Aqualia
Connecting Waterpeople
Smart Water Magazine
Subscribe to the newsletter with the latest and most relevant news of the global water sector.

Resumen del Seminario CEMO: "Agua y Desarrollo Sostenible en Oriente Medio"

1
138
  • Resumen Seminario CEMO: "Agua y Desarrollo Sostenible Oriente Medio"
  • Resumen Seminario CEMO: "Agua y Desarrollo Sostenible Oriente Medio"
  • Resumen Seminario CEMO: "Agua y Desarrollo Sostenible Oriente Medio"
  • Resumen Seminario CEMO: "Agua y Desarrollo Sostenible Oriente Medio"
  • Resumen Seminario CEMO: "Agua y Desarrollo Sostenible Oriente Medio"
  • Resumen Seminario CEMO: "Agua y Desarrollo Sostenible Oriente Medio"
  • Resumen Seminario CEMO: "Agua y Desarrollo Sostenible Oriente Medio"
  • Resumen Seminario CEMO: "Agua y Desarrollo Sostenible Oriente Medio"
  • Resumen Seminario CEMO: "Agua y Desarrollo Sostenible Oriente Medio"

Sobre la Entidad

Fundación Promoción Social
Promoción Social, ONGD que desde 1987 trata de promover un desarrollo humano, social y económico acorde con la dignidad de la persona. 40% de la actividad se centra en Cooperación al Desarrollo (agua, medio ambiente y desarrollo rural).
Almar Water Solutions
Minsait
· 138
1

El Centro de Estudios de Oriente Medio de la Fundación Promoción Social (CEMO) organizó el martes 13 de junio el Seminario De crisis a oportunidad: Agua y Desarrollo Sostenible en Oriente Medio, en Casa Árabe de Madrid. 

El seminario, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), se estructuró en dos sesiones, durante las cuales los expertos realizaron una reflexión sobre soluciones para el agua y saneamiento en Cisjordania y Gaza, y el agua como recurso para la Cooperación Regional.

Tras las palabras de bienvenida realizadas por Pedro Antonio Villena y María Beamonte, directores de Casa Árabe y de la Fundación Promoción Social respectivamente, intervino Mazen Ghuneim, Director de la Autoridad Palestina del Agua (PWA, Palestinian Water Authority).

Según él, la seguridad hídrica en Palestina no existe, y es importante para la conformación del Estado de Palestina. El agua es uno de los principales retos del conflicto israelí-palestino junto con la cuestión de Jerusalén, las fronteras y los asentamientos israelíes. Comenta que existen tres retos principales del sector del agua en Palestina: político, financiero e institucional.

En primer lugar, el reto político, que implica negociación y acuerdo. Israel actualmente controla el 80% de los recursos subterráneos de acuíferos. El Comité Conjunto del Agua (JWC, Joint Water Committee) no se reunía desde 2010 puesto que los israelíes proponían una serie de proyectos de abastecimiento de agua para sus asentamientos en los territorios ocupados, y los palestinos proponían proyectos para sus ciudades. Ello generó la cancelación de las reuniones de la JWC. Recientemente se ha firmado un nuevo acuerdo que garantiza la construcción de infraestructuras hidráulicas por parte de la PWA: 300 L/día para los israelíes frente a los 80 L/día para los palestinos, aunque en la práctica se reduce a unos 40-45 L/día.

El segundo reto del sector del agua es la financiación y la falta de infraestructuras y daños de las actuales por las operaciones militares. El problema del acuífero en Gaza por intrusión salina y contaminación por nitratos y aguas residuales. Actualmente se están construyendo tres estaciones de tratamiento de agua potable pero no hay electricidad para poner en funcionamiento las plantas. Ahora es el momento de actuar sobre la gestión del agua en Gaza puesto que para 2020 será ya demasiado tarde. Básicamente existe un problema de calidad de agua en Gaza y de cantidad de agua en Cisjordania.

El tercer reto del sector del agua en Palestina es el institucional, con el esfuerzo de la constitución de la PWA y la aprobación de la nueva ley del agua de 2014.

