Aqualia
Connecting Waterpeople

Lydia Sáez: "Es imprescindible trabajar en indicadores de economía circular en el sector del agua"

  • Lydia Sáez: "Es imprescindible trabajar indicadores economía circular sector agua"

Sobre la Entidad

Fundación CONAMA
La filosofía de la Fundación Conama es crear puntos de encuentro y promover la colaboración entre los diferentes interlocutores del sector ambiental para establecer redes que permitan avanzar en un desarrollo sostenible.
Global Omnium

El grupo de trabajo Agua y Economía Circular de Conama, formado por expertos en agua, innovación y medio ambiente, ha elaborado el informe Agua y Economía Circular, un documento en el que se explica la relación entre ambos conceptos, los proyectos en marcha en este ámbito y las barreras a la que se enfrentan (falta de una regulación adecuada, la financiación y la aceptación social).

Para profundizar en dicho documento, en iAgua entrevistamos a los componentes del grupo. Hablamos con ​Lydia Sáez, responsable de Investigación en la Subdirección de I+D+i del Canal de Isabel II.

Pregunta - Nos gustaría conocer su trayectoria profesional con detalle.

Respuesta - Soy Licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad de Alcalá de Henares, Máster en Gestión Integrada de Calidad, Medio Ambiente y Prevención de Riesgos Laborales. También soy Técnico Superior de Prevención de Riesgos Laborales.

Pertenezco a la cuarta promoción de esta licenciatura, así que íbamos abriendo camino. Creamos la Asociación de Ciencias Ambientales y comenzamos la andadura para la creación del colegio profesional.

Nuestra sociedad se encuentra ante un gran reto relacionado con el abastecimiento de agua de buena calidad afrontando la escasez del recurso

Comencé mi trayectoria como Gestora Medioambiental en una compañía privada Compagnie des Wagons-Lits y pronto di el salto a la empresa pública, a Canal de Isabel II, donde desarrollé durante quince años una labor de gestora y auditora del Sistema Integrado de Gestión y Green Belt en implementación de Lean y desde hace dos años trabajo en la Subdirección de I+D+i gestionando proyectos de investigación e innovación con fondos propios o a través de programas de financiación públicos como los LIFE o H2020 y en la gestión de Alianzas Internacionales.

Durante muchos años he compaginado mi labor profesional con mi vocación solidaria, siendo socio fundadora y presidenta de una asociación de ayuda a la escolarización de niños en Mali y Senegal.

P. - ¿Cuáles son las principales conclusiones del informe Agua y Economía Circular en el ámbito de la innovación?

R. - Nuestra sociedad se encuentra ante un gran reto relacionado con el abastecimiento de agua de buena calidad afrontando la escasez del recurso, el crecimiento de la población, y por tanto de la demanda, las consecuencias del cambio climático y la contaminación. Solo con un cambio de mentalidad y de paradigma, con una evolución hacia la gestión integrada de los recursos hídricos en la que se apliquen los principios de la economía circular será posible afrontar dicho reto.

Las estrategias, planes y programas desarrollados en la Administración han de considerar, de manera transversal, al sector del agua. Los análisis económicos y empresariales no solo deben contemplar los costes de implantación y mantenimiento, sino también la sostenibilidad de los proyectos, incluyendo los costes y beneficios ambientales y sociales.

Las estrategias, planes y programas desarrollados en la Administración han de considerar, de manera transversal, al sector del agua

Resulta imprescindible trabajar tanto en el establecimiento de indicadores relativos a la economía circular en el sector del agua, como indicadores respecto a la integración este sector en la circularidad de la economía.

Es preciso una revisión del marco normativo vigente, como la normativa de reutilización de aguas y de aplicación de lodos procedentes de procesos de potabilización y depuración, para que se regule y permita uso de materias primas secundarias.

Ya no podemos tener una mirada cortoplacista. Debemos generar una estrategia de desarrollo de la innovación tecnológica, en la que los distintos actores (empresas, Institutos de Investigación, Universidades, plataformas tecnológicas, etc.) sigan coordinando e impulsando actuaciones en materia de gobernanza, modelos empresariales, financiación o estrategias de comunicación con los ciudadanos.

P. - Para elaboración de dicho informe han seleccionado diferentes proyectos innovadores. ¿Qué tipologías se ha estudiado?

R. - La mayor parte de los 30 proyectos recopilados trabaja en la recuperación de la materia para darle un nuevo uso. Se busca el tratamiento de los lodos para recuperación de nutrientes y su destino a usos agrícolas o para su valorización como fuente de energía, la reutilización del agua para nuevas actividades, así como la búsqueda de instalaciones energéticamente autosuficientes. De esta forma no solo se consigue reducir el impacto ambiental de sus actividades, sino también, fomentar el ahorro energético y económico.

