Aqualia
Connecting Waterpeople
Fundación CONAMA
Vector Motor Control
TecnoConverting
Agencia Vasca del Agua
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Redexia network
Ingeteam
Catalan Water Partnership
Global Omnium
Fundación Botín
CAF
Barmatec
Minsait
LACROIX
Aigües Segarra Garrigues
BACCARA
Xylem Water Solutions España
FENACORE
Miya Water
ICEX España Exportación e Inversiones
IAPsolutions
Saint Gobain PAM
Almar Water Solutions
Blue Gold
Fundación We Are Water
Filtralite
Grupo Mejoras
Confederación Hidrográfica del Segura
HANNA instruments
Rädlinger primus line GmbH
GS Inima Environment
NOVAGRIC
DuPont Water Solutions
Baseform
Kamstrup
SCRATS
Gestagua
Cibernos
biv Innova
Likitech
Cajamar Innova
UPM Water
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Hach
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Ulbios
ABB
Control Techniques
FLOVAC
AECID
Consorcio de Aguas de Asturias
Fundación Biodiversidad
AGENDA 21500
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Bentley Systems
J. Huesa Water Technology
Hidroconta
UNOPS
EMALSA
Molecor
Grundfos
Aganova
ACCIONA
Elliot Cloud
Aqualia
ISMedioambiente
s::can Iberia Sistemas de Medición
Sacyr Agua
Schneider Electric
ADECAGUA
Lama Sistemas de Filtrado
Isle Utilities
Insituform
NaanDanJain Ibérica
TEDAGUA
STF
Prefabricados Delta
BELGICAST by TALIS
Elmasa Tecnología del Agua
Idrica
ESAMUR
Regaber
EPG Salinas
VisualNAcert
Saleplas
ITC Dosing Pumps
DAM-Aguas
AZUD
Red Control
Asociación de Ciencias Ambientales
IIAMA

Los residuos del aceite de oliva pueden eliminar restos de fármacos en aguas residuales

  • residuos aceite oliva pueden eliminar restos fármacos aguas residuales
    Los biobeds son recipientes que contiene mezclas de suelo con residuos orgánicos.

Sobre la Entidad

Fundación Descubre
La Fundación Descubre da continuidad al proyecto de divulgación de la ciencia y el conocimiento que se inicia con la creación de la Red de Espacios de Divulgación Científica y Técnica de Andalucía, el 12 de diciembre de 2007.
ABB

Los biobeds son sistemas de biorremediación que consisten en un receptáculo que contiene mezclas de suelo con residuos orgánicos, sobre el que se manipulan los productos químicos utilizados en los cultivos para evitar así la contaminación del suelo y los cauces de agua. Surgen a principios de los noventa en Suecia, expandiéndose después su uso a todo el mundo. El grupo de investigación Relaciones Planta-Suelo de la Estación Experimental del Zaidín es pionero en el desarrollado de nuevos biobeds donde se sustituye la turba y la paja del sistema original por residuos de la agricultura de invernadero, de la industria de producción de vino y de aceite de oliva. Estos últimos presentan eficacias de eliminación de plaguicidas iguales o superiores al biobed tradicional.

Ahora publican en Science of the Total Environment el estudio ‘Innovative application of biobed bioremediation systems to remove emerging contaminants: Adsorption, degradation and bioaccesibility’, donde se investiga la utilidad de estos nuevos biobeds con residuos del olivar para depurar restos de fármacos y de productos cosméticos de las aguas residuales urbanas. “Estos productos escapan a la mayoría de los actuales sistemas usados en las estaciones de depuración de aguas residuales (EDAR), por lo que una alta proporción de ellos y sus metabolitos son descargados a las aguas naturales”, declara a la Fundación Descubre Laura Delgado Moreno, investigadora del grupo de la EEZ y una de las autoras del trabajo.

Las aguas residuales tratadas contienen un amplio muestrario de productos farmacéuticos: antiinflamatorios y analgésicos (diclofenaco, ibuprofeno, naproxen, paracetamol), el antiepiléptico carbamezapina, los antibióticos sulfamethoxazole y trimetoprima, hormonas estrogénicas o el antibactericida triclosán. “El uso de aguas residuales tratadas y de lodos de depuradora en agricultura es la principal vía de entrada de estos contaminantes al medio ambiente, por lo que su eliminación antes de ser descargados a las aguas naturales es fundamental”, sostiene Delgado.


Muestras de biobeds empleados en el proyecto.

En el estudio han comprobado en el laboratorio la capacidad de determinadas mezclas de alperujo (lo que queda de la aceituna al extraer el aceite de oliva), su vermicompost (producto de la descomposición del alperujo por un tipo de lombrices) y restos de poda del olivar para retener y degradar tres fármacos: diclofenaco, ibuprofeno y triclosán. “Los microorganismos presentes en el biobed degradan el contaminante que se encuentra retenido en sitios de la biomezcla que son accesibles para ellos”, explica la investigadora. “Por tanto, la biomezcla más eficiente será la que retenga los contaminantes de forma reversible y permita que sean accesibles a la comunidad microbiana de cada biomezcla”.

Publicidad

El uso de aguas residuales tratadas y de lodos de depuradora en agricultura es la principal vía de entrada de estos contaminantes al medio ambiente

Además de los ensayos de degradación y adsorción, el estudio analiza por primera vez en un sistema biobed la bioaccesibilidad de los contaminantes, usando para ello el método de dilución isotópica desarrollado por Laura Delgado Moreno. Las biomezclas con residuos del olivar mostraron gran capacidad de retención de los fármacos estudiados. Sin embargo, para la biomezcla con vermicompost de alperujo la degradación fue mayor, ya que los contaminantes quedaron retenidos en sitios accesibles a los microorganismos. Los resultados muestran que la eficacia de eliminación de esta biomezcla es superior al 94% para los tres contaminantes ensayados.


Equipo de investigadores participantes en el estudio.

“Nuestra investigación revela que la medida de la bioaccesibilidad usando el método de dilución isotópica es una herramienta muy sencilla y rápida para estimar la eficacia de una biomezcla para eliminar contaminantes orgánicos, y puede aplicarse en la optimización de biobeds”, sostiene Delgado. Para la investigadora son necesarios más estudios para poder implementar los sistemas biobeds en las estaciones de depuración de aguas residuales a modo de filtros. Pero en cualquier caso, “la versatilidad de estos sistemas para tratar grandes volúmenes de agua, permitiendo su instalación en línea o en vertical, y con o sin recirculación de flujo, hace pensar en el potencial de los biobeds como una herramienta sostenible y de bajo coste para evitar la contaminación del suelo y agua”, finaliza.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda