Connecting Waterpeople
Fundación We Are Water

Ni una escuela, ni un hogar, ni una mujer sin saneamiento digno

4
140
  • Ni escuela, ni hogar, ni mujer saneamiento digno
    Imagen: Ignas Kukenys.
  • En India, además de retretes dignos y suficientes, es preciso extender el conocimiento y las prácticas higiénicas entre la población, especialmente en las escuelas y entre las mujeres en edad menstrual. Es un objetivo que obliga a avances socioculturales y educativos notables, y que asume la Fundación We Are Water en sus proyectos en India. En el Día Mundial del Retrete estos esfuerzos adquieren un especial protagonismo.

Sobre la Entidad

Fundación We Are Water
La Fundación We Are Water tiene dos objetivos: La sensibilización y la realización de acciones destinadas a paliar los efectos negativos de la falta de agua.
· 140
4

©Carlos Garriga/ We Are Water Foundation

Las mujeres de Haiderpur, en el estado indio de Haryana, tienen una oportunidad de empoderamiento respecto a uno de los grandes tabúes que todavía lastran a la comunidad rural india: la menstruación. Que sean capaces de fabricar sus propias compresas higiénicas con materiales a su alcance y poderlas comercializar es uno de los objetivos del proyecto que la Fundación We Are Water está desarrollando con Habitat for Humanity India.

Empoderamiento para la higiene íntima

No es un objetivo menor, ya que millones de mujeres en India no conocen el agua limpia, los inodoros o la higiene personal. Por otra parte, la exclusión a la que se ven sometidas muchas mujeres cuando tienen el período está muy arraigada en muchas zonas del país, lo que causa que las mujeres no hablen del tema y no sean convenientemente informadas a nivel fisiológico e higiénico.

La situación se agrava para las niñas ya que tan sólo la mitad de las escuelas de India tienen baños separados por sexos, por lo que a la vergüenza de la menstruación se suma la falta de privacidad para asearse. Ésta es una de las causas por las que 113 millones de chicas dejen la escuela en la pubertad, lo que mayoritariamente se da en las zonas más pobres y en las castas más bajas, en las que la adolescencia suele coincidir con las necesidades de cuidar a la familia, ir a buscar agua y encargarse de las labores domésticas.

© Keith Tan

El problema de la higiene menstrual se agrava por el hecho de que las compresas son un lujo inasequible para estas mujeres: sólo un 12% de las indias utiliza compresas dado su elevado precio y su uso es prácticamente inexistente entre las castas inferiores. En estos casos suelen recurrir a medidas antihigiénicas e insalubres para contener sus pérdidas: virutas de madera, heno, papeles de periódicos, etc. En algunos casos utilizan trapos o telas viejas, paños que no se lavan periódicamente, por vergüenza de hacer pública la menstruación con la colada, o lo son con agua contaminada, por lo que esta prenda se convierte en otro elemento de transmisión de enfermedades.

Los mismos tabúes y la falta de educación hace que la mayoría de mujeres de las zonas rurales no se laven la vagina correctamente o lo hagan con hojas o papeles, o usen agua contaminada. Enfermedades, como las infecciones vaginales, y las de transmisión sexual tienen una alta incidencia en la India rural.

Este proyecto está diseñado para promover no sólo la higiene menstrual, sino también para proporcionar empoderamiento económico a las mujeres a través de oportunidades empresariales, como la producción de toallas sanitarias y la promoción de la gestión adecuada de la higiene menstrual.

A través de este programa se está formando a un grupo de un mínimo de 10 a 15 mujeres para crear grupos de autoayuda para aprender a fabricar compresas sanitarias de bajo coste hechas de desperdicios de algodón y otras materias primas en diferentes lugares de Delhi.

El alcance del proyecto llega alrededor de 50.000 mujeres en áreas de tugurios de la región de Nueva Delhi, educándolas y creando conciencia entre ellas sobre saneamiento e higiene. De este modo, las mujeres hablan sobre cómo gestionar su higiene menstrual y rompen así los tabúes entres sus familias y el entorno social al superar su vergüenza. También tienen acceso a información para entender la fisiología del ciclo menstrual y a paños higiénicos o a toallas sanitarias desechables en instalaciones para su reciclaje.

Apoyo al programa Swachh Bharat

©GUARDIAN

En el Día Mundial del Retrete, la Fundación We Are Water culminó en India otro de sus proyectos más significativos al hacer entrega de las llaves de 200 unidades de letrina individual para hogares, conocidas en India por su acrónimo IHHL (Individual House Hold Latrine), a las 200 familias beneficiadas de la localidad de Bhiwadi en el estado de Rajasthan. El proyecto, realizado en colaboración con  Habitat for Humanity India se basó en la construcción de 200 retretes para evitar la defecación al aire libre debido a la escasez de recursos financieros y a la capacidad y desconocimiento de prácticas saludables. La Fundación proporcionó asistencia técnica, y creó grupos de trabajo para formar, educar y monitorear las actividades. El proyecto si sitúa de lleno en el programa Swachh Bharat (Limpia la India) y se realizó en estrecha colaboración con el gobierno local.

También en el estado de Rajasthan, la Fundación anunció en el Día Mundial del Retrete otro proyecto en colaboración con la Gramya Foundation. Se trata del lanzamiento de la unidad de saneamiento escolar construida por la fundación en Rewari, también en Rajasthan, que beneficiará a más de 2.000 niños y niñas escolares. La Fundación ha entrado de lleno en el apoyo al saneamiento adecuado en las escuelas, otro de los grandes retos en India cuyo enfoque puede verse en el proyecto de instalaciones de saneamiento escolar para niñas en Alwar, Chennai, Ranipet y Vellore, en colaboración con World Vision India que beneficiará a más de 1.500 escolares.

En este proyecto queda claro que la construcción de inodoros en las escuelas es relativamente fácil, pero hacerlos funcionales y utilizables siempre requiere el cambio de mentalidad y de comportamiento de los escolares, y el compromiso de los maestros de la escuela.

Un reto enorme que se va consiguiendo paso a paso

©EC/ECHO Arjun Clair

“El saneamiento es más importante que la independencia”, lo dijo Mahatma Gandhi en el albor de la creación de la mayor democracia en la Tierra. Más de 70 años después, el acceso al saneamiento, pese a haber realizado avances ostensibles, sigue siendo el reto más importante de India, el país quizá con el mayor potencial de crecimiento del mundo, pero que tiene que lograr erradicar esta lacra que lastra su progreso económico y social, y afecta a la sostenibilidad de la vida en la Tierra.

Es el objetivo del programa Swachh Bharat: acabar con la defecación al aire libre en 2019 y que cada hogar y comunidad disponga de lavabos y retretes eficientes y dignos. El año coincide con el 150 aniversario del nacimiento de Gandhi y las perspectivas para lograrlo son esperanzadoras. Así lo afirmó el secretario general de la ONU, António Guterres, el pasado octubre en Nueva Delhi, frente a los más de 50 líderes de países en lucha por el logro del saneamiento digno reunidos en la Convención Internacional de Saneamiento Mahatma Gandhi. Guterres se felicitó del avance del Swachh Bharat que impulsa el gobierno de Narendra Modi: “el ejemplo de la India es muy bienvenido pues es de importancia vital para el resto del planeta".

La redacción recomienda

02/07/2019 · Vídeos · 169 2

Cuninico, donde la selva se tiñe de negro

24/06/2019 · Abastecimiento · 48 2

Amazi

09/05/2019 · Cambio Climático · 71 3

sacha127 - snow