Una de las principales claves de éxito en los proyectos seleccionados ha sido la colaboración que mantienen las partes implicadas

El cambio de paradigma de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) a un concepto de industria de producción de materiales y energía.

Como ejemplos de los proyectos presentados seleccionados, citaré la generación de biogás vehicular a través de la eliminación del CO2 del biogás procedente de digestión anaeróbica del fango de la EDAR, convirtiéndolo en combustible renovable, almacenable e inagotable para vehículos, así como la valorización del 100% de los lodos de depuración generados en la Comunidad de Madrid mediante secado térmico con cogeneración que permite la autosuficiencia energética de la planta y la entrega de excedente de energía a red, presentados por Canal de Isabel II, ya que creemos firmemente en las posibilidades que la gestión del ciclo integral del agua ofrece al impulso de la economía circular.

  • La empresa Suez está trabajando en la transformación de las EDAR en biofactorías, centros de recuperación y generación de recursos que buscan la reutilización del agua para nuevos usos, el tratamiento de los residuos para que sean destinados a usos agrícolas y lograr la creación de energía renovable para la autosuficiencia de las instalaciones.
  • El programa Run4Life, financiado por el programa H2020 que lidera Aqualia tiene como objetivo descentralizar los tratamientos de agua residual de origen doméstico con acciones aplicadas en los lugares de origen: segregación de aguas negras, de cocina y grises, desarrollo de nuevas tecnologías de tratamiento como inodoros de vacío con escaso consumo de agua, descomposición con microorganismos para producir fertilizantes y recuperación de nutrientes.
  • El proyecto Water2REturn financiado también por el programa H2020 que lidera la empresa Bioazul consiste en la recuperación y reciclaje de nutrientes de aguas residuales de mataderos. Lo que eran residuos se convierten en recursos aportando valor añadido en el sector agrícola.
  • El proyecto WATINTECH, en el que participa Acciona se recuperan residuos de depuración para obtener productos que neutralizan malos olores y eviten la corrosión en las redes de saneamiento.
  • El proyecto SAVING-E se orienta al desarrollo de un nuevo proceso en la EDAR para conseguir su mejora y que éste sea energéticamente autosuficiente.
  • Otra de las iniciativas que se presentan es el proyecto VERTALIM, cofinanciado por el programa LIFE, que aporta soluciones a través de una herramienta de gestión a la problemática de los vertidos en empresas alimentarias de pequeño tamaño.
  • Otros dos proyectos cofinanciados por el programa LIFE, como DREAMER y OREA enfocados a la mejora del proceso de desalinización, y la prueba de la eficacia de la ósmosis directa.

Se presentan otros proyectos igualmente interesantes como uno llevado a cabo en el Valle de Ica en Perú, en el que se estudia la retención del agua de avenidas para su reutilización en la recarga artificial, con objeto de reutilizarlo para la agroindustria, o la elaboración de un Sistema de cuantificación y certificación de la Huella Hídrica.

P. - ¿Cuáles cree que son las claves del éxito en los proyectos seleccionados?

R. - Una de las principales claves de éxito en los proyectos seleccionados ha sido la colaboración que mantienen las partes implicadas. Consorcios con marcado carácter multidisciplinar que cuentan con la participación de empresas, universidades, centros de investigación, proveedores de tecnología, etc. en el que se apuesta por un claro enfoque de investigación industrial, y el aprovechamiento de sinergias.

Existe en todos los casos un claro compromiso por la divulgación de los avances, por la concienciación respecto a la gestión del agua y el respeto y cuidado del medio ambiente

En todos los casos es evidente el interés por el conocimiento y la apuesta por el avance tecnológico y la mejora continua del sector como punta de lanza para un desarrollo sostenible aplicando los criterios de la economía circular.

Así mismo, además del técnico, existe en todos los casos un claro compromiso por la divulgación de los avances, por la concienciación respecto a la gestión del agua y el respeto y cuidado del medio ambiente.

En el proceso hay dos fases vitales: la localización de oportunidades de mejora en el ámbito de la gestión del agua y la localización de las nuevas tecnologías que se encuentran en estudio y/o en desarrollo para aunar los intereses y el adecuado desarrollo de los proyectos. Actualmente, las entidades de investigación están variando su interés por las publicaciones y la divulgación hacia un enfoque de transferencia tecnológica que las haga implementables y escalables.

