concienciación sobre la dramática relación entre agua y cambio climático, y resaltar la importancia que adquieren los profesionales de la comunicación a la hora de transmitir los conocimientos de las ciencias de la atmósfera. Con este propósito, organizó el pasado año, conjuntamente con la IABM (International Association of Broadcast Meteorology) el workshop internacional Social Perceptions of Water and Climate, en el que se expuso cómo hacer comprensibles al gran público las conclusiones del AR5, el último informe del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change), documento que ha sido la base de las resoluciones de la COP21 del pasado diciembre. Con la asistencia a foro de París, la Fundación prosigue así su colaboración con la IABM, la asociación que representa a la comunidad internacional de presentadores de programas meteorológicos.

Predicciones: la ciencia salva vidas

En el futuro amenazante que nos proyecta el calentamiento de la atmósfera, los problemas derivados de la falta de agua, como la sequía, y de su exceso, como las inundaciones, la meteorología y la climatología tienen las claves para que podamos entender y prevenir cada vez con mayor exactitud que es lo que nos espera. Como bien comenta Tomàs Molina, jefe de meteorología de Televisió de Catalunya, y también asistente al foro, “el objetivo de los meteorólogos es salvar vidas y bienes” y para lograrlo es preciso contar con los mejores sistemas de previsión y coordinación de las alertas.  

Este año, el coloquio internacional que tradicionalmente se celebra en el foro es Los territorios, laboratorios del cambio climático, en el que se debatirán la escala de las políticas de adaptación al cambio climático y las soluciones. Aquí adquiere especial relevancia una coordinación informativa que permita comunicar a los gestores de crisis y a la propia población las previsiones meteorológicas más amenazantes, como son las sequías y las inundaciones, dos fenómenos que ya se están incrementando en la actualidad.

En este sentido, los proyectos de la fundación son auténticos laboratorios que proporcionan información de primera mano sobre las consecuencias socioeconómicas y humanas de las alteraciones climáticas. En la zona de Anantapur, donde en colaboración con la Fundación Vicente Ferrer se están desarrollado varios proyectos, una alteración en el régimen del monzón, afecta a la seguridad alimentaria de millones de personas. Es lo que, por ejemplo, ocurrió en 2012, cuando los vientos que traen la lluvia a esta zona de la India fueron predichos para el 6 de junio por el Departamento Indio de Meteorología; sin embargo, el monzón húmedo llegó 10 días después, con lluvias muy escasas e irregulares, afectando enormemente a los campesinos.

Imagen de la NASA.

En el otro extremo están los fenómenos violentos, como el tifón Haiyan, que azotó en 2013 Filipinas y que comportó el enorme reto de proporcionar con urgencia agua potable a los afectados. La colaboración con World Vision fue una experiencia de gestión muy valiosa y permitió constatar la importancia de un buen sistema de alertas. Como manifestó Lia Cruz, presentadora meteorológica del canal TV5 de Filipinas: "Parte de mi trabajo consiste en alertar a las personas para su seguridad. No sólo es decirles si va a llover o a hacer sol, es más bien si deberían evacuar y dejar sus casas para salvar su vida".

Informaremos más adelante de lo tratado en el 13º Forum International de la Météo et du Climat y de las conclusiones que los presentadores de la IBAM extraigan de él. 

Comentarios