Aqualia
Connecting Waterpeople

Las barreras de la economía circular en el sector del agua y cómo superarlas

  • barreras economía circular sector agua y cómo superarlas
  • El grupo de trabajo Agua y economía circular de Conama identifica en un nuevo informe las barreras y oportunidades a los que se enfrentan los proyectos de innovación en este ámbito.

Sobre la Entidad

Fundación CONAMA
La filosofía de la Fundación Conama es crear puntos de encuentro y promover la colaboración entre los diferentes interlocutores del sector ambiental para establecer redes que permitan avanzar en un desarrollo sostenible.
Minsait
Global Omnium

La transición del sector del agua hacia la economía circular ofrece oportunidades como la innovación, la mejora de la eficiencia y una mayor colaboración entre diferentes sectores. Sin embargo, estos beneficios aún no son plenamente visibles ya que actualmente hay importantes barreras que complican su puesta en marcha.

Así lo explica el grupo de trabajo Agua y economía circular de Conama en su nuevo informe sobre el estado de la cuestión de este ámbito en España y en el que se destacan, fundamentalmente, tres problemáticas: la dificultad para acceder a la financiación, la compatibilidad entre normativa e innovación y la aceptación social de los avances.

La identificación de los obstáculos mencionados se ha hecho fundamentalmente a través de la recopilación de 31 proyectos de innovación sobre la economía circular y el agua, de la revisión documental y el tratamiento con los actores implicados.

Financiación e innovación

Una de las principales barreras que se han detectado en el ámbito son las económicas, ya que afectan a diversas etapas de desarrollo de las iniciativas en economía circular en el agua. Concretamente, se apreciaba falta de inversión tanto a la hora de implantar los proyectos de innovación como en su viabilidad a largo plazo. Esto implicaba enfrentar un doble obstáculo que, aunque, en ocasiones, permitía la puesta en marcha de ideas después complicaba su desarrollo dentro de las empresas.

Por ello, en el informe se ha recogido una lista detallada de los instrumentos de financiación europeos a los que el sector del agua puede acudir para sacar adelante nuevas iniciativas. Este es el caso de las convocatorias LIFE, el programa COSME, Interreg Europa, Interreg Sudoe o las Urban Innovative Actions, entre otros.

A nivel nacional destaca el papel de apoyo y soporte del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) actualmente adscrito al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, que como Entidad Pública Empresarial canaliza las solicitudes de financiación y apoyo a los proyectos de I+D+i de empresas españolas.

Además de superar las barreras económicas, se debe avanzar también, en paralelo, en otros ámbitos como, por ejemplo, la compatibilidad entre normativa y los avances tecnológicos y un mayor apoyo y demanda social a la innovación en economía circular en el sector del agua.

Normativa, seguridad e indicadores

Otro de los desafíos que han observado los expertos en el informe es la necesidad de revisar la normativa en esta área que, aunque su objetivo es garantizar la seguridad sanitaria y ambiental, no siempre está completamente actualizada.

Actualmente, según explica el comité de expertos la normativa, en ocasiones, avanza más lenta que la innovación en este campo, obligando a dejar algunos proyectos en el cajón, especialmente, cuando están orientados al tratamiento de residuos. En este sentido, el presente grupo de trabajo ha identificado dos aspectos claves en el sector en los que se han encontrado más problemas: la reutilización del agua y la gestión y aprovechamiento de los lodos.

Para entender esta problemática mejor, en el informe se puede encontrar una amplia explicación sobre cómo han avanzado los marcos normativos europeo y nacional referente a la reutilización de agua y una descripción de los usos de los lodos.

Además de esto, el grupo señala como barrera la falta de indicadores que permitan medir la circularidad en materia de agua, tanto a escala nacional como europea. De forma que en el documento se proponen unos indicadores básicos y estratégicos que abarcan las distintas fases del ciclo del agua (tanto natural como urbano) y las distintas facetas de la economía circular.

Los parámetros se diferencias, por tanto, en indicadores de captación, de abastecimiento, de uso de agua, de saneamiento y reutilización, de estado ambiental y pueden consultarse en detalle en el artículo La economía circular en el sector del agua: ¿cómo medir su aplicación? o en el informe.

Concienciación y aceptación ciudadana

Por último, en el informe se destaca que la unión de todas estas problemáticas genera una barrera mucho mayor: la desconfianza y falta de aceptación social hacia este tipo de proyectos, ralentizando aún más su desarrollo.

La aceptación y la participación pública, así como la implicación de todas las partes interesadas, son cruciales para el éxito de los proyectos de economía circular, tal y como demostró el caso de Toowoomba, un proyecto de reutilización para consumo humano, que fracasó debido a la falta de difusión de información básica.

Este no ha sido el único ejemplo a nivel mundial y otros casos similares pueden ser encontrados en el informe, ayudando a la identificación de los aspectos comunicativos clave que pueden influenciar en el éxito de los proyectos relacionados con el agua y la economía circular.

Este proyecto cuenta con la cofinanciación del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la convocatoria pública de subvenciones a entidades del Tercer Sector para actividades de interés general consideradas de interés social en materia de investigación científica y técnica de carácter medioambiental.

Redacción iAgua

La redacción recomienda

13/01/2020 · Tratamiento del Agua · 175 5

La necesaria apuesta por la Economía Circular