Ayuntamiento de Cartaya y Aqualia firman el contrato de adjudicación de la gestión del servicio de agua de la localidad

225
0
225
  • El Ayuntamiento de Cartaya adjudica este servicio por un periodo de 25 años y un importe de 8,4 millones de euros, de los que la empresa ha realizado un primer pago al Consistorio de cinco millones de euros a la firma del contrato, y realizará un segundo pago en 2014.

El alcalde de Cartaya (Huelva), el independiente Juan Polo, y el director de relaciones institucionales de Aqualia y apoderado de AquaCartaya, Francisco Jiménez Medina, han firmado este viernes el contrato de adjudicación del servicio de abastecimiento de agua potable, alcantarillado y depuración de aguas que vincula a la institución con la empresa AquaCartaya, perteneciente al grupo Aqualia.

La empresa ha realizado un primer pago al Consistorio de cinco millones de euros a la firma del contrato

Con la firma de este contrato, el Ayuntamiento de Cartaya adjudica este servicio por un periodo de 25 años y un importe de 8,4 millones de euros, de los que la empresa ha realizado un primer pago al Consistorio de cinco millones de euros a la firma del contrato, y realizará un segundo pago en 2014. Además, y según se recoge en el pliego de condiciones del proceso de adjudicación, AquaCartaya destinará al menos 1,1 millones de euros a inversiones en las redes de abastecimiento, suministro y saneamiento de agua, a ejecutar en los próximos dos años.

El alcalde ha destacado que, en base a su compromiso con los ciudadanos, desde el Ayuntamiento han exigido a la adjudicataria, además de nuevas inversiones, que "mantenga tarifas al menos un diez por ciento por debajo de las de Giahsa --la empresa pública que gestionaba el agua con anterioridad-- durante los próximos dos años, dejando la potestad al pleno del Ayuntamiento de Cartaya de decidir sobre el precio del agua".

Eso implica, según ha remarcado el primer edil, que los cartayeros "pagarán el agua más barata que los usuarios de la Mancomunidad de Aguas de Huelva (MAS), que ha aprobado subidas de tarifas continuadas hasta el año 2020".

Polo ha dejado claro al respecto que "en Cartaya, dentro de dos años, el pleno y el equipo de Gobierno que esté entonces serán quienes decidan el precio del agua y podrán aprobar tarifas aún más baratas si la situación económica ha mejorado", mientras que los usuarios de Giahsa, ha insistido, "están condenados a sufrir subidas de tarifas, que ya han aparecido recogidas en el Boletín Oficial de la Provincia durante los próximos seis años y sin que los ayuntamientos que no estén de acuerdo hayan podido hacer nada para evitarlo".

De igual modo, ha destacado Polo los beneficios económicos que va a suponer esta operación para "la maltrecha situación económica del Ayuntamiento, puesto que va a suponer en total unos ingresos netos de casi diez millones de euros, si le unimos los 1,3 millones de la adjudicación que, por vía de emergencia, se realizó el pasado mes de febrero, frente a los seis millones de euros que se supone iba a obtener Cartaya de Giahsa por la capitalización del famoso canon".

Este dinero, según ha asegurado, "se destinará, sobre todo, a atender las necesidades de los ciudadanos y a acometer algunas inversiones que éstos demandan y que no se han podido poner en marcha por la gravísima situación económica de las arcas municipales".

Comentarios