Aqualia
Connecting Waterpeople

Eduardo Perero: "La marca España se puede exponer al mundo a través del agua"

  • Eduardo Perero: " marca España se puede exponer al mundo través agua"
    Eduardo Perero, vicepresidente de ACA y responsable del área de Economía Circular y Agua dentro del Área Técnica de la Fundación Conama.

Sobre la Entidad

Fundación CONAMA
La filosofía de la Fundación Conama es crear puntos de encuentro y promover la colaboración entre los diferentes interlocutores del sector ambiental para establecer redes que permitan avanzar en un desarrollo sostenible.
Minsait
Global Omnium

El Consejo de Ministros aprobó a principios del mes de junio la Estrategia Española de Economía Circular (EEEC), así como el anteproyecto de Ley de Residuos, que pretende dar una solución al volumen creciente de residuos y reducir el consumo de plásticos. Este anteproyecto incluye además otra medida que ha suscitado diferencia de opiniones entre el sector del agua y el sector de la hostelería: la obligación de ofrecer agua del grifo gratis en los establecimientos.

Hablamos con Eduardo Perero, vicepresidente de ACA y responsable del área de Economía Circular y Agua dentro del Área Técnica de la Fundación Conama, para conocer su opinión acerca de la nueva normativa.

Pregunta: El Gobierno ha aprobado recientemente la Estrategia Española de Economía Circular y el anteproyecto de ley de Residuos, ¿qué destacaría de este anteproyecto?

Respuesta: Es un anteproyecto que aparece en un momento muy oportuno, fundamental para desarrollar la economía circular e impulsar que la recuperación económica se realice en clave ambiental, tras los efectos de la pandemia.

Además, ante un repunte de los materiales de un solo uso como consecuencia de las medidas de prevención de la Covid-19, se presenta como más necesario que nunca para contrarrestar los impactos ambientales.

Asimismo, es un gran anteproyecto que traspone dos directivas europeas y del que se pueden destacar muchas cosas. Aún seguimos profundizando en muchos detalles, abre muchas líneas de trabajo y el debate no sólo es imprescindible sino necesario para avanzar más en la tramitación que tenemos por delante. Necesitamos la mejor ley posible y es un trabajo colectivo.

Por elegir, destaco algunas medidas claves:

  • Prevención. La prevención es la etapa de la jerarquía de residuos más importante y, a la vez, más difícil de acometer. Este Anteproyecto posee un gran paquete de medidas con la determinación de objetivos importantes, la prohibición de la destrucción de excedentes no perecederos (juguetes, textil, electrodomésticos…), prohibición del uso de microplásticos añadidos intencionalmente en cosméticos y detergentes, medidas para reducir los residuos alimentarios, planes de minimización en los productores de residuos peligrosos, etc. si bien para algunos sectores lo considera aún escaso, especialmente al combatir la obsolescencia programada.
  • Corresponsabilidad. En el capítulo sobre la responsabilidad ampliada del productor hay muchas cuestiones en los que se puede entrar a analizar, pero me gustaría destacar el artículo 20, donde la responsabilidad del productor inicial o poseedor del residuo, no concluirá hasta el tratamiento completo del mismo. Esto puede pasar desapercibido pero es un cambio cualitativo importante, dado que implica que las empresas que generan residuos deben garantizarse que el tratamiento final del residuo sea adecuado, no puede desentenderse de él cuando lo entrega a un intermediario o un gestor, ahora la responsabilidad no acaba cuando entregas el residuo a otro, sino que concluirá cuando quede debidamente documentado el tratamiento completo. Esto va a incentivar a que se acaben la gestión low cost de los residuos, a que el productor busque los mejores tratamiento existentes para sus residuos y que los gestores compitan con tratamiento de mayor valor añadido más seguros.

Pasamos de un modelo de responsabilidad en cadena, a una corresponsabilidad global o también denominada extendida.

También hay que destacar nuevos y futuros desarrollos de la figura de responsabilidad del productor a flujos tan importantes como el textil, los plásticos agrarios no envases y determinados productos de plástico de un solo uso. En Conama hay 2 comités técnicos que están trabajando de cara a Conama 2020 en este sentido, tanto en el flujo del textil como en el de los residuos agrarios.