Seguidamente, Giulia Giordano, representante de EcoPeace Middle East, realizó una presentación sobre "El estado de la seguridad hídrica en Oriente Medio". Entiende la seguridad hídrica como el acceso a agua potable, disponible para ecosistemas, resiliente con el cambio climático y que tenga en cuenta su aspecto de desarrollo económico y de buena gobernanza. Pone en énfasis que el 99% de las cuencas hidrográficas de la región son transfronterizas. Según ella, entre los retos a los que se enfrenta Oriente Medio están la escasez crónica de agua, el cambio climático con subida de las temperaturas y reducción de las precipitaciones, el crecimiento demográfico y la inestabilidad política.

Sesión 1: Un puente sobre el Jordán. El agua como recurso para la Cooperación Regional

A continuación, tuvo lugar la primera sesión, con el título "Un puente sobre el Jordán. El agua como recurso para la Cooperación Regional", que contó con la presencia de Deeb Abdelghafour, Director General de Recursos hídricos de la Autoridad Palestina del Agua, Gidon Bromberg, Co-Director israelí de EcoPeace Middle East, Domingo Zarzo Martínez, Director Técnico y de I+D+i de VALORIZA Agua (SACYR) y Alejandro Maceira Rozados, Fundador y Director de iAgua, que actuó como moderador.

Deeb Abdelghafour comentó que en la cuenca del río Jordán hay cuatro acuíferos compartidos entre Israel y Palestina. En la parte alta de la cuenca hay gran cantidad de agua disponible y se encuentra en buen estado; en la parte baja de la cuenca del Jordán la situación es precaria en ambos sentidos. El volumen de agua del río Jordán se distribuye de la siguiente forma: 600 millones de m3 para Israel, 0 para Palestina, 235 para Jordania, 260 para Siria, 5 para Líbano y 200 desembocan en el Mar Muerto. Manifestó que los palestinos no tienen autorizados el uso y acceso al agua del río Jordán desde la ocupación israelí de Cisjordania en 1967, que el Plan Maestro de la cuenca del río Jordán tiene que reformularse para reflejar las necesidades de los palestinos, y que la cooperación debe realizarse considerando las bases de la equidad para alcanzar un acuerdo duradero y justo.

Gidon Bromberg, por su parte, indicó que el río Jordán tiene una gran importancia cultural y religiosa para las tres religiones monoteístas. Según él, existe una pérdida de un tercio de la superficie del Mar Muerto por sobreexplotación de los países ribereños. Añadió que hay una gran implicación de la sociedad civil, líderes religiosos y gobernantes locales para preservar el estado ambiental del río Jordán. El Valle del Jordán es pobre, con altos niveles de desempleo y falta de actividades productivo-económicas. Para la rehabilitación del río se han dado los siguientes primeros pasos: la construcción de estaciones depuradoras de aguas residuales (EDARs), la creación de un comité de restauración entre Israel y Jordania y un Plan Maestro de ONGs en Jordania. Desde los Acuerdos de Oslo, solo se han alcanzado dos pactos, uno de agua y otro de energía. Así como el carbón y el acero fueron el inicio de un acuerdo de paz en Europa, el agua, y también el medio ambiente, puede actuar como el recurso catalizador para la pacificación de Oriente Medio y la construcción regional de la paz.

Domingo Zarzo, durante su intervención, definió el estrés hídrico como la escasez física y la escasez económica. Manifestó que la demanda de agua se ha multiplicado por seis entre 1915 y 2015. Por lo que uno de los riesgos globales a futuro es la crisis del agua. Comentó que se ha producido un aumento de las fuentes de agua no convencionales y que Oriente Medio está a la cabeza de la desalación. Considera que la desalación es una fuente útil que puede abastecerse por energía solar y que los retos son en primer lugar el abastecimiento de agua, el saneamiento y depuración y la reutilización. Otro reto importante es la armonización de la legislación y la dimensión ética del agua. Añadió que ocho de las veinte empresas de desalación más grandes del mundo son españolas.