Se han presentado diversas tecnologías innovadoras en cuyo desarrollo se está trabajando

P. - ¿Cuáles son las prácticas más innovadoras identificadas para incrementar la circularidad en la gestión del agua?

R. - Las principales prácticas innovadoras identificadas se centran en la depuración de aguas residuales, para favorecer una recuperación de materiales, su reutilización y la valorización de los residuos producidos, mayor aprovechamiento del biogás, aumento del autoconsumo energético y disminución de las emisiones.

Se han presentado diversas tecnologías innovadoras en cuyo desarrollo se está trabajando como:

  • Lavado químico del biogás por aminas para que pueda utilizarse como combustible de vehículos.
  • Biorreactores de membrana osmótica y ecosistemas hidropónicos para eliminación de patógenos.
  • Desarrollo de una plataforma web que permite facilitar la integración de las herramientas destinadas a la gestión de facturas eléctricas y optimización de costes energéticos.
  • Un sistema de gestión de fangos de EDAR mediante digestión anaerobia seca.
  • Procesos de hidrólisis enzimática para la generación de biopesticidas y bioplásticos operación de reactores bioelectrogénicos para la producción de alcoholes a partir del biogás de digestión anaerobia de lodos de EDAR.
  • Procesos Annamox de oxidación anaerobia de amonio.
  • Filtración con membranas cerámicas.
  • Tecnología híbrida de ósmosis directa.

Todas ellas tienen como objetivo la mejora del proceso de tratamiento del agua, la disminución de la contaminación, la disminución de residuos, la recuperación y valorización de los recursos y la disminución del consumo energético. Es decir, la evolución tecnológica del sector aplicando criterios de sostenibilidad.

P. - ¿Qué barreras existen para incrementar la circularidad de la gestión del agua?

R. - Una de las principales barreras es la concienciación ciudadana. En varios de los proyectos presentados, se analiza un sistema de gestión del recurso hídrico descentralizado, por ejemplo, en la separación de los distintos tipos de aguas residuales y su tratamiento en origen. Para poder implementar dichas acciones, es preciso contar con la aceptación y concienciación de la Administración y de los ciudadanos, actores finales en dicho modelo de gestión.

Se hace necesario que se revise la regulación vigente y se favorezca, dentro del cumplimiento de las garantías sanitarias, la economía circular

En el desarrollo de estos proyectos, en su mayoría han reflejado como barrera el marco normativo actual, en el que se han limitado la reutilización de las aguas y de materias primas secundarias. Se hace necesario por tanto que se revise la regulación vigente y se favorezca, dentro del cumplimiento de las garantías sanitarias, la economía circular, en concreto la normativa europea en materia de reutilización de aguas y de utilización de lodos procedentes de EDAR y ETAP.

Y finalmente se encuentran las barreras económicas. Es complicado encontrar incentivos a la hora de escalar e implementar los proyectos de innovación que pueden ser viables a largo plazo y mejoran la sostenibilidad. Actualmente, una de las formas más efectivas y viables son los instrumentos de financiación públicos: H2020, LIFE, Interreg Europe, financiaciones del CDTI, que pueden hacer viable la innovación y la transferencia tecnológica. 

P. - ¿Cómo se podría acelerar la transición del sector del agua hacia la economía circular desde la perspectiva de la innovación?

R. - En primer lugar, es preciso conocer los retos que se presentan en el sector del agua: la mejora del balance energético, la disminución del uso de productos químicos, los cambios y mejoras de los procesos para incrementar la eficacia de los tratamientos, la recuperación de materiales, la gestión de riesgos, la implementación de nature based solutions, la digitalización y aplicación del BIG DATA, la automatización de procesos e implementación del IoT, etc.

Es complicado encontrar incentivos a la hora de escalar e implementar los proyectos de innovación que pueden ser viables a largo plazo y mejoran la sostenibilidad

Resulta igualmente vital acceder al conocimiento de las actuales investigaciones y aparición de nuevas opciones tecnológicas que se están desarrollando y que pueden hacerlo posible. Todo ello sería inviable si no se toman en cuenta los puntos de sinergia e interacción con otros sectores y se abren las puertas a grupos de trabajo multidisciplinares y a la transparencia e intercambio de conocimientos. 

Y para ello hace falta sólo un único paso: convencernos como sociedad del mensaje que hace años se originó, que ha ido concienciándonos y que estos días pasados en Madrid nos han repetido los líderes mundiales en el COP25, que el cuidado de nuestro entorno es vital y debemos mantener la senda de la atención, la mejora y el cuidado y el respeto hacia el medio ambiente.

Redacción iAgua

La redacción recomienda

13/01/2020 · Tratamiento del Agua · 175 5

La necesaria apuesta por la Economía Circular