  • Circularidad. Dos de las figuras más importantes para desarrollar procesos circulares en nuestra economía, subproducto y fin de la condición de residuo, el Anteproyecto de ley va a permitir su desarrollo a nivel autonómico. Esto abre una incógnita importante, sobre si va a incentivar su mayor desarrollo o si va a generar desigualdades o asimetrías no deseadas entre territorios. Asimismo, se echa en falta, más medidas que permita incentivar el mercado de materias primas secundarias, si bien el desarrollo de la normativa que se espera en determinados flujos, podrá responder a esta necesidad
  • Fiscalidad. Una de las grandes novedades del Anteproyecto es la inclusión de un apartado sobre fiscalidad ambiental a través de la inclusión de un impuesto sobre los envases de plástico no reutilizables, como herramienta para favorecer la jerarquía de residuos en este flujo. Algunos pensarán que la tasa impositiva es poco ambiciosa y otros al contrario.

Es cierto que España es uno de los países de la UE que menos carga fiscal ambiental ejerce, pero queda sin resolver la necesidad de una tasa mínima obligatoria y suficientemente alta que desincentive la incineración y el vertido, para todos los flujos en todo el Estado, que permita dar señales claras de la jerarquía de residuos.

No obstante, cabe destacar la inclusión expresa, por primera vez, de la obligación de que las entidades locales dispongan de una tasa diferenciada y específica para los servicios que deben prestar en relación con
los residuos de su competencia. Esto afectará, por cierto, a aquellas facturas del agua de determinadas entidades locales que incluye el servicio de residuos.

  • Sistema electrónico común de información. Esta medida trata de abordar uno de los retos más veteranos en el sector residuos que es obtener un sistema de información fiable, trazable y transparente para verdaderamente establecer medidas ajustadas a una buena aproximación de datos. Este sistema tiene este importante reto y va a integrar numerosos registros que hasta ahora estaban dispersos y no suficientemente conectados y que permitirá, en principio, solventar las barreras de compatibilidad entre los diferentes sistemas autonómicos.

Se podría ahondar en muchos aspectos, incluidos disposiciones finales e importantes anexos que se adjuntan en el Anteproyecto. En Conama 2020 existe un nutrido comité técnico sobre este desarrollo normativo que abordará todas estas novedades legales y las que próximamente se esperan, para debatir sobre un modelo de gobernanza que debe abordar retos importantes y ser palanca de un cambio de modelo económico del lineal al circular.

El agua es un bien esencial, amparado por el derecho humano al agua

P.- Este anteproyecto establece además las bases para avanzar hacia un nuevo modelo de producción y consumo sostenible. ¿Por qué es importante establecer objetivos ambiciosos en relación a la Economía Circular?

R.- Los objetivos son necesarios para impulsar las políticas públicas, para sumar a los agentes, para trasladar la responsabilidad a todas las escalas y también para monitorear nuestros avances, adaptar los esfuerzos y, para rendir cuentas y favorecer la transparencia.

Este Anteproyecto establece numerosos objetivos y en los próximos meses discutiremos si son suficientemente ambiciosos, quiénes están preparados para afrontarlos o no, si vamos a poder medirlos, los instrumentos complementarios que necesitamos dotarnos para alcanzarlos, etc.

No obstante, falta una cosa fundamental, no sólo en esta normativa sino en nuestro sistema de gobernanza, y es en el sentido de cómo se van a dirimir las responsabilidades, en el caso de que estos objetivos no se cumplan, y qué repercusiones ha tenido que no se alcancen o no se vayan alcanzar objetivos que se marcaron hace más de una década al horizonte 2020.

Actualmente, hemos resuelto esta situación tirando, más fuerte, el balón hacia adelante, estableciendo objetivos más ambiciosos al horizonte 2030, en un acto de redimir los pecados derivados de no cumplir los objetivos para 2020. ¿Vamos a repetir esta situación dentro de 10 años?

Si en el sector del agua está en el debate el sistema de gobernanza, la necesidad de abordar determinadas cuestiones para mejorar algunos mecanismos, en el sector de residuos aún existe un sistema inmaduro que debe evolucionar y desarrollarse.

Asimismo, hay que destacar mucho del peso de los objetivos está puesto en las entidades locales, que dada la realidad compleja y heterogénea de España, en cuanto a su realidad municipal, supone un importante reto de gobernanza y de esfuerzo inversor. Si todas las administraciones supramunicipales y el resto de agentes, no apoyamos a las entidades locales, no se podrán alcanzar los objetivos, especialmente en relación a los biorresiduos, que supone el flujo más importante y de gran valor, si queremos fomentar una regeneración de nuestro capital natural.

En Conama 2020, hemos puesto en marcha un comité de nueva creación para exponer aquellos sistemas de recogida y otras medidas municipales en materia de residuos que han tenido más éxito o son más innovadores, para compartir experiencias entre responsables municipales e inspirar a aquellos que aún deban ponerlos en marcha.

Negarse a suministrar agua de grifo, cobrar por el servicio u obligar al consumo de agua envasada no tenía lógica

P.- Con el objeto de reducir el consumo de envases y fomentar el consumo de agua del grifo, los establecimientos hosteleros tendrán que ofrecer a los clientes la posibilidad de consumir agua no envasada de manera gratuita. ¿Qué opinión le merece esto?

R.- Es curioso que una normativa de residuos se haya adelantado al del agua en fomentar esta cuestión, lo que por un lado indica la necesidad de esta norma y, por otro lado, la cada vez mayor necesidad de interrelación entre normativas, políticas, estrategias, planificaciones, etc.

Ya no se pueden abordar los retos de nuestra sociedad, únicamente con enfoques meramente sectoriales, hasta una legislación básica como esta sobre residuos, tiene que abrir la mirada y tender puentes coordinados entre políticas.

Además del fomento de la reducción en la generación de residuos que se busca en esta normativa de residuos y de fomentar el agua de grifo que se persigue en la normativa de aguas, hay otra señal importante que se consigue a través de esta medida, y es que el agua es un bien esencial, amparado por el derecho humano al agua.

Negarse a suministrar agua de grifo, cobrar por ese servicio u obligar al consumo de agua envasada no tenía lógica alguna. Como tampoco lo tendría cobrar de forma específica por la luz del local, otro suministro esencial, ni de manera diferenciada por ofrecer una luz distinta, se presupone un gasto de estructura que repercute en el servicio global del local de hostelería.

La seguridad y calidad del agua en un territorio es un indicador claro de la seguridad y calidad del destino turístico

P.- ¿Cómo cree que afectarán estas nuevas normas a sectores como la hostelería o el turismo?

R.- Podría pensarse que esta medida puede afectar negativamente a la hostelería derivada de una pérdida de ingresos relacionados con la venta de agua envasada, pero puede ser mucho menor que la imagen que se va a ver reforzada de un destino seguro y de calidad.

La seguridad y calidad del agua en un territorio es un indicador claro de la seguridad y calidad del destino turístico, no sólo por el agua que se consume directamente, sino indirectamente, por ejemplo, que en la limpieza y la cocción de los alimentos se realice con agua segura.

Si esta agua se ofrece nada más llegar a nuestra mesa, incluso se presume, se visibiliza, se presenta en un recipiente que lo ponga en valor como el vidrio, etc. va a apoyar al turismo en general, máxime ahora, que se cuestiona a España como un destino turístico seguro por los efectos que hemos sufrido tras la pandemia.

Por otro lado, dado que ya es costumbre en otros países europeos, como nuestra vecina Francia, y se va a extender a toda la UE, es necesario que estas costumbres las encuentren los turistas europeos cuando llegan a nuestro país.

La marca España que en tiempos tanto se hablaba, se puede exponer al mundo a través de nuestra agua. El sector turístico tiene más que ganar que perder aplicando esta medida, es más puede perder una oportunidad sino lo apoya de forma decidida.

Redacción iAgua

La redacción recomienda

13/01/2020 · Tratamiento del Agua · 175 5

La necesaria apuesta por la Economía Circular