Sesión 2: El agua no puede esperar. Avanzando soluciones para agua y saneamiento en Cisjordania y Gaza

Posteriormente tuvo lugar la segunda sesión con el título "El agua no puede esperar. Avanzando soluciones para agua y saneamiento en Cisjordania y Gaza". Moderada por Ana Muñoz Llabrés, Jefa del Departamento de ONGD de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), contó con la presencia de Sandra Puig Infante, Jefa de área de Control y Vigilancia de la Calidad de las Aguas de la Dirección General del Agua en el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), Nada Majdalani, Co-Director palestino de EcoPeace Middle East, Miguel García-Herraiz, Vicesecretario General de Agua y Medio Ambiente de Unión por el Mediterráneo (UpM), y Diego Molina Machés, Licenciado en Ciencias Ambientales & Máster en Ingeniería del Agua y Técnico de Proyectos de la Fundación Promoción Social.

Sandra Puig habló de la Directiva Marco del Agua (legislación base de la UE en materia hídrica) donde se recogen tres aspectos: el respeto de la unidad de cuenca, el respeto al ciclo hidrológico y la promoción del uso sostenible del agua. La distribución del uso del agua en España es la siguiente: 80% para irrigación, 16% para consumo doméstico y 4% para la industria. Se refirió al tema de la intrusión salina en la cuenca mediterránea española como ocurre en Gaza. Las amenazas actuales sobre el sector del agua son la contaminación, desertización, degradación de riberas, intrusión salina, sobreexplotación, especies invasoras y pérdida de biodiversidad. Plantea como soluciones a la escasez de agua los trasvases, programas de modernización de riegos, la desalación y reutilización.

Nada Majdalani, inició su intervención con un alegato: "Water cannot wait!" (¡El agua no puede esperar más!). Comentó la paradoja de que el 80%-90% de la cuenca de recarga del acuífero central está en Cisjordania, mientras que el 80% de la cantidad de agua de este acuífero central es usado por Israel. Según los Acuerdos de Oslo II de 1995, el JWC requiere toda aprobación de proyectos de agua y saneamiento. JWC ignora todo derecho al acceso al agua en relación al río Jordán. A día de hoy los palestinos no tienen jurisdicción sobre sus recursos hídricos e infraestructuras hidráulicas. Palestina cuenta con importantes problemas de intrusión salina por sobreexplotación y contaminación por mal funcionamiento de las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDARs). Los cauces transfronterizos no pueden rehabilitarse sin solucionar el problema de la depuración. Comenta que la naturaleza no conoce fronteras y las ambientales unilaterales han fracasado. Por otra parte, habló que Gaza hace frente a una crisis en agua, saneamiento y energía que amenaza la salud pública y la estabilidad regional. La contaminación del mar por vertido de aguas residuales no tratadas en Gaza incluso afecta a la Planta de Desalinización en Ashkelon (Israel). Concluyó que los problemas de agua se pueden resolver hoy con bajo coste político para Israel pero con alto beneficio político para Palestina.

Miguel García-Herráiz comentó que el agua es prioridad para la UpM, que emplea el agua como instrumento de acción política y diplomática. Indicó que existen reticencias a la hora de innovar en el campo del agua y que existen importantes nexos entre agua-energía y agua-seguridad alimentaria. Informó que en 2017 se alcanzó un acuerdo ministerial de la UpM por el agua, siendo un reto pasar de una voluntad política al establecimiento de un plan de trabajo. Finalmente habló que la UpM cuenta con un plan de trabajo que incluye la gobernanza del agua, nexos, cambio climático y gestión integral de los recursos hídricos.

Diego Molina Machés se refirió a los proyectos de la Fundación Promoción Social en materia de agua en Palestina. La Fundación destina aproximadamente un 15% de sus recursos a proyectos sobre WASH. Además, tras un intenso debate entre los presentes, entre los que se encontraba D. Ramón Llamas Madurga, Director Emérito del Observatorio del Agua de la Fundación Botín, Diego Molina Machés se encargó de leer las conclusiones del seminario, tras lo que se dio por concluido el mismo.

La redacción recomienda