Connecting Waterpeople

Lavarse las manos, la primera enseñanza

80
0
(0)
  • Lavarse manos, primera enseñanza
    ©Ana Cecilia Gonzales-Vigil / World Bank

Sobre la Entidad

Fundación We Are Water
La Fundación We Are Water tiene dos objetivos; La sensibilización y la realización de acciones destinadas a paliar los efectos negativos de la falta de agua.

Aprender a lavarse las manos, y poder hacerlo en la escuela, es la mejor enseñanza que pueden recibir los millones de niños y niñas para los que una diarrea puede ser mortal. Es un conocimiento que se transmite a la familia y crea una cultura en la higiene imprescindible para salir de la pobreza.

El Día Mundial del Lavado de Manos es especialmente significativo para más de 43.000 alumnos de muchas escuelas del Chaco-Chuquisaqueño, (Bolivia), Tombali (Guinea-Bissau), Zagora (Marruecos) y Mymensingh (Bangladesh). Tienen un arma eficaz contra la diarrea y el cólera: agua limpia y jabón. La tienen en lavabos de dimensiones adecuadas, adjuntos a letrinas saneadas y separadas por sexos; y sobre todo: saben usarlas y conocen la importancia de hacerlo antes de comer, de cocinar, de manipular alimentos y después de defecar. Y lo más importante: han aprendido a hacerlo y a transmitirlo a sus familias. Tienen ya motivos para celebrar cada 15 de octubre el Día Mundial del Lavado de Manos: ellos y sus familias son testimonios y protagonistas de los beneficios de una simple práctica de higiene cotidiana que antes no podían hacer.  

© Carlos Garriga/ Fundación We Are Water

Desde sus inicios, la Fundación We Are Water ha colaborado con UNICEF, la Fundación Vicente Ferrer, Educo e Intermón Oxfam, en la erradicación de esta lacra en las escuelas proveyendo de las instalaciones adecuadas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se dan más de 4.000 millones de casos de diarrea en el mundo. 1,8 millones de personas no la superan y fallecen por su causa; el 90 % de ellas (1,6 millones) son niños y niñas menores de cinco años. 

Un menor de una zona económicamente pobre como las que se desarrollan estos proyectos es especialmente vulnerable a la diarrea, la más común de las múltiples enfermedades producidas por la contaminación fecal del agua y de los alimentos. Están desnutridos, por lo que su sistema inmunológico es deficiente, se encuentran afectados por otras dolencias debido al mal estado del agua y no disponen de acceso a una asistencia sanitaria adecuada. Una diarrea infantil, que en el mundo económicamente desarrollado es un episodio que pasa muchas veces desapercibido, se puede volver letal en las zonas más deprimidas del mundo. 

© Carlos Garriga/ Fundación We Are Water

La OMS advierte que la diarrea constituye el problema de salud pública más importante provocado por las deficiencias en materia de agua y saneamiento. El cólera y otras enfermedades parasitarias y respiratorias, surgen también del agua en mal estado y son endémicos en las zonas sin saneamiento y sin higiene. Desde la instauración del Día Mundial del Lavado de Manos en 2008, la OMS y UNICEF insisten en su campaña de concienciación que la simple medida de lavarse las manos con agua y jabón puede reducir en un tercio los casos de enfermedades diarreicas, un paso imprescindible para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible.