Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Fundación CONAMA
FLOVAC
EPG Salinas
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Xylem Water Solutions España
Terranova
ISMedioambiente
HRS Heat Exchangers
IAPsolutions
Saint Gobain PAM
Siemens
AGENDA 21500
ADASA
Hidroglobal
Smagua
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Grupo Mejoras
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Aqualia
Aganova
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
TFS Grupo Amper
Rädlinger primus line GmbH
LABFERRER
Consorcio de Aguas de Asturias
KISTERS
SDG Group
RENOLIT ALKORPLAN
ESAMUR
Esri
IRTA
Barmatec
Hidroconta
FENACORE
Kamstrup
Red Control
Filtralite
LACROIX
Idrica
TRANSWATER
AMPHOS 21
Global Omnium
Fundación Botín
Schneider Electric
MOLEAER
Likitech
ICEX España Exportación e Inversiones
NTT DATA
Cajamar Innova
Arup
Baseform
Amiblu
Lama Sistemas de Filtrado
SCRATS
Almar Water Solutions
GS Inima Environment
TEDAGUA
Fundación Biodiversidad
ACCIONA
ONGAWA
s::can Iberia Sistemas de Medición
Sivortex Sistemes Integrals
Molecor
AGS Water Solutions
EMALSA
ADECAGUA
AECID
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
Autodesk Water
Minsait
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Sacyr Agua
Asociación de Ciencias Ambientales
Prefabricados Delta
CAF
Ingeteam
Confederación Hidrográfica del Segura
J. Huesa Water Technology
DATAKORUM
Hach
MonoM by Grupo Álava
TecnoConverting
Vector Energy
Gestagua
Agencia Vasca del Agua
Catalan Water Partnership

Se encuentra usted aquí

La UAL desarrolla un simulador del crecimiento de microalgas depuradoras de aguas residuales

  • UAL desarrolla simulador crecimiento microalgas depuradoras aguas residuales
    Reactores raceway utilizados en este tipo de procesos de tratamiento de aguas residuales con microalgas.
  • Un equipo de investigación de la Universidad de Almería perteneciente al Centro de Investigaciones de la Energía Solar (CIESOL, Almería) ha validado una aplicación móvil que predice cómo evolucionarán los consorcios de estos microorganismos en distintos entornos acuáticos. De este modo, los gestores pueden decidir a qué industria destinar la biomasa y los nutrientes generados tras la depuración y obtener beneficio económico con su venta.

Sobre la Entidad

Fundación Descubre
La Fundación Descubre da continuidad al proyecto de divulgación de la ciencia y el conocimiento que se inicia con la creación de la Red de Espacios de Divulgación Científica y Técnica de Andalucía, el 12 de diciembre de 2007.

Un equipo de investigación de la Universidad de Almería perteneciente al Centro de Investigaciones de la Energía Solar (CIESOL, Almería) han desarrollado una aplicación móvil que simula el crecimiento de microalgas y bacterias depuradoras de aguas residuales, que posteriormente pueden reutilizarse como biofertilizantes y/o biocombustibles. Este sistema, llamado ABACO-2 y en escala piloto, contiene datos sobre cómo se comportan estos microorganismos bajo distintas condiciones. Asimismo, permite predecir la cantidad de biomasa que se generará y los nutrientes que contendrá. Con esta información, los expertos pueden decidir a qué industria destinarla una vez empleada en los sistemas de depuración hídrica y obtener beneficio económico de su venta.

Normalmente, el agua contaminada se trata en las depuradoras convencionales. Estas cumplen su función, pero presentan desventajas como mal olor, alto consumo energético o la generación de lodos y residuos. El equipo científico explica que una solución para mejorar estos retos es la aplicación de consorcios de algas y bacterias, que permiten recuperar compuestos como el fósforo y nitrógeno, para una vez alcanzado su límite, pueden reutilizarse en otras industrias como biofertilizante o como biocombustible. “El empleo de este consorcio de microorganismos para depurar aguas residuales supone una alternativa más económica que los procesos de depuración convencionales, dado que requiere menos energía, no emiten malos olores y, además, se puede obtener rendimiento económico del mismo”, explica a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Almería Gabriel Acién.

Los expertos se centraron en este consorcio de microorganismos dado que las algas y las bacterias establecen una relación simbiótica, esto es, de beneficio mutuo. Las primeras producen oxígeno a través de la fotosíntesis y las segundas lo emplean para degradar la materia orgánica del agua. Además, las bacterias producen dióxido de carbono, elemento del que se alimentan las microalgas. De este modo, se genera el entorno con los requerimientos nutricionales que ambos necesitan para prosperar.

Más de 200 experimentos

En el artículo ‘ABACO-2: a comprehensive model for microalgae-bacteria consortia validated outdoor at pilot-scale’ publicado en Water Research, los expertos también explican que en investigaciones previas, observaron las ventajas biológicas de estos microorganismos y determinaron cómo crecían bajo distintas condiciones ambientales, como la presencia o ausencia de luz o a distintas temperaturas.

Grupo de investigadores que han desarrollado este proyecto.

En concreto, el modelo se basa en datos recopilados de un reactor piloto a escala real durante un período de 7 meses. Como medio de cultivo, utilizaron aguas residuales urbanas sin tratar procedentes de la Universidad de Almería. Además, seleccionaron la microalga verde del género Scenedesmus como organismo modelo, por ser una variedad resiliente y con capacidad de crecer en aguas contaminadas. “Realizamos más de 200 experimentos en seis meses. Cogíamos muestras de microalgas y bacterias e íbamos cambiando las condiciones de cultivo para comprobar cómo evolucionaban”, comenta Gabriel Acién.

‘Traducido’ a modelos matemáticos

Así, los expertos ‘tradujeron’ estas variaciones a modelos matemáticos, que sirven para predecir cómo evolucionarán las algas y las bacterias en distintos escenarios reales, cómo será su actividad depuradora y si la biomasa generada será rica en nutrientes como el fósforo o el nitrógeno.

A continuación, elaboraron una aplicación móvil con la finalidad de que el simulador pudiera emplearse de forma rápida y sencilla, introduciendo una serie de datos básicos como la especie de bacteria y microalga, pH del agua (es decir, su acidez) y la temperatura, entre otros. De este modo, los expertos validan un método alternativo, más económico y circular, para el tratamiento de aguas residuales tanto en el ámbito urbano como en la agricultura.

El próximo paso de los investigadores es ampliar la base de datos que contiene las microalgas, bacterias, condiciones del agua y otras cuestiones para poder trasladar esta tecnología a nivel global y en plantas de mayor tamaño. Este trabajo ha sido financiado por el programa Horizonte 2020 y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Referencias

Nordio, R., Rodríguez-Miranda, E., Casagli, F., Sánchez-Zurano, A., Guzmán, J. L., & Acién, G. (2024). ‘ABACO-2: a comprehensive model for microalgae-bacteria consortia validated outdoor at pilot-scale’Water Research, 248, 120837.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda