El alcalde de Alcázar afirma que la privatización del servicio de aguas "es la única forma de hacer viable el suministro"

68
0
68
  • El alcalde de la localidad, satisfecho con la decisión del Ayuntamiento de no llevar a referéndum la privatización del agua.

El alcalde de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Diego Ortega, ha querido denunciar la "incoherencia e irresponsabilidad" del PSOE, ya que han sido los "responsables" de la "quiebra" de la empresa pública Aguas de Alcázar y pese a ello "agitan ahora a los vecinos".

Ortega ha reiterado este viernes que Aguas de Alcázar seguirá siendo una empresa bajo el control del Ayuntamiento pese al cambio de modelo de gestión aprobado en el Pleno, donde por mayoría se ha decidido que Aqualia sea la empresa que, junto con el Consistorio, forme parte de la sociedad mixta en la que se va a convertir la gestión del ciclo hidráulico en la ciudad, ha informado el PP en nota de prensa.

Ortega ha vuelto a insistir en que el nuevo modelo de gestión va a mejorar la calidad de su servicio

Ortega ha vuelto a insistir en que el nuevo modelo de gestión va a mejorar la calidad de su servicio, cuyo control seguirá dependiendo del Ayuntamiento, "que no subirá las tarifas a los ciudadanos ya que serán fijadas por el Pleno".

Ha incidido además en que se mantendrán todos los puestos de trabajo, y el nuevo modelo ya está presente en un gran número de municipios de toda España y varias decenas en la provincia de Ciudad Real.

"Incoherencia e irresponsabilidad"

En este sentido, Ortega ha subrayado la "incoherencia" del PSOE, "que se ha posicionado contrario a un modelo de gestión que este mismo partido aplica en ayuntamientos importantes, como los de Toledo, Puertollano o Valdepeñas".

Además, la Diputación Provincial, cuyo vicepresidente es el exalcalde de Alcázar, José Fernando Sánchez Bódalo, "multado e imputado por su responsabilidad en la quiebra de CCM", tiene encomendada la gestión del agua "de más de una treintena de municipios a una empresa privada".

Para el equipo de Gobierno, la actitud de los socialistas en este asunto es, además, "irresponsable", dado que "están instigando a los ciudadanos para salir a las calles e incluso ocupar el edificio del Ayuntamiento, generando una crispación totalmente injustificada".

"Todo se está haciendo desde la legalidad y desde la responsabilidad de una Corporación que debe solucionar los problemas con los que se encontró, heredados de los anteriores gobernantes", ha señalado.

En este punto, ha recordado que la situación de Aguas de Alcázar en la actualidad es de "quiebra", ya que arrastra una deuda de más de ocho millones de euros "debido a obras realizadas por la anterior Corporación socialista sin procedimiento, sin legalidad y adjudicadas a dedo".

"La mayoría de esas obras han beneficiado a empresas privadas y a particulares, por lo que todo ello está en estos momentos en los tribunales, y por este caso el exalcalde y otros anteriores gestores del Consistorio y de Aguas de Alcázar están imputados judicialmente", ha insistido.

El alcalde ha defendido que la privatización del servicio de aguas "es la única forma de hacer viable el suministro"

Por ello, a juicio del alcalde, la búsqueda de capital privado se ha presentado como la "única opción posible". "Si no se hubiera hecho nada, legalmente habría que disolver la empresa en los próximos meses", ha asegurado.

Por todo ello, el alcalde alcazareño ha vuelto a pedir al PSOE "responsabilidad" y que dejen de utilizar este tema "como forma de ganar en las calles, con manifestaciones, encierros e insultos, lo que perdieron en las urnas en las últimas elecciones municipales".

Asimismo, ha considerado una "burla" que quienes hicieron de Aguas de Alcázar "una empresa constructora al margen de la legalidad y llevándola a la ruina" se presenten ahora "como sus salvadores".

"Es la única forma de hacer viable el suministro"

El alcalde, ya en declaraciones a Europa Press, ha defendido que la privatización del servicio de aguas "es la única forma de hacer viable el suministro", y se ha mostrado "satisfecho" con la decisión adoptada por el Ayuntamiento de no llevar a referéndum la privatización del agua.

Respecto a la veintena de personas encerradas en el Ayuntamiento, Diego Ortega ha indicado que, aunque aún no ha podido hablar con ellos, espera que abandonen su encierro "porque tiene que primar el sentido común y la lógica".

"Estas personas ocupan el Ayuntamiento de forma ilegal, espero que recapaciten y abandonen esta actitud, ya que el Consistorio es el espacio de la Democracia", ha asegurado.

Finalmente y tras agradecer el apoyo del PP de Ciudad Real y Castilla-La Mancha al equipo de Gobierno, Ortega ha dicho que están viviendo estos días "con tristeza" por el hecho de que "haya personas que no respeten la decisión de un equipo de Gobierno elegido democráticamente en las urnas".

"Hay quien está usando la crispación y la violencia y no se pueden consentir las actuaciones antidemocráticas de unos pocos", ha asegurado.

Comentarios