Connecting Waterpeople
Fundación We Are Water

Agua y cambio climático: Todos tenemos un papel que desempeñar

6
173
  • Agua y cambio climático: Todos tenemos papel que desempeñar
  • Más de 2000 millones de personas no tienen acceso a agua potable ni saneamiento básico.
  • Las mujeres y las niñas son las encargadas de  recolectar agua en el 80% de los hogares sin acceso a agua corriente.
  • La escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial y se prevé que esta porcentaje aumente.
  • Las inundaciones y otros desastres relacionados con el agua representan el 70% de todas las muertes relacionadas con desastres naturales.

Sobre la Entidad

Fundación We Are Water
La Fundación We Are Water tiene dos objetivos: La sensibilización y la realización de acciones destinadas a paliar los efectos negativos de la falta de agua.
· 173
6

El agua y el cambio climático están inevitablemente relacionados. El calentamiento global, la desforestación y el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos en las últimas décadas, están haciendo que el agua sea más escasa, más impredecible y esté más contaminada, lo cual afecta y amenaza la biodiversidad y el desarrollo sostenible en todo el mundo.

Como cada año, en el Día Mundial del Agua, la Fundación We Are Water, quiere hacer hincapié en la importancia del agua para la vida a través del tema propuesto por Naciones Unidas, 'El agua y el cambio climático', que explora cómo el agua y el cambio climático están inextricablemente vinculados.

A medida que la población mundial crece, también lo hace la demanda de agua, provocando que se agoten los recursos naturales y generando daños irreversibles en el medio ambiente.

La crisis climática nos sitúa ante un reto de gestión inaplazable en el que todos tenemos un papel que desempeñar

Además, la crisis climática, está amplificando los riesgos existentes y creará nuevos riesgos para los sistemas naturales y humanos. Estos riesgos, se distribuyen de manera desigual y, en general, son mayores para las personas y comunidades desfavorecidas. El IDMC ha constatado que los fenómenos meteorológicos extremos causan, de promedio, el 90% de los desplazamientos humanos forzados.

Debido al calentamiento global, se ha reducido la criosfera del planeta, con pérdidas en las capas de hielo y los glaciares, y reducciones en la cobertura de nieve de las montañas. También se ha reducido el hielo marino del Ártico y la capa del permafrost. El incremento de los vientos de los ciclones tropicales y de la lluvia, y la intensificación de las olas de calor extremas, combinado con el aumento del nivel del mar, exacerba los riesgos de eventos extremos y peligros en las costas. Todo ello, genera impactos negativos en la alimentación, los recursos acuíferos, la calidad del agua, y afecta a las comunidades más vulnerables.

Según Naciones Unidas, algunas de las soluciones incluyen la protección de los sumideros de carbono, tales como océanos y humedales, la adopción de técnicas agrícolas climáticamente inteligentes, y el aumento de la reutilización segura de aguas residuales. Además, avanzar en las técnicas de previsión meteorológica y en el conocimiento de los factores sociales y económicos que configuran los riesgos humanos de las inundaciones es imprescindible para reducir sus daños.

En el Día Mundial del Agua 2020, la crisis climática nos sitúa ante un reto de gestión inaplazable en el que todos tenemos un papel que desempeñar.